Cómo Hacer una Limpieza Facial Profesional en Casa

Limpieza Facial Profesional en Casa

La limpieza facial es muy importante porque nos permite mejorar el aspecto y en general la salud de nuestra piel. Durante la limpieza facial eliminamos las impurezas más profundas, esas que se van acumulando en nuestra piel durante todo el día.

Con la limpieza facial, los poros quedan limpios y libres para oxigenarse adecuadamente, tener los poros tapados por diferentes impurezas como restos de maquillaje, polución o grasa, hace que la piel luzca opaca y envejecida.

Lavar nuestra cara con agua y jabón, así sea un jabón especial para nuestro tipo de piel, no significa que le estemos haciendo una limpieza facial profesional, aquí te vamos a enseñar cómo debe ser y qué elementos necesitas.

Semanalmente podemos hacer una limpieza más profunda en casa, que puede ser con exfoliación, pero no necesariamente es una limpieza facial profesional.

Dependiendo del tipo de piel también depende la cantidad de limpiezas faciales profesionales que debamos hacer; por ejemplo, una piel grasa con tendencia al acné se recomienda hacer este tipo de limpieza cada 3 meses, de resto para las pieles normales se recomienda 1 o 2 veces al año.

Después de la limpieza, se recomienda evitar la exposición al sol, si es necesario es obligatorio aplicar bloqueador solar, tampoco se recomienda maquillar la piel. Es normal si la piel permanece enrojecida por unas horas y también si salen algunos granitos.

Más Consejos de Estética AQUÍ

Pasos para Hacer una Limpieza Facial Profesional en Casa

Qué necesitas para la limpieza facial profesional:

1. Guantes desechables o quirúrgicos
2. Desmaquillador
3. Agua micelar, leche limpiadora o el producto con el que usualmente te limpias la piel
4. Exfoliante facial granuloso
5. Sal, si tienes del Himalaya mejor

6. Olla con agua hirviendo para el vapor
7. Algunas ramas de tomillo seco
8. Extractor de puntos negros
9. Mascarilla para nutrir la piel
10. Tónico
11. Crema, gel o serum hidratador
12. Bloqueador solar

9 pasos para la limpieza:

Es importante saber que la higiene es fundamental en este procedimiento, así que deberás usar todo el tiempo los guantes y en el caso del extractor de puntos negros, límpialo con alcohol antes de usarlo.

1. Desmaquíllate por completo, así tengas solo una crema es mejor también hacerlo. Usa el producto que normalmente utilizas.

2. Luego deberás limpiar la piel, usa agua micelar si tienes la piel con tendencia grasa, si tienes la piel seca la leche o algún producto con textura oleosa es el recomendado.

3. El tercer paso es el baño a vapor, agrega las ramas de tomilllo seco a la olla y pon a hervir el agua, el tomillo tiene propiedades desinfectantes que ayudan en el proceso y el vapor nos ayuda a abrir los poros para limpiarlos a profundidad.

Deja la olla a fuego bajito, acerca la cara lo más que puedas, pero sin quemarte, lo suficiente para que el vapor llegue a tu rostro, haz esto por 15 minutos y retírate.

4. Frente a un espejo y con ayuda del extractor de puntos negros, comienza la extracción de los puntos negros sobre la nariz, la frente y el mentón. Si no tienes un extractor lo puedes hacer con los dedos, pero, nunca con las uñas así que con ayuda de papel higiénico o papel de cocina envuélvete los dedos.

Es un proceso que puede llegar a doler, pero que con la ayuda del vapor nos va a facilitar la tarea. Verás cómo salen los puntos negros y el exceso de grasa e impurezas que se acumulan en la zona del rostro.

5. Luego viene la exfoliación, si tienes un exfoliante ya listo perfecto, si no tienes, puedes hacer uno casero con un chorrito de aceite vegetal y la sal. Aplica sobre el rostro y realiza suaves masajes en círculos por toda la cara con los dedos corazón e índice.

La exfoliación nos ayuda a eliminar las células muertas de la piel e incentivar la renovación celular, además nos deja la piel súper suave. Aprovecha y también hazte una exfoliación en las manos. Enjuaga la piel con agua preferiblemente tibia.

6. Una vez la piel ya está limpia, procedemos a aplicar una mascarilla nutritiva, que también nos ayuda a calmarla. Si tienes una ya lista que compraste en una tienda de belleza la puedes usar, si no tienes puedes armar una mascarilla casera fácilmente, con miel y alguna fruta que tengas como aguacate, papaya, fresas o bananos.

Aplica la mascarilla y deja actuar según las recomendaciones del empaque y si es mascarilla casera por al menos 20 minutos a 30 minutos. Luego enjuaga.

Si tienes la piel grasa puedes usar una mascarilla astringente o purificadora, por ejemplo, de arcilla o té verde.

7. Aplica tónico. Es el producto que ayuda a tonificar la piel y además nos ayuda a cerrar los poros para evitar que entren más impurezas y provoquen alguna infección.

El tónico lo debes poner sobre las manos y luego poner las manos sobre el rostro, no debes masajear ni arrastrar el producto, solo basta con poner tus manos por toda la cara para que la piel lo absorba.

8. El siguiente paso es hidratar la piel, utiliza la crema o el producto que normalmente utilizas para hidratarla, aplica y date suaves golpecitos sobre el rostro para que estimule la piel y el producto penetre mejor.

9. Si vas a salir o te vas a exponer al sol, debes aplicarte bloqueador solar, es el último paso para lograr una limpieza facial profesional en casa.

Más Temas de Estética y Belleza AQUÍ