Hábitos Saludables para Padres

Hábitos Saludables para Padres

La llegada de un hijo a la casa cambia la vida de todos, especialmente de los padres que se ven enfrentados al cuidado de una nueva persona al 100%, la vida deja de girar en torno a ellos y su relación como pareja para girar en torno a sus hijos. Por eso, te queremos compartir algunos hábitos saludables para padres que les ayudarán a tener una vida más equilibrada.

Se tratan de cambios pequeños en la rutina que sumando uno con otro pueden tener efectos muy positivos en la salud mental y emocional de los papás; incluso cuando se trata de padre soltero o madre soltera. La clave de los hábitos está en encontrar el espacio para dedicarse a uno mismo, así como no descuidar su salud ni bienestar.

Ver También: Hábitos Saludables que Debes Implementar Ya.

5 Hábitos Saludables Recomendados para Padres

Dedícate Tiempo

Si antes de que naciera tu hijo acostumbrabas a hacer mascarillas en la piel, aplicarte tratamientos en el cabello, ir a la barbería, plancharte el cabello, salir a bailar los viernes, hacer ejercicio todos los días, etc; no tienes que dejarlo de hacer, ni tienes por qué cambiar completamente tu rutina. Sí, las cosas van a cambiar, pero no tienes por qué permitir que cambien totalmente.

Y es que no te sientas culpable por querer mantener esas rutinas, ahora eres padre o madre, pero no quiere decir que dejaste de ser tú como persona individual. Ahora lo que pasará es que ya no lo podrás hacer con la misma frecuencia, pero no debes dejar de hacerlo.

Si antes salías a bailar todos los viernes, bueno, ahora te puedes programar para hacerlo solo una vez al mes, si te aplicabas las mascarillas y tratamientos en el día, ahora seguro lo podrás hacer en la noche cuando el bebé ya duerme y tú tienes más tiempo. Es solo cuestión de encontrar el momento adecuado para dedicarte tiempo, no dejes de hacerlo. Arréglate, siéntete bien contigo mismo o misma, usa perfume si eso te gusta, aún si solo vas a estar en la casa.

Desintoxícate de la Rutina

No te sientes culpable por querer un tiempo en privado, exclusivo para ti mismo o misma, eso no está mal ni te hace un mal padre o madre. Al contrario, es que es necesario por el bienestar mental, físico y emocional. De hecho, es un hábito saludable para padres que deben implementar ya.

Los hijos son un regalo de la vida, pero cambian por completo el mundo de los padres y de la familia, llegan para invadir todo tu tiempo, espacio y vida; por eso es importante encontrar esos espacios en los que te puedas dedicar a ti, a tu descanso, a tu belleza, a tu cuerpo, a tu mente.

Así como es obligatorio sacar tiempo para trabajar, para amamantar, para bañar al bebé, para cambiar pañales, para cocinar, para arreglar la casa, para dormir al bebé, etc; haz que también se obligatorio sacar tiempo para ti.

Encuentra algo que realmente te guste y te apasione hacer y encuentra un espacio en el día para hacer, dedícale así sean 10 o 15 minutos diarios, si puedes más, mucho mejor. Por ejemplo, si te gusta dibujar, pintar, escribir, leer, hacer ejercicio, ver una serie, tejer, hacer manualidades, lo que sea, pero encuentra algo que te saque de la rutina, del estrés y de la cotidianidad.

Buena Alimentación

La alimentación es clave para mantener una buena salud, un error frecuente de los padres es que cuando llega el hijo dedicarse por completo a él y descuidarse ellos mismo. No, eso no puede pasar, si descuidas de su salud física, mental y emocional, no estarás completamente bien para cuidar de tu bebé.

Asegúrate de comer bien, mínimo 3 comidas al día, ideal entre 5 y 6 comidas, incluye frutas, verduras, snacks saludables como frutos secos y bebe mucha agua al día. La alimentación es fundamental para darle al cuerpo la energía que necesita para afrontar las actividades del día.

Tiempo para Descansar

Así como es sagrado el tiempo de dormir del bebé, también debe ser sagrado tu tiempo para descansar y dormir. Si sientes que por la noche no estás durmiendo los suficiente, ajusta la rutina de todos en casa, no te sientas culpable por eso.

Comienza, por ejemplo, por acostar a tu hijo 10 o 15 minutos antes, con eso tienes esa posibilidad de ir más temprano a la cama; y ve midiendo si ese tiempo es suficiente o no, puedes ampliarlo si lo necesitas o comenzar a tomar una siesta corta durante el día.

Hábitos Saludables en Casa

Los pequeños hábitos saludables en casa hacen que tengamos una salud emocional más estable, por ejemplo, es importante comer en familia, esos momentos de felicidad llenan el corazón de alegría y es como una recarga emocional para el cuerpo.

Rutinas pequeñas que pueden implementar en casa como: ver todos los viernes una película juntos; armar un rompecabezas juntos los miércoles en la noche antes de ir a la cama; desayunar juntos todos los días; jugar algún juego de mesa por las noches antes de dormir; etc.

Ver Más: Vida y Hábitos Saludables

Autora: Bett Guevara

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!