Hábitos Saludables para Adultos Mayores

Hábitos Saludables para Adultos Mayores

Mantener buenos hábitos saludables en los adultos mayores les asegura una vejez más sana, vital y llena de bienestar. Es importante tener buenos hábitos desde niños, conservarlos durante la adolescencia y mantenerlos en la adultez, para que cuando llegue la vejez sea más fácil aplicar esos hábitos saludables.

Desde la juventud, mantener hábitos saludables como evitar los excesos, tener una alimentación saludable y balanceada y practicar ejercicio con frecuencia, ayuda a que la vejez sea una etapa más saludable y llevadera, aún con los problemas propios de la edad.

Ver También: Hábitos Saludables que Debes Implementar Ya.

Mejores Hábitos Saludables para Adultos Mayores

Alimentación Variada

La alimentación de los adultos mayores debe tener alto contenido de pescado por su gran aporte de ácidos grasos como los omegas y bajo aporte calórico; también debe ser una dieta rica en calcio que ayuda a prevenir la osteoporosis; y preferiblemente incluir alimentos ricos en fibra que ayuden a tener un buen tránsito intestinal; así como verduras ricas en este nutriente; por ejemplo, arroz, pasta y pan integral.

En esta etapa de la vida, se recomienda que los adultos mayores reduzcan el consumo de grasas saturadas; en cambio reemplace la cocción de los alimentos con aceites más saludables como el de oliva, el de aguacate, el de coco o el de sésamo. Estos aceites tienen alto contenido de las grasas insaturadas, es decir las “grasas buenas” que nuestro cuerpo necesita y que debemos brindarlos a través de la alimentación; y, por el contrario, tiene bajo contenido de grasas saturadas.

Ejercicio Físico y Mental

Durante la vejez no solo se debe ejercitar el cuerpo sino también la mente. Procura tener rutinas de ejercicio diarias, una actividad física moderada como una caminata; en general se recomienda que los adultos mayores practiquen entre 2 y 3 horas de ejercicio a la semana. Lo ideal son actividades de bajo impacto para las articulaciones, pero que te mantengan activo; además de caminar puedes ensayar yoga, pilates, bailar o nadar.

En cuanto al ejercicio mental son importantísimos para ejercitar el cerebro y ayudarlo a mantenerse en forma por más tiempo. Los juegos de memoria son los más recomendados, los de lógica también son buenos, otros sencillos como llenar crucigramas, sopas de letras o sudokus son ideales.

Vida Social

Es muy importante para tener una buena salud mental, muchas veces con la llegada de la vejez también llega la soledad. Eso no se puede convertir ni tampoco permitirse, no dejes de estar en contacto con tus amigos y familiares. Sal a comer, a caminar, a tomar algo, a bailar, a cine, a teatro. Si tienes un hobbie encuentra un club en donde varias personas se reúnan, estas salidas sociales son muy importantes, pues nos llenan de bienestar emocional.

El acompañamiento afectivo es muy importante durante la vejez, y no solo se refiere al acompañamiento de la familia, el de amigos y de nuevas personas también es importante. Y es que el bienestar emocional afecta la salud física; una persona feliz será una persona más saludable.

Visitas al Médico con Regularidad

No descuidar la salud hace parte de tener buenos hábitos saludables, no importa si te sientes bien, los chequeos preventivos deben ser una prioridad en la vida del adulto mayor. Especialmente si se sufren enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, colesterol alto, enfermedades cardiovasculares, etc.

Buena Higiene

Una rutina de buena higiene ayuda a evitar muchos problemas de salud como infecciones, problemas dermatológicos o problemas bucales.  Esto también va muy de la mano con mantener un calendario de visitas al médico, por ejemplo, una vez al año ir al odontólogo ayuda a mantener en buen estado la salud bucal.

Las rutinas diarias de higiene también son muy importantes, bañarse, peinarse, arreglarse, perfumarse, ayuda no solo al exterior sino al interior. Es importante dedicarle un buen tiempo a la hidratación de la piel, usar una crema adecuada para el tipo de piel, especialmente la de las manos, rostro y cuello que se han visto más expuestas a las agresiones externas durante toda la vida.

Ver Más: Vida y Hábitos Saludables

Autora: Bett Guevara

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!