Hábitos Saludables para Adolescentes

Hábitos Saludables para Adolescentes

Implementar hábitos saludables es muy importante, para los adolescentes lo es aún más, pues durante esta edad no solo el cuerpo se enfrenta a muchos cambios, sino las rutinas diarias que fácilmente pueden afectar la salud. La adolescencia comienza desde los 10 años hasta los 19 años, se le define como el periodo que comienza cuando se acaba la niñez y termina cuando comienza la adultez.

Tener hábitos saludables durante la adolescencia es asegurar una vida más saludable y llena de bienestar, estos hábitos que te vamos a contar son muy fáciles de implementar; es solo cuestión de tener voluntad y querer un cambio positivo en la vida. Llénate de paciencia, para que una acción se convierta en hábito se necesitan mínimo 21 días.

Ver También: Hábitos Saludables para Niños.

Mejores Hábitos Saludables que los Adolescentes pueden Implementar

Rutinas de Alimentación

Este hábito no se trata solo de comer saludablemente, sino de implementar buenas rutinas de alimentación. Esto significa establecer y respetar los horarios de las comidas, no saltarse ninguna comida, procura comer 5 a 6 veces al día, donde 3 son comidas principales y el resto un tipo de snack saludable. La recomendación es llevar en tu bolso o maleta un snack desde casa, con eso evitas comer paquetes o comida chatarra en la calle que son ricas en calorías, grasas y azúcares.

Darte el tiempo necesario para comer es también muy importante, sabemos que los adolescentes, especialmente los universitarios están siempre afanados y cortos de tiempo; pero la hora de la comida debe ser un momento de tranquilidad, hazlo con calma y de manera consciente.

Otro hábito saludable que es muy fácil de implementar es nunca salir de la casa sin desayunar, tu cuerpo necesita las calorías necesarias para cumplir con sus actividades. Procura que sea un desayuno variado, que le aporte al cuerpo vitaminas y proteínas, por eso debe incluir frutas, proteínas, lácteos y carbohidratos como pan integral.

Evita las gaseosas, los refrescos o las bebidas isotónicas, en cambio bebe más agua, es más natural y refrescante; los refrescos y gaseosas, incluso los jugos de fruta procesados contienen mucho azúcar. El agua ayuda a que nuestro riñón funcione mejor.

Ejercicio Frecuente

Es un hábito que se debe implementar en cualquier edad; sin embargo, como los adolescentes tienen un ritmo de vida más activo, es importante que implementen rutinas y pequeños cambios en los que su cuerpo se ejercite.

Pequeños cambios diarios pueden ser, por ejemplo, subir por las escaleras en vez de usar el ascensor; si es posible caminar de la casa al colegio o universidad y viceversa o simplemente caminar 30 minutos al día; aprovechar las clases de educación física para ejercitarse demasiado, etc.

Otros cambios más grandes que puedes hacer es salir a montar bicicleta los fines de semana; inscribirse en torneos de fútbol, baloncesto, tenis, etc; cambiar 30 minutos de televisión o videojuegos por ejercicio de cardio o pesas en la casa, entre otros.

Rutina para Dormir

El descanso es vital para mantener un estilo de vida saludable, los adultos deben dormir al menos 8 horas diarias; así que haz de tu rutina de dormir como algo sagrado. Entendemos que de vez en cuando toque trasnochar para presentar un trabajo, terminar el proyecto o preparar la exposición; pero no permitas que se vuelva rutina.

Para que un sueño sea más reparador te recomendamos tener una cena ligera, acostarte a dormir a la misma hora todos los días, escuchar música relajante y evitar usar un aparato electrónico al menos 30 minutos antes de irte a dormir.

Desconéctate

Controla el tiempo que le dedicas a pasar conectado a Internet, frente al televisor o con los videojuegos. Entre más tiempo que pases frente a una pantalla, mayor es el riesgo de tener una adicción. Estudios han demostrado que pasar mucho tiempo en línea puede deteriorar tu capacidad cognitiva.

Vida sin Excesos

Una vida sin excesos no solo se refiere a no consumir drogas, a reducir el consumo de alcohol o evitar el consumo de cigarrillo. Llevar una vida sin excesos también consiste en evitar las comidas llenas de grasas saturadas, evitar un consumo alto de alimentos procesados y azúcares, así como un exceso de fiestas que te trasnochen.

Ver Más: Vida y Hábitos Saludables

Autora: Bett Guevara

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!