Pelar las Cebollas sin Lágrimas

Cebollas

Si le huyes a pelar las cebollas porque las lágrimas no paran de salir, te contaremos simples trucos que evitarán que eso suceda. Y es que la cebolla es quizás uno de los alimentos que más usamos en la cocina.

Es tan versátil y su sabor es tan rico que es casi obligatorio usarlo para sofritos, guisos y salsas, y ni hablar de aros de cebolla sofreídos, apanados o sudados, ¡una delicia! Pero, si prefieres no usar la cebolla porque al cortarla te arden los ojos y lagrimeas mucho, con estos trucos ya puedes despedirte de eso y saludar nuevamente a la cebolla.

¿Por qué la Cebolla nos Hace Llorar?

Lo primero que debemos saber es que la cebolla nos hace “llorar”, porque al cortarla se mezclan dos sustancias que como resultado producen un gas que contiene azufre y al momento de entrar en la humedad del ojo se descompone en ácido sulfúrico.

Y es justamente este ácido el que provoca las lágrimas, esto, porque el cerebro inmediatamente al sentir el ácido, les manda el mensaje a los lagrimales de que deben producir las lágrimas para diluir el ácido y proteger al ojo.

Trucos para Pelar las Cebollas sin Lágrimas

Un truco consiste en dejar las cebollas en la nevera durante un par de horas antes de proceder a limpiarlas y cortarlas, incluso 1 hora en el congelador también funciona. De esa forma no tendrás que soltar ni una sola lágrima cuando te enfrentes a esta habitual labor culinaria.

Otra interesante opción, para que no tengas que llorar cada vez que pelas una cebolla, consiste en sumergirla en agua hirviendo, durante cuatro o cinco minutos, y pasarla a continuación por agua fría.

Ahora bien, si deseas obtener un sabor más suave de la cebolla antes de utilizarla en cualquier preparación, te recomendamos cortarla en rodajas y sumergirla en agua durante unas dos horas aproximadamente.

Si tus problemas con la cebolla se deben al fuerte olor que desprende basta con que la cocines junto a unas ramitas de perejil.

Otra opción que puedes ensayar, es frotar un limón sobre la tabla para picar o el plato que vas a usar para picar la cebolla.

Y si definitivamente ninguno de los trucos anteriores te ayudó a evitar “llorar” mientras pelas la cebolla, este truco es definitivo: solo tienes que ponerte unas gafas mientras lo haces y listo. Con eso evitas que el ácido llegue a tus ojos.

Beneficios

A la cebolla no solo se le atribuyen beneficios alimenticios sino medicinales, tiene propiedades bactericidas y fungicidas, así como propiedades diuréticas y antisépticas. También, se le conoce como la “insulina natural” pues la cebolla tiene un componente llamado glucoquinina, que es una sustancia que baja el azúcar en la sangre.

La cebolla contiene vitamina A, B, C y E, además nutrientes como calcio, hierro, fósforo, potasio, magnesio, fibra, entre otros. Este alimento mejora el tránsito intestinal, reduce la probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares, también reduce el colesterol, es una buena opción para las funciones cognitivas y nerviosas por su contenido de vitamina B6, evita la formación de coágulos en la sangre, entre otros.

Receta: Crema de Cebolla

Ingredientes: 1 taza de queso mozzarella rallado, 1 cebolla mediana picada al gusto, 1/3 de taza de mantequilla, especias al gusto, 1/2 litro de leche, 1 pizca de sal

Preparación: sofríe la cebolla con la mantequilla hasta que se cristalicé, luego agrega la leche y revuelve constantemente (para que no se pegue) puede ser en intervalos de 2 minutos, hasta que hierva. Mientras tanto sal pimienta al gusto y agrega las especies que prefieras. Cuando hierva o tenga la textura que quieras, apaga, sirve y espolvorea el queso por encima.

Más Temas de Alimentación AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!