Tipos de Tés y sus propiedades

Tipos de Tés

Durante muchos años y hasta la actualidad, los tés tienen una popularidad que pocos alimentos tienen. Esta fama la deben a sus propiedades, estas infusiones pueden estar hechas con ciertas plantas, combinaciones de estas y ser empleadas por infinidad de motivos. Hoy haremos un recorrido por los tipos de tés y sus propiedades, así que presta mucha atención porque puede que aquí encuentres el té ideal para ti.

¿Qué hay de especial con los tés?

Son naturales, y ese es un gran punto a favor. Las infusiones o tés están hechos con lo más noble de la naturaleza: las plantas. Muchas plantas son la base para el tratamiento de innumerables afecciones y enfermedades, imagina poder favorecerte con todos sus beneficios con tan solo una taza de una agradable taza de bebida caliente.

La mayoría de estos, dependiendo de su uso, suelen ser bastante asequibles por lo que además todos podemos acceder a ellos. Eso sí, los tés no te prometen ser la cura milagrosa a ciertas enfermedades, pero claro que sí te ofrecen atenuar muchísimos síntomas desagradables.

Tipos de tés y sus propiedades

Tipos de tés hay muchos, cada uno de ellos con propiedades y beneficios distintos. Hemos enlistado las infusiones más populares con sus respectivas ventajas ¡no te las puedes perder!

Té verde

Sí, probablemente hayas escuchado maravillas de este té, y la verdad es que hay razones de sobra por las cuales es tan famoso. El té verde es rico en vitaminas, flavonoides, minerales y antioxidantes. Esta bomba de beneficios es ideal si lo que quieres es utilizarlo como estimulante para el metabolismo o como antiinflamatorio.

Además, se sabe que tiene algo de influencia en la reducción del estrés por lo que podrás verte favorecido con ello también. También se asocia con la reducción de riesgos de padecer enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer. Una auténtica maravilla ¿no?

Té negro

Como oscuro es su color, intenso es su sabor y potentes sus propiedades. El té negro cuenta con elevados niveles de teína, lo cual lo hace ideal para personas que quieran incrementar su concentración o para permanecer en estado de alerta. Por otra parte, este tipo de té tiene entre sus propiedades la cualidad de prevenir enfermedades cardiovasculares y también reduce los niveles de colesterol.

Infusión de manzanilla

Además de su suave y agradable sabor, el té de manzanilla es una de las infusiones con mayores propiedades. Se ha usado durante muchos años para reducir el estrés, alivio de los cólicos menstruales, regulación de los niveles de glicemia en la sangre y fortalecer el sistema inmunológico. Puedes disfrutar de una taza de té de manzanilla antes de acostarte, para una noche de sueño relajada y sin preocupaciones gracias a sus propiedades calmantes. (Lea También: Beneficios y propiedades de la semilla de Linaza)

Té de valeriana

Si estás tomando medicamentos que afectan al sistema nervioso, tal vez debas omitir este té. La infusión de valeriana está recomendada para personas con trastornos digestivos, pero además su consumo se recomienda para quienes padecen de ansiedad, ya que coadyuva a eliminar sus síntomas. De esta misma manera, es un antidepresivo y un sedante natural y también se utiliza por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Té de anís estrellado

Al igual que la manzanilla, el anís estrellado cuenta con un delicado pero agradable sabor. Generalmente se consume para aliviar los cólicos menstruales y el dolor de estómago, pero también es utilizado para aliviar las molestias respiratorias, ya que es un potente expectorante, por lo que puede paliar efectivamente los síntomas de la tos y de la gripe.

Infusión de jengibre

Su intenso sabor y el picor característico hacen de este té una infusión particular pero beneficiosa. Ingerir una taza de té de jengibre puede ayudarte a protegerte de las úlceras estomacales, combatir las infecciones por hongos, aliviar los cólicos menstruales e incluso inhibir el crecimiento de ciertos tipos de cáncer.

Un té para cada ocasión

Ahora que ya conoces algunos tipos de tés y sus propiedades, puede valer la pena poner alguno a prueba y favorecerte con sus beneficios. Cabe recordar que, si bien las infusiones tienen enormes propiedades y pueden resultar ventajosas para tratar los síntomas de ciertas enfermedades o afecciones, no son la cura definitiva de estas, así que no dejes de visitar a tu médico si sientes que algo no va bien con tu cuerpo. Mientras una taza de té de manzanilla para relajarte puede servir para pasar el rato.

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!