Técnicas de terapia respiratoria

Definiciones

Terapia convencional: incluye cualquier combinación de las siguientes técnicas: drenaje postural, percusión, vibración y tos asistida. No debe incluir el uso del ejercicio, PEP o dispositivos mecánicos. Requieren de la ayuda de otra persona como un terapeuta o cuidador (45).

Otras terapias: recientemente, se han desarrollado varias alternativas a estas técnicas convencionales que son llamadas terapias autoadministradas.

Éstas incluyen la técnica respiratoria de ciclo activo (CAR), la técnica de espiración forzada (TEF), el drenaje autógeno (DA), la presión espiratoria positiva (PEP), el flutter, la compresión torácica de alta frecuencia (HFCC) y el ejercicio (46).

El drenaje postural con vibración y percusión (terapia convencional) (48), es la terapia más utilizada en pacientes pediátricos y adultos, pero tiene las desventajas del consumo de tiempo, que requiere la ayuda de un fisioterapeuta o un familiar entrenado quien realiza las maniobras, que se deben tener presentes las enfermedades concomitantes como el reflujo gastroesofágico y que, en ocasiones, no es bien tolerada, factores que pueden influir en su cumplimiento.

Terapia convencional: contribuye a la evacuación de las secreciones de las vías aéreas y mejora el flujo de aire mediante la aplicación de maniobras de percusión, vibración y drenaje postural (48).

Ciclo activo de respiración (CAR): es un método activo en el que el paciente moviliza las secreciones bronquiales respirando con una combinación de técnicas de expansión torácica, intercalada con ciclos de espiración forzada (huff, TEF) a volúmenes medios o bajos y ciclos de respiración abdominal tranquila (“relajada”) que se repiten varias veces según las necesidades individuales.

Drenaje autogénico: técnica de higiene bronquial que usa flujos espiratorios a diferentes volúmenes pulmonares basado en que el flujo espiratorio es la fuerza activa que moviliza las secreciones de la vía aérea (48). Debe ser enseñado como terapia adjunta en el drenaje postural y como método de limpieza de secreciones.

Dispositivos de presión de espiración positiva: son aquellos dispositivos que se utilizan de forma complementaria a la terapia respiratoria para limpiar las vías respiratorias, haciendo que el paciente realice una espiración a través de un dispositivo que genera resistencia y presión detrás de las secreciones, entre ellos encontramos:

PEP: mejora y promueve la higiene bronquial evitando el colapso de las vías aéreas pequeñas y el aumento de la presión intratorácica distal por secreciones retenidas. Consiste en una máscara o boquilla con válvulas inspiratoria y espiratoria, que ofrece resistencias variables generando presiones detrás de las secreciones (ventilación colateral) (49). Se recomiendan sesiones de diez a quince minutos tres veces al día.

Se recomiendan los dispositivos de PEP como complemento de la terapia respiratoria por la evidencia en efectividad, bajo costo, seguridad y posibilidad de autoadministración (49).

A capella: combina los beneficios de la terapia PEP oscilatoria durante la espiración (>15 o <15 L por minuto, según los modelos disponibles), para movilizar las secreciones pulmonares. Se basa en el principio de punto de iguales presiones y ventilación colateral. Puede usarse casi en cualquier posición, trabaja independiente de la gravedad.

Flutter: dispositivo que genera presión positiva oscilatoria en la vía aérea, que puede romper los enlaces de las glucoproteínas y otras macroproteínas constitutivas del moco bronquial, disminuyendo sus propiedades visco-elásticas y facilitando la interacción de los cilios y del movimiento del tórax y, por lo tanto, su expulsión con la tos. Se basa en el principio de punto de iguales presiones y ventilación colateral.

Compresión torácica de alta frecuencia (HFCC): es usar un chaleco inflable que cubre el pecho y se conecta por mangueras a un generador de pulsos de aire que infla y desinfla produciendo movimientos repetitivos a diferentes frecuencias (48).

Después de realizar las diferentes técnicas, es importante efectuar espiraciones forzadas (huff) y tos, para facilitar la expulsión de las secreciones.

Diagrama de flujo para la investigación y tratamiento de la enfermedad hepática asociada a fibrosis quística

Tratamiento de la enfermedad hepática asociada a fibrosis quística
Tomado y modificado de: Debray D, Kelly D, Houwen R, Strandvik B, Colombo C. Best practice guidance for the diagnosis and management of cystic fibrosis-associated liver disease. J Cyst Fibr. 2011;10:S29-36.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!