Cómo Tener más Autoconfianza

Tener Autoconfianza

La confianza en uno mismo o la autoconfianza es la capacidad que tiene una persona de sentirse seguro de sí mismo, de creer en sus habilidades y capacidades; sin caer en la arrogancia o prepotencia, al contrario, se trata de ser realista y humilde con las destrezas que se tengan. Tener autoconfianza es una competencia para la vida muy importante, que desde niños se debe comenzar a desarrollar en todas las áreas de la vida.

Y es que la falta de confianza afecta el estilo de vida y las relaciones interpersonales; por ejemplo, una persona que no tenga autoconfianza será una persona a la que le costará más dar inicio a una conversación; adicionalmente la falta de confianza propicia la falta de liderazgo, la baja autoestima, impide el desarrollo adecuado de las habilidades comunicativas y por ende otras habilidades sociales. (Ver También: Gestión Emocional.)

Consejos para Tener Autoconfianza o Aumentarla

Re-entrena tu Mente

Cuando digas “no soy capaz”, “no puedo hacerlo, “no sé hacer eso”, cambia tu pensamiento y en vez de pensar en negativo, comienza a pensar en positivo. Si no lo sabes hacer di: “yo aprendo a hacerlo”, si sientes que no eres capaz di: “yo puedo hacerlo”, “lo voy a hacer”, “soy capaz de hacerlo”, “puedo hacerlo con ayuda”.

Recuerda que pedir ayuda no está mal y, por el contrario, ser capaces de reconocer cuáles son nuestras habilidades y debilidades es un signo de autoconfianza; pues no sentimos temor de mostrar nuestra realidad.

Comienza con Pasos Pequeños

Haz una lista de las cosas que te gustaría hacer o decir que por falta de confianza en ti mismo no te animas a hacerlo. Organízalo de menor a mayor y comienza con las cosas más pequeñas, así te vas llenando de más seguridad hasta llegar a las cosas más grandes.

Por ejemplo, quieres participar más en clase, pero no te sientes segura de la respuesta que vas a dar. Lo que puedes hacer es estudiar y prepararte más, y en la próxima clase lánzate a responder, no importa que la respuesta sea correcta o no; aquí lo importante es que ya diste el paso y te vas a dar cuenta que no pasa nada grave si estás en lo correcto o no. A la próxima vez, va a ser más fácil que te animes a participar.

Este consejo es muy interesante, porque puede resultar de dos formas como lo acabamos de mencionar. Una es que tu respuesta sea correcta y des un gran paso para tener más autoconfianza y te motivará aún más a dar los siguientes pasos.

Pero la otra es que la respuesta sea incorrecta, en esa situación no te puedes desmotivar ni sentir vergüenza, al contrario, le debes sacar todo lo positivo a la situación. Por ejemplo, que hiciste algo que antes no habías hecho que fue levantar la mano y responder, incluso, si quieres comparar, pensar en tú fuiste capaz de arriesgarte y tus compañeros no. (Ver También: Cómo Ser más Asertivos.)

Reconoce tus Debilidades y Fortalezas

Es un ejercicio muy interesante, porque cuando realmente queremos trabajar en nuestra autoconfianza, debemos trabajar tanto en las fortalezas como en las debilidades. Por ejemplo, si eres bueno en matemáticas, seguro que esa clase te aumenta tu confianza, te gusta hacer esas tareas y participar en clase; y eso está bien, no hay que dejarlo.

Pero llegó la hora de historia y sabes que esa clase es una debilidad, cuando tienes autoconfianza estás en la capacidad de asumir el reto y mejorar tus habilidades en esa clase. Normalmente, una persona con una baja confianza, se retraería en esa clase, no participaría y la hora de hacer esas tareas sería una tortura. Re-entrena tu mente para esas cosas que no te gustan, esfuérzate más hasta convertir esa debilidad en una fortaleza.

Acéptate y Acepta a los Demás

Entender la diversidad es demasiado importante para construir nuestra confianza. Cada una de las personas tiene sus debilidades y fortalezas, tiene su personalidad, virtudes, valores, habilidades y defectos; no debes sentir ni vergüenza ni temor de mostrar lo que en realidad tú eres, si quieres tener más autoconfianza, debes ser auténtico, no aparentar ni esconderte.

Pero cuidado, si quieres cambiar algo que no te gusta de tu personalidad, de forma de ser, o de tu cuerpo, hazlo; no porque seas procrastinador y sea tu forma de ser tienes que serlo toda la vida. Lo importante es que, si vas a cambiar, lo hagas por ti, porque quieres un cambio en tu vida y comprendes que será un cambio positivo.

Características de una Persona con Autoconfianza

Si te consideras una persona segura de sí misma y con la confianza en alto, te vamos a contar algunos rasgos característicos; que te ayudará a determinar si realmente eres una persona con autoconfianza o necesitas trabajar en algún aspecto.

Una persona con autoconfianza tiene la capacidad de decir “no” y va acompañado de la capacidad de ser más asertivos al comunicarse; no sienten temor de negarse o rechazar alguna propuesta y tampoco fabrican excusas, sino que hablan de manera directa.

Otra virtud importante de las personas con autoconfianza es que no basan sus triunfos en las derrotas de otros, tampoco se comparan con los demás y no tienden a juzgar a las personas. Adicionalmente, las personas con seguridad en sí mismas se caracterizan porque no buscan llamar la atención; generalmente tienen la actitud más apropiada para las diferentes situaciones y son personas que saben que los hechos dicen más que mil palabras.

Finalmente, la gran característica de la autoconfianza, pero que no es tan fácil de alcanzar, es cuando tu felicidad depende de ti mismo; y no se ve afectada por la opinión de otras personas sobre tus logros o tu vida.

Más Temas de Competencias para la Vida AQUÍ

Autor: Agustín Guevara

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!