Oferta Hídrica para Abastecimiento Municipal

En la evaluación del comportamiento de la oferta hídrica en todo el país, a partir de los aportes de agua que se generan en el área del municipio, se consideraron las isolíneas de escorrentía y la superficie total de los municipios. Esto permitió establecer, en forma general y como una guía, el volumen medio disponible. A la oferta municipal se le adicionó el volumen correspondiente al caudal aguas arriba del área de los ríos que pasan por su jurisdicción.

En el cuadro 4 se presentan los estimativos para un año con condiciones hidrológicas medias y de año seco de acuerdo con la serie histórica, incluida la reducción para mantener el régimen hidrológico mínimo para el sostenimiento de los ecosistemas y por las limitaciones de uso a causa de alteraciones de la calidad.

La oferta disponible para abastecer las grandes concentraciones de demanda, especialmente las correspondientes a las principales ciudades (Bogotá, Cali y Medellín), se basa en sistemas complejos de almacenamiento y transporte que, para satisfacer las demandas crecientes, recurren a fuentes cada vez más lejanas, incluyendo en algunos casos trasvases de otras cuencas.

En estas situaciones la estimación de la oferta, basada únicamente en los caudales de las fuentes que abastecen los municipios, tiende a ser demasiado baja, en relación con las altas concentraciones de la demanda y no corresponde al comportamiento real de estos sistemas. En ellos, las empresas prestadoras de los servicios de acueducto tienen información detallada sobre tal comportamiento, razón por la cual la información utilizada en estos casos específicos fue consultada con las empresas respectivas.

La estimación de la oferta hídrica subterránea se corresponde con el estado del conocimiento actual sobre la evaluación del recurso, presentado en el documento Consideraciones sobre las aguas subterráneas en Colombisa y sus posibilidades de explotación, publicado por Ingeominas en 1997. En él se estima la oferta a partir de los recursos dinámicos, definidos como «el caudal de agua subterránea que es renovada estacionalmente por la infiltración proveniente de la precipitación y otras fuentes naturales y por consiguiente, disponible para una explotación sostenible» (Ingeominas, 1997). No se consideraron las reservas estáticas, definidas como el volumen de agua almacenada en los poros y grietas del acuífero.

Es importante anotar que, si bien se consideraron los valores de oferta para aquellos acuíferos delimitados como una sola unidad hidrogeológica, a partir de la división regional establecida en los estudios de exploración y evaluación de aguas subterráneas y cartografiadas en el mapa hidrogeológico de Colombia (Ingeominas, 1989), para estimar la oferta de agua subterránea para algunos municipios de Antioquia (Nechí, Puerto Triunfo y Yondó), Arauca (Arauquita), Boyacá (Chivatá), Casanare (Maní y Trinidad), Cundinamarca (Fúquene y Puerto Salgar), Valle del Cauca (La Victoria) y Putumayo (Puerto Caicedo) –en los cuales no existen estudios detallados sobre aprovechamiento de agua subterránea–, se consideraron los valores de oferta agregada por regiones como indicativo de su potencial de uso.

Mapa 3. Índice de presión como indicativo de la relación demanda/oferta.
Condiciones hidrológicas de año medio. Cuencas hidrográficas.

eagua-m3

Mapa 4. Índice de presión como indicativo de la relación demanda/oferta.
Condiciones hidrológicas de año seco. Cuencas hidrográficas.

eagua-m4

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!