¿Por qué nos cuesta tanto trabajo subir de peso?

Muchas personas refieren que es más difícil subir de peso que perderlo o mantenerlo. Ante todo, es necesario que sepas que existen varios factores por lo que no es tan fácil subir de peso, pero tampoco es imposible. Entre ellos se encuentran:

geneticaLa genética, la llamada “herencia o constitución familiar” influye radicalmente en este aspecto. Si tus padres, tíos, primos, abuelos son de “constitución” delgada y tienden a estar en bajo peso, lo más probable es que lo mismo ocurra contigo.

ingesta caloríasLa baja ingesta de calorías. Recuerda que debe haber un balance entre las calorías que consumas y las que tu cuerpo necesita. Esto es sumamente importante ya que en ocasiones comemos menos de lo que nuestro cuerpo necesita y ahí comienza nuestro déficit en calorías. Por ejemplo, supongamos que al hacer los cálculos tu cuerpo requiere 2500 calorías diarias y solo comes 1800 calorías; como verás hacen falta 700 calorías, que diariamente van a crear un déficit y tu cuerpo utilizará sus propias reservas para obtener la energía necesaria.

tiempos comidaOmitir tiempos de comida. Una alimentación saludable debe manejar una alimentación fraccionada en 5 tiempos de comida: desayuno, nueves, almuerzo, onces y cena. En ocasiones, omitimos algún tiempo de comida porque nos distraemos con el estudio o con el trabajo, o sencillamente porque no hace parte de nuestros hábitos alimentarios. Pero lo ideal es que mantengamos tiempos de comida para poder dar a nuestro cuerpo la cantidad de energía y nutrientes que diariamente necesitamos y no perdamos peso por no comer de forma adecuada.

tamaño porciones comidaEl tamaño de las porciones: La cantidad de alimentos que comemos influye en nuestro peso, y así como excedernos en el tamaño de las porciones puede generar que subamos de peso, el comer porciones muy pequeñas de alimentos puede generar todo lo contrario. Lo anterior es clave para una alimentación saludable.

Adicional a lo anterior, cualquier enfermedad aumenta la energía que tu cuerpo requiere, pero no hay necesidad de estar enfermo para que esto ocurra. En ocasiones, por nuestro ritmo de vida y los niveles de estrés que manejamos aumentan nuestra demanda de energía, lo que significa que debemos dar a nuestro cuerpo dicha cantidad de energía para obtener un balance. (Lee También: Conoce cuándo consumir suplementos nutricionales)

Anterior Siguiente

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!