Dieta South Beach

Dieta South Beach

La dieta South Beach es una dieta baja en carbohidratos que tiene como premisa ayudarte a perder peso de manera rápida, pero sostenible. Si bien, es una dieta que restringe el consumo de carbohidratos, no es tan estricta como otras y estimula el consumo de grasas saludables y proteínas.

¿Cuál es la clave de reducir el consumo de carbohidratos? Porque de esta manera, el cuerpo comienza a gastar las reservas de grasa como energía para el funcionamiento del cuerpo; recuerda que los carbohidratos en el cuerpo se convierten en calorías que son las encargadas de darle al cuerpo la energía necesaria para las actividades del día.

Ver También: Dieta Nórdica.

¿En Qué Consiste la Dieta South Beach?

Aunque el principal objetivo de la dieta es bajar de peso, una de las características más importantes es que es una dieta sostenible a largo plazo. Es decir, hay dietas que son muy estrictas y prometen bajar 3 kilos en una semana, pero que al ser tan restrictivas no son viables a largo plazo.

En cambio, esta dieta no es tan restrictiva, ofrece diversidad de alimentos entre los que se encuentran las proteínas magras, los carbohidratos complejos y las grasas saludables; esto permite que sea una dieta sostenible a largo plazo, tanto para los que quieren bajar muchos kilos de peso, como para los que quieren bajar y mantenerse evitando el efecto yoyo.

Proteínas Magras

Estas proteínas son las que contienen menos grasas, por ejemplo, la carne de pollo y pavo son más magras en comparación con la carne roja. Otro ejemplo de proteína magra es el pescado blanco que tiene 5% menos grasa sin afectar la calidad de su proteína. Los huevos y los lácteos también se consideran proteínas magras.

Carbohidratos Complejos

Estos tipos de carbohidratos se encuentran en los granos enteros, fríjoles, hortalizas y guisantes, se convierten en glucosa en el cuerpo, indispensable, por ejemplo, para el funcionamiento del cerebro y las células.

La diferencia entre los carbohidratos complejos y los simples, es que los complejos aportan vitaminas, fibra y minerales; en cambio los simples pueden aportan también nutrientes en una menor cantidad, pero aporta gran cantidad de azúcares refinados.

Grasas Saludables

Resulta que no todas las grasas son malas y el cuerpo necesita grasa, existen 3 tipos de grasas: las no saturadas, las trans y las saturadas. Las grasas saludables son las grasas no saturadas, es el tipo de grasa que se encuentra en alimentos como los frutos secos, en el pescado, las semillas y algunas verduras, también es la grasa que viene en el aguacate, en el aceite de oliva, en el aceite de canola, etc.

Fases de la Dieta South Beach

Fase 1

Esta primera fase está compuesta por dos semanas muy estricta en la que se busca que elimines de tu dieta todos los carbohidratos simples y alimentos con alto contenido de azúcar para comenzar el proceso de pérdida de peso.

En esta fase tampoco deberás consumir jugos de fruta pues le aporta el cuerpo mucha fructosa (el azúcar de las frutas), es mejor consumir una fruta sola, tampoco es permitido el alcohol pues su aporte calórico es alto. Tampoco podrás comer pan, pasta y arroz. En cambio, sí podrás consumir muchas verduras, aguacate, semillas, nueces, proteína magra y alimentos lácteos con bajo contenido de grasa.

Fase 2

La segunda fase de la dieta South Beach es menos restrictiva que la primera pes ya puedes comenzar a incluir alimentos eliminados anteriormente, pero en su versión integral pues se busca una pérdida de peso a largo plazo. Deberás consumir más verduras, frutas, pan, arroz y pasta integral. Los alimentos con alto contenido de azúcares siguen restringidos.

Fase 3

Esta fase es tal vez la más importante de toda la dieta South Beach porque es la fase de mantenimiento, la idea es que continúes con los mismos principios, es decir una dieta baja en carbohidratos y con alto consumo de vegetales y proteína magra.

Lo importante de seguir el tiempo de cada fase, es que nuestro cuerpo logra “desprenderse” de esos alimentos que no son buenos; una vez nos “obligamos” a dejarlos, ya después nuestro cuerpo no va a sentir la necesidad de consumirlos.

Por ejemplo, las gaseosas deberían quedar por fuera de la dieta, en cambio la reemplazas por agua o limonada natural, en esta fase ya tu cuerpo no va a querer tomar más gaseosa y eso es la fase de mantenimiento.

Ahora, tampoco se trata de que nunca más podrás comer un postre o solo comer pasta integral, la idea es que mantengas estos buenos hábitos la mayor parte del tiempo y de vez en cuando te des esos “antojos” que no te permitan subir ese peso que ya habías logrado bajar.

Más Temas de Nutrición AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!