¿Cómo Ser más Asertivo?

Ser Asertivo

Ser asertivo es una habilidad social muy importante en la vida, no importa la etapa, el rol que desempeñemos, el entorno o el contexto. Esta habilidad nos permite tener comunicaciones más asertivas en la vida, esto, además de ayudarnos a comunicar eficazmente, también nos ayuda a desarrollar nuestra seguridad y confianza.

La asertividad se puede definir como la capacidad o la habilidad para transmitir un mensaje eficaz, claro y certero, sin llegar al extremo de ser agresivo o de ser pasivo. Es decir que, por medio de un mensaje asertivo, podemos transmitir nuestros pensamientos y emociones sin ser demasiado permisivos, frágiles o pasivos para anteponer las necesidades de otros a las nuestras; ni demasiado agresivos como si nos estuviéramos imponiendo.

¿Cómo Dar un Mensaje más Asertivo?

Si ya eres consciente de la importancia de la asertividad en las diferentes relaciones personales y quieres comenzar a ser más asertivo a través de tu comunicación; es importante entonces conocer los 4 pasos de un mensaje asertivo.

Conocerlos ahora te ayudará a estructurar mejor tu mensaje para tengas más asertividad a la hora de comunicarte; verás cómo te ayuda a tener comunicaciones más claras, honestas, sin ser muy agresivo ni muy permisivo con tus necesidades.

1. Hechos: este primer paso es súper importante, se trata de describir los hechos lo más específico posible, pero sin juzgar. En un ejemplo, puede ser que describas la conducta o el comportamiento de alguien que no te gusta o no cumple con las normas del lugar.

2. Sentimientos: en este segundo paso mantener la calma es muy importante para ser asertivo. Luego de describir los hechos es momento de que le expliques a tu interlocutor cómo te sientes respecto a ese comportamiento. No te de pena hablar de tus emociones, explica por qué te sientes, por ejemplo, frustrado, ansioso, triste, preocupado, estresado, etc.

3. Consecuencias: el tercer paso de un mensaje asertivo es contarle a la otra persona o interlocutor cuál es la consecuencia de ese comportamiento. Sé lo más detallado posible y habla de todas las consecuencias posibles, no solo las que te afectan a ti, sino a otras personas, a una situación, al entorno, etc.

4. Solución: finalmente debes expresar cuál es tu propuesta para solucionar esa situación que está generando el conflicto, la molestia o inconformidad. Esto es tan importante como los tres pasos anteriores, porque las personas suelen responder mejor ante situaciones con propuestas positivas, que situaciones en las que solo escuchan cosas negativas.

Es importante aclarar que un mensaje asertivo no solo es útil y necesario en situaciones de contexto negativo; también se puede aplicar para comunicar mensajes positivos, como de felicitación, reconocimiento, etc.

Consejos para Ser Asertivo

1. Siéntete confiado y seguro de expresar tu opinión, comienza por situaciones cotidianas, por ejemplo, elegir qué película quieres ver, a dónde quieres ir a almorzar, qué centro comercial quieres visitar, etc. Recuerda, no se trata de decir, “no quiero ir a ese restaurante”, sino más bien: “ese lugar me gusta, pero ya hemos ido, me gustaría mucho conocer el nuevo restaurante…”

2. Entender que la gente no puede saber lo que tú piensas o sientes sin que se los digas es primordial para comenzar a ser más asertivos. Y es que muchas veces damos por sentado ciertas cosas, y la realidad es que, si nunca lo hemos expresado, pues no podemos confiarnos de ello.

Asumir que las otras personas entienden cómo nos sentimos, qué esperamos, qué opinamos, etc, puede generar muchos sentimientos de frustración, ira, decepción; que pueden ser evitados cuando hablamos clara y sinceramente.

3. Aprender a decir no es una excelente forma para ser más asertivos; de hecho, la asertividad también se basa en no poner las necesidades de otros por encima de las propias. Con los 4 pasos para dar un mensaje asertivo te será más fácil decir que no, pero sin ser agresivo.

4. Manejar la frustración también es importante para lograr ser más asertivos, es importante saber reaccionar cuando recibimos una negativa o una mala actitud a nuestro mensaje. Lo mejor es mantener la calma y encontrar una solución que beneficie a ambas partes; las técnicas de negociación son muy útiles también.

Más Temas de Competencias para la Vida AQUÍ

Autor: Agustín Guevara

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!