Enfermedades Dentales más Comunes en Gatos

Enfermedades Dentales en Gatos

Así como nosotros tenemos unos hábitos de higiene en nuestra boca, también debemos tenerlos con nuestros gatos para prevenir enfermedades bucales. La boca es una de las partes más sensibles del gato, por eso aquí te contamos los síntomas más frecuentes de problemas dentales que puede presentar tu gato para que te alertes y acudas al veterinario.

Enfermedades Dentales en Gatos

Placa Dental:

Es el problema más leve que puede presentar el gato, aunque no menos grave pues dejar avanzar este problema puede desencadenar en más enfermedades.
La placa dental es una película que se forma encima de los dientes acumulando exceso de bacterias.

Para prevenirlo es importante cepillar los dientes del gato, además en el mercado puedes encontrar snacks pensados para contribuir con la limpieza de los dientes.

Sarro:

Es la forma avanzada de la placa dental, lo puedes identificar porque se convierte en una placa amarilla, generalmente aparece en los incisivos, molares y premolares. En este punto es necesario la intervención del veterinario para realizar un detartraje que requiere anestesia, pues el estado avanzado del sarro puede provocar la pérdida del diente. Por eso para no llegar a este punto, es importante incorporar hábitos de higiene dental en nuestro gato.

Resorción:

Es la inflamación de los tejidos que cubren el diente, esto conlleva a romper el diente o incluso su pérdida total. Es una enfermedad muy dolorosa, incluso el gato puede dejar de comer por el dolor que tiene. Un babeo excesivo también es un síntoma de esta enfermedad. Se presenta frecuentemente en gatos mayores.

Es necesario el diagnóstico de un veterinario, para que pueda formular analgésicos, antibióticos y determinar de ser necesario, la extracción del diente.

Gingivitis:

Es una de las enfermedades Dentales en Gatos más comunes pero no la menos grave. Se trata de la inflamación de la encía, se puede identificar porque la zona afectada está enrojecida, ésto se puede desencadenar por la acumulación de sarro, la mala alimentación o por otras infecciones.

La gingivitis se clasifica en leve, moderada y grave, esto lo determina el veterinario y su tratamiento. Esta puede ser una enfermedad dolorosa para los gatos, pueden presentar mal aliento, sangrado en las encías, hipersalivación y dificultad para comer.

Periodontitis:

Es la enfermedad avanzada de la gingivitis, es cuando la infección no solo afectó a la encía sino al hueso también. Los síntomas claves para identificarlo es el exceso de sarro en los dientes, halitosis, exceso de salivación, pus alrededor del diente y fiebre. Por el malestar y el dolor, el gato probablemente deje de comer.

Aunque es una enfermedad que tiene cura y tratamiento, las consecuencias pueden ser irreparables, además del dolor que sufrirá el gato, podrá perder piezas dentales o causar infecciones más severas.

Ante cualquier duda es mejor consultar con el veterinario de confianza, la salud bucal y general de nuestros gatos es de vital importancia, es asegurarle bienestar a nuestro minino así como ellos lo merecen, por eso la recomendación es que desde pequeños acostumbremos a nuestros gatos a un lavado de dientes y de esta forma prevenir todas estas enfermedades.

>> Más Cuidados de Gatos AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!