Hábitos Saludables para Estudiantes

Hábitos Saludables para Estudiantes

La época estudiantil es una de las más difíciles de la vida, tanto en la etapa de jardín, la primaria, secundaria y hasta la universitaria. Y es que nos vemos enfrentados a nuevos retos, aprendiendo todos los días cosas nuevas y llevando nuestra energía al límite. Por eso, durante estas etapas es importante mantener buenos hábitos, pero, ¿cuáles son? Aquí te vamos a contar los mejores hábitos saludables para estudiantes, sencillos y muy fáciles de implementar.

Estos hábitos están destinados principalmente a niños y adolescentes entre los 5 años y los 17 años de edad, que, además, de estar en una etapa de constante aprendizaje, están también, en una etapa de crecimiento; por eso es importante implementar y mantener los buenos hábitos para su salud y bienestar.

Ver También: Hábitos Saludables que Debes Implementar Ya.

Mejores Hábitos Saludables para Estudiantes

Ejercicio

La Organización Mundial de la Salud, OMS recomienda que los menores de entre 5 y 17 años deben realizar, al menos, 1 hora diaria de ejercicio o juego en el caso de los niños menores. Y es que hacer deporte no tiene por qué ser aburrido, no se trata solo de correr, trotar por el barrio, ir al gimnasio a hacer cardio o saltar lazo; ejercicio también es bailar, hacer yoga, levantar pesas, nadar, montar en bicicleta, etc.

Caminar es una excelente actividad, para obtener mejores resultados puedes cambiar de ritmo durante la caminata; lo que te recomendamos es que, en la medida en que puedas, cambies el carro por una buena caminata, optes por las escaleras y no por el ascensor y hagas ejercicios de estiramiento todos los días.

Descanso

El ejercicio y el descanso van muy de la mano, resulta que el ejercicio favorece un buen descanso y el sueño reparador. Un niño que jugó durante el día o hizo deporte dormirá mejor. El descanso es muy importante, primero porque los niños continúan su crecimiento aun cuando están dormidos, además porque cuando duermen, el cuerpo vuelve a recargar de energía para las actividades del día siguiente.

Un niño o joven cansado que no tiene sueño reparador, es un estudiante que no va a rendir igual en el jardín, colegio o universidad, van a aparecer problemas de aprendizaje y desarrollo porque la poca energía que tiene el cuerpo la va a emplear en actividades más básicas como respirar, caminar, comer, etc.

Gestión de las Emociones

La gestión de las emociones es de los mejores hábitos saludables para estudiantes y en general para todas las personas que debemos adquirir para toda la vida. Es una habilidad que debemos aprender a desarrollar desde muy pequeños, cuando somos conscientes de nuestras emociones. Se trata de aprender a identificar la emoción que sentimos, controlarla y actuar después de pensar; una técnica muy útil para este proceso es la técnica del semáforo. Consiste en parar, pensar y actuar.

Algunas veces, por no decir, la mayoría de veces actuamos por impulso y esas emociones extremas son un constante desgaste emocional y físico; por eso aprender a gestionar las emociones es una herramienta útil para reducir el estrés en nuestras vidas.

Generalmente gastamos más energía de la que realmente se necesita en ciertas situaciones: esto pasa porque cuando la situación nos genera, por ejemplo, ira o nervios, no sabemos gestionar estos sentimientos y empleamos más energía y esfuerzo en solucionar esos problemas sin pensar primero.

En cambio, con la técnica del semáforo aprendes a que cada vez que sientes una emoción paras, piensas por qué pasó, cómo te sientes, y qué puedes hacer al respecto, y después sí actúas. Aprender a gestionar las emociones ayuda a reducir muchísimo el estrés del día a día.

Alimentación

Durante la época escolar adquirimos muy malos hábitos alimenticios, por ejemplo, la gaseosa es la bebida favorita, las comidas rápidas ricas en grasas y sodios son el alimento diario y ni hablar de las deshoras.

Esto no pasa con los más pequeños porque aún los adultos les controlan su alimentación; sin embargo, para los más grandes cuando tienen más autonomía en su alimentación, la dieta comienza a ser alta en grasa y azúcares y baja en nutrientes.

Si estás buscando una bebida la mejor es el agua, dile no a las gaseosas y las bebidas azucaradas; pero si el agua te parece insípida te aconsejamos beber aromáticas o tés. Para evitar picar con comidas poco saludables te recomendamos llevar siempre contigo una fruta, snacks saludables como frutos secos o granolas y no está mal llevar desde casa una rica ensalada que aporta muchos nutrientes y fibra que nos hace sentir llenos.

Ver Más: Vida y Hábitos Saludables

Autora: Bett Guevara

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!