Consejos para Mejorar las Habilidades Comunicativas

Mejorar las Habilidades Comunicativas

Las habilidades comunicativas son una competencia para la vida muy importantes, pues es una habilidad que nos sirve tanto a nivel personal como laboral o académico. Estas habilidades comunicativas, no solo se refieren a la capacidad de comunicar o transmitir un mensaje, pensamiento, opinión, emoción o sentimiento; sino, además, de hacerlo de manera clara, contundente, eficaz y asertiva. (Ver También: Cómo Ser más Asertivos.)

De hecho, las habilidades comunicativas están compuestas, por al menos, 12 aptitudes, que una a una puedes trabajar, para potenciar tus habilidades. Estas aptitudes básicas son: asertividad, empatía, contacto visual, tener en cuenta el punto de vista de la otra persona; coherencia entre el mensaje y la emoción, escuchar lo que realmente nos dicen, capacidad para negociar, no estar a la defensiva, el humor; además detectar los momentos incómodos en la otra persona y cambiar los nervios por preguntas.

Al trabajar estas aptitudes básicas lograremos mejorar nuestras habilidades comunicativas, y es que cada una tiene una importancia dentro del proceso de comunicación. La asertividad y la empatía, además de ayudar en una comunicación, también son competencias para la vida que debemos desarrollar y potenciar en todo momento de nuestras vidas.

Otros pequeños cambios en los que puedes trabajar o mejorar para tener una comunicación más asertiva es el contacto visual; ayuda a que la conversación fluya pues logra una mejor conexión entre las personas, genera confianza y seguridad.

Si tiendes a no mantener el contacto visual por pena o timidez, comienza de a poco, ensaña por 30 segundos, luego por 1 minuto; y ve aumentando el tiempo en la medida en que te sientas cómodo, hasta lograr mantener una conversación con contacto visual.

Mejores Consejos para Mejorar las Habilidades Comunicativas

Escucha Más

Este consejo es clave para mejorar nuestras habilidades comunicativas, primero, porque nos aseguramos de entender el mensaje; segundo, porque nos permite comprender el punto de vista de la otra persona, que es una de las habilidades básicas; y tercero, porque le demuestra respeto a la otra persona, lo que genera, a su vez, empatía.

Muchas veces hablamos antes de pensar, o hablamos simplemente por el acto instintivo de responder; o respondemos con base en lo que creemos que la otra persona piensa (sin saberlo en realidad). Practica la escucha activa, te darás cuenta cómo fluye mejor la conversación; lo puedes hacer, haciendo preguntas para ver si realmente comprendiste lo que quiso decir, mostrando reacciones a lo que te están diciendo, etc.

Comunicación No Verbal

Muchas veces pensamos en qué decir y buscamos las palabras más precisas para comunicarnos, pero se nos olvida el lenguaje no verbal; y comenzamos a adoptar posturas, gestos y tonos que pueden ir en contravía del mensaje que queremos transmitir.

El lenguaje no verbal es muy importante para complementar la comunicación, revisa el tono que usas el hablar, el volumen que empleas, la postura que asumes, los gestos que haces con tu cara y manos. La idea es que este lenguaje complemente lo que estás diciendo con las palabras y no que lo contradiga. (Ver También: Gestión Emocional.)

Por ejemplo, quieres llamarles la atención a tus hijos porque no hicieron caso y quieres hacerlo de manera tranquila; buscas las palabras más adecuadas, pero a medida que avanza la conversación comienzas a levantar la voz hasta llegar a gritarlos. Ahí, en ese punto el mensaje en palabras se perdió y ahora tus hijos solo oyen (no escuchan) tus gritos.

En cambio, cuando vas acorde entre tus palabras y tu lenguaje no verbal, la comunicación será más exitosa. Además de usar las palabras adecuadas, debes decirlas de manera tranquila, con autoridad, pero sin gritar; tampoco asumiendo una postura en la que los niños se sientan intimidados, etc.

No Interrumpas

Además de ser un acto de total irrespeto, rompes la fluidez de la conversación y le demuestras a tu interlocutor que no te interesa lo que está diciendo; y que quieres controlar la conversación. Si tiendes a interrumpir las conversaciones, trabaja hasta reducirlo al máximo, a veces es inevitable, pero trabaja para que sea lo menos posible.

Habla en Positivo

Es una clave súper importante para mejorar nuestras habilidades comunicativas, se trata de pensar en positivo para lograr hablar en positivo. Es decir, no es lo mismo decir: “está bien el copy, pero no me gustó el diseño”; a decir: “está bien el copy, qué tal si ensayamos este cambio en el diseño”.

Evita usar palabras que le den un contexto negativo a la conversación, en cambio habla en positivo y finalmente transmites el objetivo del mensaje; que, en el ejemplo anterior, es hacer cambios en el diseño. Al hacer este cambio, de hablar en positivo, nuestro interlocutor no se sentirá atacado; y en cambio, estará más abierto a hacer los cambios propuestos, viendo la situación de manera positiva.

Más Temas de Competencias para la Vida AQUÍ

Autor: Agustín Guevara

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!