Comparación del Régimen Disciplinario Deportivo sobre la Sanción por Simulación

Realizaremos un estudio comparado sobre las sanciones por simulación que pueden imponer las comisiones disciplinarias de las distintas federaciones nacionales, a los jugadores que realicen este tipo de conductas.

A manera introductoria, nos parece importante primero hacer énfasis en que las sanciones disciplinarias por simulación, se rigen por las Reglas de Juego de la IFAB (International Football Asociation Board). En el artículo 12 de dichas Reglas, se establece que: “Será amonestado el jugador que intente engañar al árbitro simulando haber sido lesionado y objeto de una infracción”.

Ahora bien, ¿por qué las Reglas de Juego de la IFAB aplican para Colombia? Esto debido a que la Confederación Suramericana de Fútbol (CONMEBOL) y la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) aceptan los estatutos de la FIFA, en los cuales se les da completa validez a las Reglas IFAB.

En ese orden de ideas, empezaremos el estudio comparado por la Federación Nacional en donde se creó el fútbol, Inglaterra. En la FA, hasta hace un año no existían sanciones por simulación. Sin embargo para el inicio de la actual temporada, la FA decidió imponer una sanción de dos partidos inhabilitado a un jugador que simule un penalti o una expulsión. En caso que la Comisión Independiente de la FA, constituida por 3 miembros de manera unánime decidan que el jugador es merecedor de sanción, la impondrán al jugador que haya tenido dicha conducta en un partido oficial. Al respecto, el primer jugador sancionado con esta medida fue el delantero senegalés del Everton, Oumar Niasse, por haber simulado un penalti.

Como lo pudimos observar, en Inglaterra no existe sanción económica para un jugador que haya simulado un penalti o una falta, caso contrario a la Federación Francesa de Fútbol, en donde el jugador puede ser objeto de una sanción económica que oscila entre los 17 y 200 euros, dependiendo la gravedad de la conducta.

Un poco más de valor tiene la sanción por simulación en España, donde la RFEF impone una sanción de amonestación y una multa de hasta 602 euros por realizar esta conducta irreglamentaria.

Ahora bien, en CONCACAF, más específicamente en la Federación Mexicana de Fútbol, se establece que el jugador que engañe al Cuerpo Arbitral por simular que recibió una falta o le ocurrió una lesión, haciendo incurrir a un árbitro en un error de juicio arbitral, será sancionado dependiendo la gravedad de su conducta. Por ejemplo, si el engaño genera un beneficio directo a su club en el resultado del partido será suspendido por un partido y obligado a pagar una multa entre los 7.254 y los 24.180 pesos mexicanos. Si por otro lado la simulación resulta en una expulsión del equipo contrario y es la primera vez que el jugador tiene una conducta, se pagarán 90 días de salario mínimo, es decir sanción hasta los 7.254 pesos mexicanos aproximadamente. Si el jugador es reincidente en el mismo torneo por una simulación que resulta en una expulsión, la sanción será la misma entre los 7.254 y los 24.180 pesos mexicanos aproximadamente.

Por otro lado, en Estados Unidos el Comité Disciplinario de la MLS, podrá suspender a un jugador a su arbitrio dependiendo de la gravedad de la simulación, es decir, dependiendo si la simulación conllevó a amonestación, expulsión, penalti o gol.

Respecto a Suramérica, en Argentina según el Reglamento de Transgresiones y Penas de la AFA, el artículo 187 de dicha Reglamentación se realizará una suspensión de dos a cuatro partidos, al jugador que con gesto o actitudes tienda a inducir a error al árbitro o al asistente, simulando estar lesionado o haber sido lesionado. Sin embargo el Reglamento no hace referencia a multas por simulación.

En Chile, un jugador que simule o magnifique una infracción induciendo al árbitro a cometer un error, podrá ser suspendido entre 1 y 3 fechas dependiendo la gravedad de la infracción.
Por último, en Colombia el Código Disciplinario de la FCF, el cual es aplicado por el Comité Disciplinario de Campeonato (1ra instancia) y la Comisión Disciplinaria (2da instancia) de Dimayor, establece en su artículo 64 una suspensión de 2 a 3 semanas y una multa entre los 46 y los 63 millones de pesos aproximadamente al jugador que actúe con intención de causar una decisión incorrecta de un oficial de partido o contribuir en un error de juicio y en consecuencia hacerlo adoptar una decisión incorrecta.

Como lo podrán observar, la sanción por simulación en Colombia es absolutamente desproporcional a las sanciones en distintas asociaciones nacionales alrededor del mundo. Una multa de 46 millones de pesos para un jugador colombiano que normalmente se gana mensualmente entre 1 y 4 millones de pesos es totalmente discordante con la realidad del fútbol colombiano. Las sanciones por este tipo de conducta además de desfavorecer al jugador perdiéndose entre 2 y 4 fechas, es una multa que no alcanza a pagar ni en todo un año de trabajo. Es por eso que la Federación Colombiana de Fútbol debería cambiar esta reglamentación que transgrede totalmente la esencia de la norma disciplinaria, la cual si tiene como objeto sancionar una conducta reprochable, pero no imponer una multa que excluye el mínimo vital de un jugador.

Para mayor información contactarnos al correo electrónico [email protected]

Carlos Alberto Buitrago Londoño
Abogado Asociado
GHER Asociados
Twitter: @gher_asociados
Anterior Siguiente

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!