¿Por Qué Subimos de Peso?

la obesidad

La obesidad se define como el aumento de las reservas energéticas del cuerpo en forma de grasa, dando como incremento la cantidad de tejido adiposo en el cuerpo. En la mayoría de los casos la causa es clara: SE COME MÁS DE LO QUE EL CUERPO ES CAPAZ DE QUEMAR.

SOBREALIMENTACIÓN + FALTA DE ACTIVIDAD FÍSICA = GANANCIA DE PESO

Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen personas con mayor tendencia al sobrepeso que otras (herencia genética). Otros factores que pueden conducir a tener sobrepeso son algunas alteraciones metabólicas (tiroides) o el consumo de ciertos medicamentos.

Piensa que para hacer EJERCICIO NO siempre es necesario estar en un GIMNASIO sino que basta con MOVERSE MÁS durante nuestras actividades diarias. 

Pero sin importar el caso, el sedentarismo es un mal que nos rodea a todos, ya que los avances tecnológicos y el uso de los transportes han provocado que nos movamos mucho menos para realizar las actividades de la vida diaria.

Tipos de Obesidad

Se puede clasificar la obesidad por 4 factores: dependiendo de la distribución corporal de la grasa, según el índice de masa corporal, según la causa y otros factores.

Distribución Corporal de la Grasa

La obesidad androide (forma de manzana) es aquella en la que la grasa se localiza en el tronco (región abdominal). Es más frecuente en hombres y sus complicaciones implican un mayor riesgo cardiovascular.

La obesidad ginoide (forma de pera) es aquella en la que la grasa se localiza en caderas, glúteos y muslos. Es más frecuente en mujeres.

Según el IMC

El Índice de Masa Corporal, es la medida que nos indica el porcentaje de grasa corporal que tiene una persona según la relación de su estatura y peso. Este dato se obtiene de dividir el peso en kilos sobre la estatura en metros al cuadrado (es decir que multiplicas dos veces la estatura en metros).

1. Normopeso: 18.5 a 24.9
2. Sobrepeso: 25 a 29
3. Obesidad Grado 1: 30 a 34
4. Obesidad Grado 2: 35 a 39,9
5. Obesidad Grado 3: 40 a 49,9
6. Obesidad Grado 4 a Extrema: mayor 50

Según la Causa

Dentro de esta clasificación, se tienen a su vez, 8 factores de riesgo:

Genética: es de las más comunes, las personas con obesidad genética tienen predisposición para tener obesidad.

Por desajuste: resulta que, al producirse un desajuste en el mecanismo de la saciedad, las personas nunca se sienten llenas por lo que siempre tienen la necesidad de estar comiendo.

Dietética: se refiere a la obesidad producto de una mala alimentación, especialmente de alimentos con alto valor calórico, junto con una vida de sedentarismo.

Nerviosa: personas que sufren de hiperactividad o padecen problemas psicológicos pueden sufrir de este tipo de obesidad. Se produce cuando el sistema nervioso central del cuerpo altera los mecanismos de saciedad. Por tal razón, es que personas que sufran de ansiedad pueden comer de más.

Por consumo de medicamentos: antidepresivos o corticoides son algunos de los medicamentos que pueden producir acumulación de grasa o retención de líquidos que produzca obesidad.

Enfermedades endocrinas: aunque es muy poco frecuente, sí puede ocurrir, se debe a enfermedades endocrinas como hipotiroidismo o hipercorticismo.

Defecto termogénico: en este caso, el cuerpo no quema las calorías de forma adecuada, por lo que el cuerpo siempre va a estar consumiendo más calorías de las que quema; sin embargo, este tipo de obesidad es muy poco frecuente.

Obesidad cromosómica: se relaciona al origen cromosómico de personas que sufren síndrome de Turner o de Down.

Otros Factores

La obesidad se puede clasificar también como primaria cuando existe un desequilibrio entre la ingesta de alimentos y el gasto enérgico. Secundaria cuando la obesidad es producto de una enfermedad, que provoca el aumento de la grasa corporal. Hipertrófica se relaciona al aumento del volumen de adipocitos e Hiperplásica cuando se presenta un aumento en el número de células adiposas.

Más Temas de Nutrición AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!