Obiturio, Académico Edmond Chediak Atia

 

Luis Eduardo Fandiño Franky1 

Académico Edmond Chediak AtiaEl académico Edmond Chediak Atia murió en Cartagena el sábado 12 de agosto de 2017. Chediak nació en Ibagué, pero con ascendencia libanesa, fue odontólogo de la Universidad Javeriana, especialista en oncología oral; hizo estudios de historia del arte y de humanidades en la Universidad de los Andes.

Desarrolló la mayor parte de su vida profesional en el Instituto Nacional de Cancerología (1960- 2002). Allí fundó el Departamento de Odontología, innovó nuevas técnicas para tratar a los pacientes afectados por cáncer oral, que mejoraran las defor- midades que ocasiona la neoplasia. Fue profesor en las universidades Javeriana, El Bosque y la Nacional. Fue condecorado con la Placa de Plata por la Federación Odontológica Colombiana; a su vez, el Instituto Nacional de Cancerología le otorgó el Botón de Oro. Publicó artículos sobre odontología y cáncer en la cavidad oral. Fue miembro corres- pondiente de las academias Nacional de Medicina y de Cartagena. Entre sus libros publicados están Manual para Odontólogos, Tres médicos árabes, Breve historia de la Oncología.

Fue una persona sustancialmente buena, pro- fesor excelente, amigo del alma, investigador de primera línea, admirado por alumnos y profesores, y dedicado con pasión amorosa a sus necesitados pacientes que requerían ser reconstruidos, víctimas de las terribles secuelas del cáncer.

El Doctor Edmond Chediak vivió con plena felicidad su vida familiar, disfrutó al máximo el honorífi co grado de académico de la Academia Nacional de Medicina, ofreció siempre una amistad sincera, plena de desinterés y afecto.

El doctor Chediak dedicó su vida productiva a consentir con sus enormes capacidades a seres dignos para sacrifi car por ellos su vida: los deformes pacientes mutilados por la enfermedad oncológica buco maxilar.

De todo corazón acompañamos a su familia en este paso inevitable, sagrado y misterioso hacia la eternidad. Para el país, sus amigos y para las colonias libanesas de Bogotá y Cartagena, se trata de una gran pérdida.


1 Miembro Correspondiente de la Academia Nacional de Medicina.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!