Resiliencia Organizacional

Resiliencia Organizacional

La resiliencia organizacional se define como la capacidad que tiene una empresa para anticipar, prepararse, adaptarse al cambio y responder ante situaciones de cambio; con el objetivo no solo de sobrevivir, sino de crecer, ojalá, de forma exponencial.

Es decir que, ante una circunstancia negativa, un problema o un reto, la organización tiene las habilidades adecuadas para responder, tiene la facilidad para adaptarse al cambio, sobrevive a la adversidad; pero además crece como organización, y algo muy importante, tiene la capacidad para anticiparse a dichos retos y prepararse para superarlos.

Y es que en un mundo actual tan competitivo, tan volátil, tan dinámico, tan tecnológico y tan globalizado, la resiliencia organizacional es importantísima para brindarle estabilidad y futuro a las empresas. (Ver También: Marca Empleadora.)

Consejos para Aplicar la Resiliencia Organizacional

Estrategias Dinámicas: se sugiere que cuando se desarrollen estrategias para cualquier área de la empresa, éstas tengan la capacidad de adaptarse a nuevas circunstancias y que sean dinámicas. Es decir, siempre cuenta con un plan B en caso de que algo falle o cambie; este es un paso importante para crear una actitud resiliente entre los trabajadores como parte de la cultura empresarial.

Automatizar: la inversión en tecnología es importante, especialmente si nos ayuda a automatizar los procesos que más se puedan dentro de la empresa. De esta manera, los trabajadores tendrán más tiempo para dedicarle a otras funciones que se centren más en el objetivo empresarial. Por ejemplo, tareas más enfocadas hacia la innovación, la creatividad, solución de problemas, etc.

Mantente Actualizado: el mundo actual cambia con mucha rapidez y la interconexión permite que el cambio se dé en todo el mundo; por eso es que siempre debes estar pensando “un paso más allá”.

No te quedes en la zona de confort, sigue tendencias en el mundo, anticípate a posibles cambios; ayúdate de las estadísticas para saber cómo está cambiando el sector al que perteneces, cómo está cambiando la forma de consumir de las personas, etc.

Mejora el Sentido de Pertenencia: cuando un trabajador tiene un alto sentido de pertenencia hacia la empresa, es un trabajador que va a ser más productivo; de hecho, un estudio demostró que cuando hay sentido de pertenencia la rentabilidad aumenta hasta un 21% y la rotación de personal se reduce hasta un 59%.

Trabaja en aspectos como la igualdad de género, el clima laboral, la marca empleadora, la comunicación organizacional, el employee advocacy; la cultura empresarial, políticas de salud mental, inclusión en el ambiente laboral, entre otras.

Características de una Organización Resiliente

Existen varias características que hacen que una empresa sea resiliente, y son varias, porque se aplican para diferentes departamentos de la organización. Por un lado, se encuentra la planificación y buena gestión financiera, que es la que permite que la empresa tenga un nivel óptimo tanto de su producción como de sus finanzas.

De esta manera, ante una crisis, financieramente la empresa está sólida y pueden ejecutar proyectos de innovación; por ejemplo, desarrollar un e-commerce para vender por Internet, fortalecer la flota para domicilios propios, más publicidad, etc.

Otra característica importante es tener un buen liderazgo y gestión del talento humano, ya está demostrado que los trabajadores motivados y felices son más productivos. Pero, ante una situación de crisis o inestabilidad, ¿cómo hacer para que no se dejen llevar por la incertidumbre?

Ahí debe entrar en acción el buen liderazgo de la empresa, que puede ser desde los mandos altos de toda la organización, como el líder de cada departamento. Los esfuerzos deben estar encaminados a calmar la ansiedad de sus colaboradores, a enfocar los esfuerzos hacia el objetivo en común, a explicar el plan de acción en caso de cambios, etc.

El manejo de la información y la tecnología son una característica muy importante de la resiliencia organizacional, está va muy de la mano con la capacitación constante; pues permite que los trabajadores lleguen a su punto individual más productivo, fomenta la innovación y creatividad que es indispensable en tiempos de crisis. También les permite sacar una ventaja competitiva de las dificultades, abordando las dificultades como retos y no como problemas.

Más Temas de Recursos Humanos AQUÍ

Autora: Isabella Bernal

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!