Gato Ragdoll

Gato Ragdoll: Si buscas un gato dócil, casero, tranquilo y que le guste la compañía, esta es la raza ideal para ti. Los gatos ragdoll se caracterizan por su docilidad, son calmados, muy domésticos y dependientes de sus amos. Adoran a sus dueños y no les gusta estar solos. Raramente maúllan, por lo que cuando lo hacen hay que estar pendientes.

Son gatos grandes, de cuerpo largo y musculoso, sus patas traseras son ligeramente más largas que las patas delanteras, cabeza ancha y hocico redondeado y largo. Sus ojos son grandes y azules, tienen cola larga, gruesa en la base y muy tupida.

El gato ragdoll es un gato de pelaje largo o semilargo por lo que sus cuidados deben ser altos para que su pelo no se enrede, se debe peinar de preferencia todos los días para evitar también las bolas de pelos. Su pelo puede ser de color café, grisáceo, chocolate, crema o rojizo.

Los ragdoll suelen ser razas sanas y fuertes, su peso suele estar para machos entre 6 y 9 kilos y en las hembras entre 4 y 7 kilos y tienen una expectativa de vida de cerca de 11 a 15 años. Su origen viene de cruces selectivos con razas como la siamesa, la persa y la birmana y se remonta a la década de 1960 en California.

Comportamiento del Gato Ragdoll

Su comportamiento es muy cariñoso. Es capaz de relajar completamente su cuerpo cuando lo alzan, es muy consentido como un perro. Le gusta estar encima de su dueño, que le acaricien la espalda, te acompañan por toda la casa y también sale a saludar cuando llegas. Incluso también le gusta jugar a atrapar cosas como la pelota.

Estos gatos le hacen honor a su nombre Ragdoll que en español significa “muñeca de trapo”. De hecho por su personalidad tranquila y dócil, hacen parte de terapias para personas de la tercera edad, pues transmiten tranquilidad y mejoran su estado anímico.

>> Más Razas de Gatos AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!