Beneficios y Propiedades de la Cebolla

Beneficios de la Cebolla

Los beneficios de la cebolla son muchos y esto se debe a la gran variedad de nutrientes que le aportan a nuestro cuerpo. La cebolla es un alimento que se utiliza mucho en la cocina, es la base de muchas preparaciones, muchos guisos y salsas, y se usa tanto en platos fríos como calientes. Si bien al momento de servir no se sirve mucho, seguro que en varias preparaciones del plato hay un poquito de cebolla (aunque no la veas).

Y además de darle un sabor delicioso y especial a nuestra comida, la cebolla tiene propiedades medicinales; de hecho, desde la época de los egipcios, romanos y griegos, esta hortaliza se consideraba como un talismán pues ayudaba a aliviar varias enfermedades.

Ver Más: Beneficios y Propiedades de Otros Alimentos

Beneficios y Propiedades de la Cebolla

Quercitina

Resulta que la cebolla es rica en fitoquímicos, especialmente un flavonoide que se llama quercitina. Los fitoquímicos son sustancias naturales, pues si bien son compuestos químicos; estos los produce la misma planta para su desarrollo y para combatir a depredadores o patógenos.

La quercitina es un antioxidante súper poderoso al cual se le atribuyen propiedades antialérgicas, antiinflamatorias; además ayuda a reducir la fatiga y síntomas de ansiedad y depresión.

Y, un beneficio súper importante, es que tiene una acción protectora contra ciertos tipos de cáncer como el de mama, próstata y colon.

Buena para el Corazón y la Circulación

Gracias a la presencia de componentes azufrados, su consumo frecuente previene los triglicéridos y el colesterol alto; esto ayuda a evitar la formación de coágulos y la agregación plaquetaria.

Además, promueve una adecuada circulación sanguínea, reduciendo así el riesgo de sufrir enfermedades derivadas de la mala circulación como várices, enfermedad de las arterias coronarias, enfermedad arterial periférica, embolia pulmonar, ataques al corazón, entre otras.

Propiedades Medicinales

Hipócrates, el médico de la Antigua Grecia, describió a la cebolla como un instrumento para tratar neumonías y curar heridas; y como un alimento diurético. De hecho, se usó mucho para tratar enfermedades respiratorias por la medicina tradicional china. No en vano, actualmente la cebolla es la tercera hortaliza más cultivada en todo el mundo.

Diurético

Este es otro gran beneficio de la cebolla, Hipócrates no se equivocó, la cebolla tiene unos componentes azufrados que en nuestro cuerpo generan un efecto depurativo; además al combinarse la fórmula de alto contenido de potasio y bajo contenido de sodio se genera un efecto diurético ayudándonos a eliminar los líquidos retenidos. Alimento ideal en casos edemas, piernas pesadas, retención de líquidos e hipertensión.

Contra Enfermedades Respiratorias

Los compuestos azufrados de la cebolla, los mismos que al cortarla nos hacen llorar, son muy volátiles, pero en nuestras vías respiratorias tienen un efecto expectorante y mucolítico; haciéndolo un remedio natural para combatir infecciones respiratorias, pues tienen una acción tanto antiinflamatoria como antiséptica.

De hecho, un remedio natural con la cebolla, es dejar una cortada por la mitad en la mesa de noche o junto a la cama cuando la persona atraviese por una infección respiratoria como gripa, resfriados comunes o bronquitis.

Ver También: Pelar las Cebollas sin Lágrimas.

Propiedades y Valor Nutricional

Se calcula que cada 100 gramos de cebolla le aportan al cuerpo solo 40 calorías pues cerca del 89% está compuesta por agua, 0 gramos de grasa y 0mg de colesterol, tan solo 4mg de sodio, 9 gramos de carbohidratos, 1.1 gramos de proteína y 146mg de potasio; el potasio es un mineral indispensable para el correcto funcionamiento del riñón, del corazón e interviene en la transmisión nerviosa y en la contracción muscular.

En cuanto a otros nutrientes, 100 gramos de cebolla nos aportan 23mg de calcio, 10 de magnesio, 7.4mg de vitamina C, 2 IU de vitamina A y 0.1mg de vitamina B6.

Sin embargo, como precaución y contraindicación, el consumo de la cebolla se debe reducir o evitar en personas que presenten acidez, tengan problemas de colon o la enfermedad de Crohn; en estos casos lo más adecuado es consultar con el médico tratante. La enfermedad de Crohn es una enfermedad en la que el sistema inmune ataca al intestino lesionando la pared intestinal.

Más Temas de Nutrición AQUÍ

Autora: Bett Guevara

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!