Obesidad en Gatos

Aunque se vean tiernos y adorables, la obesidad en gatos no es buena, es una condición preocupante, así como en los humanos, la obesidad en gatos afecta su estado de salud y calidad de vida.

Según la Asociación para la Prevención de la Obesidad de Mascotas, en la actualidad la obesidad afecta a casi el 60% de los gatos y 50% de perros, se dice que un gato es obeso cuando supera el 20% de su peso ideal.

La siguiente imagen, te ayudará a identificar si tu gato está en su peso ideal, tiene sobrepeso, obesidad o si por el contrario está bajo de peso:

Factores de riesgo de obesidad en gatos

  • Alimentación: alimentos de baja calidad, con exceso de grasa y poca fibra, aumentan el riesgo de que el gato sufra de obesidad. También, los refuerzos positivos del dueño con comida se asocia a este riesgo.
  • Raza: los gatos mestizos y la raza Manx tienen el doble de riesgo de sufrir obesidad en comparación con otras razas de gatos.
  • Edad: es más frecuente en gatos adultos de entre 5 y 11 años, por eso es importante adecuar la dieta según la edad del gato.
  • Sexo: los gatos machos y esterilizados son más propensos a padecer de obesidad. Expertos aseguran que la esterilización es el principal factor de obesidad.
  • Actividad: el juego es muy importante, no solo para quemar la energía del gato, sino para mantenerlo en forma, activo y saludable.

Consecuencias de la obesidad en gatos

La obesidad en gatos es una condición muy delicada y a la que se le debe prestar mucha atención, pues es un detonante de varias enfermedades como:

  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Hígado graso
  • Insuficiencia respiratoria
  • Infecciones en el tracto urinario
  • Enfermedades articulares
  • Sistema inmune deprimido

Tratamiento para gatos obesos

Es importante que un veterinario determine en qué grado de peso se encuentra el gato, haga un chequeo de su estado completo de salud y si el sobrepeso ha afectado en algo su salud.

El veterinario determinará si el tratamiento consistirá solamente en la alimentación y actividad física o si quiere algún medicamento. El acompañamiento en casa es muy importante para tender un tratamiento exitoso.

Lo ideal es comenzar con un nuevo alimento para gatos obesos o gatos esterilizados, que son bajo en grasa y calorías para los gatos que no son tan activos. Si el gato tiene a su disposición comida todo el tiempo, esto debe cambiar y racionar el alimento. Si acostumbras a premiar a tu gato, existe en el mercado snacks ligth que pueden contribuir en la pérdida de peso sin afectarlo tanto.

La actividad física también es muy importante, aunque al comienza veas que tu gato es apático al juego no te desanimes y ensaya varias opciones, este complemento es fundamental a la dieta.

Recuerda que esto no es temporal, esto debe mantenerse durante toda la vida del gato para asegurarle calidad de vida y bienestar.

Compartir