Estudio Colombiano del Agua, Cabeceras Municipales

Las condiciones del índice de escasez para las cabeceras municipales, a diferencia del de municipios –que se abastecen de fuentes pequeñas (microcuencas)– tiende a mostrar un número mayor de cabeceras afectadas en relación con los municipios.

Es así como en la categoría de los índices altos, el total de municipios es 18, mostrando a Caldas como el departamento de mayor significación. La población afectada dentro de esta categoría es de 10.0 millones de habitantes aproximadamente.

Estudio Colombiano del Agua, año medioEstudio Colombiano del Agua, año seco índice Vulnerabilidad disponibilidad de Agua en Colombia Año Medio índice Vulnerabilidad disponibilidad de Agua en Colombia Año Seco

Mapa 8. Índice de escasez municipal en Colombia de año seco.Índice de escasez municipal de agua en Colombia de año seco

En el grupo de los índices medios altos, el número de cabeceras municipales asciende a 40, de las cuales 12 corresponden al Valle del Cauca, seguido por Caldas, con 7 municipios, y Risaralda, con 4. La población total dentro de esta clasificación es cercana a 2.4 millones de habitantes.

En la categoría del índice de escasez medio, se contabilizan 43 cabeceras, con una población de 4.1 millones de habitantes. El departamento del Valle del Cauca continúa siendo el de mayor participación en este grupo (cuadro 16 y gráfico 5).

En el caso de condiciones hidrológicas de año seco, se observa un incremento en cada una de las categorías, afectándose una población total cercana a 61%, con relación al total urbana del país. El Valle del Cauca es el departamento que podría estar más afectado en esta condición climática (cuadro 17, gráfico 6 y mapas 10 y 11).

La vulnerabilidad en los sistemas hidrográficos que abastecen a las cabeceras municipales presenta un panorama más comprometedor con respecto a la disponibilidad del agua: para el año medio. En la categoría de vulnerabilidad muy alta hay 7 cabeceras. En la alta, 177, y en la media, 596. Para un total de 780 cabeceras de los 1090 municipios del país, lo cual muestra más del 50% clasificado en estos niveles (cuadro 18 y gráfico 7).

Bajo condiciones hidrológicas de año seco:

El número de cabeceras municipales con vulnerabilidad muy alta y alta aumenta a 22%, mientras que en la categoría media tiende a permanecer constante. Esto indica el grado de vulnerabilidad existente en la región Andina y en el piedemonte Llanero. En el departamento del Meta. Para 230 cabeceras municipales vulnerables a no tener suficiente disponibilidad de agua para abastecimiento(cuadro 19, gráfico 8 y mapa 12).

A pesar de que el país necesita con urgencia mejorar y precisar la información y los modelos relativos al comportamiento de sus recursos hídricos, para garantizarles una planificación y un manejo adecuados. El presente estudio hace un acercamiento a la situación. Utilizando aún la limitada información existente. pero permitiendo también su aprovechamiento prospectivo para prever. A partir de algunos cálculos básicos, un posible agravamiento de las condiciones de abastecimiento de agua en los diferentes municipios colombianos.

Para tal efecto, este trabajo incluye un ejercicio de estimación con cálculos sobre una posible evolución mensual de los índices de escasez. Tanto en municipios como en sus cabeceras (cuadros 8 a 11). Para condiciones de sostenibilidad del recurso hídrico proyectadas para 2015 y 2025.

En vista de que la proyección para 2015 y 2025 de la oferta de agua para abastecimiento se hizo disminuyéndole un 2% anual y para la demanda. Incrementándole un 3% anual, el índice de escasez (presión de la demanda sobre la oferta) muestra una tendencia de ascenso paulatino. Lo que hace prever que en el futuro la disponibilidad de agua llevará a una situación delicada de abastecimiento.

Esto indica que el índice de escasez en el ámbito municipal presenta para los años 2000, 2015 y 2025 un incremento considerable de municipios en el grupo de los índices altos.

Esto muestra también que los 1.7 millones de colombianos clasificados dentro de esta categoría en el 2000 se elevarán a 13.8 millones en el 2015 y podrían alcanzar los 17.5 millones en el 2025. O sea, el 30% de la población total del país proyectada para ese año. En los niveles de escasez medio alto y medio la progresión es similar. Mostrando que la presión de la demanda sobre la oferta es cada vez más significativa y que en estas tres categorías estaría comprometida más del 55% de la población colombiana (cuadros 20 y 21 y gráficos 9 y 10).

De las cabeceras municipales, 38 aparecen en el año 2000 en la categoría del índice de escasez alto (cuadro 15). Mientras que en 2015 este número se incrementa a 72 cabeceras. Para llegar luego, en 2025, a un total de 102 (cuadros 22 y 23). La situación para los índices medios altos en el 2000 afecta a 48 cabeceras, en 2015 a 101, en tanto que en 2025 la proyección es de 138 cabeceras, que corresponden a 13% del total de los municipios del país. De este valor, 70% pertenece a la zona Andina.

En los valores medios del índice de escasez se observa una tendencia semejante a la de las categorías anteriores: en general. La población afectada en esta proyección puede duplicarse para los índices altos y medios altos. Mientras que. Según el análisis de los índices medios. Su número tiende a disminuir porque la mayoría de cabeceras municipales pasa a las categorías más críticas, con índices de escasez altos y medios altos (cuadros 22-23 y gráficos 11-12).

Ver más Temas de Interés Medio Ambiente

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!