Educación en Diálisis Peritoneal Crónica en los Programas de Posgrado de Nefrología en Latinoamérica

Roberto D’Achiardi Rey1, Alejandra Molano Triviño2, Jorge Echeverri Sarmiento3, Ángela Rivera Flórez4, Mauricio Sanabria Arenas5

Resumen

Introducción: Diversos factores pueden infl uir en la preferencia del uso de hemodiálisis crónica (HDC) sobre diálisis peritoneal crónica (DPC) como terapia de enfermedad renal crónica en pacientes estado 5 en programas de diálisis crónica (ERC5D) en diversos países del mundo. Objetivos: Determinar si la falta de educación adecuada y sufi ciente en DPC en algunos progra- mas de postgrado de nefrología, es la causa principal por la cual los nefrólogos prefi eren utilizar HDC, la terapia mejor conocida. Material y Métodos: Se analizó el programa de entrenamiento en DPC que reciben los estudiantes de postgrado de nefrología en diversos países de Centro y Suramérica. La información se obtuvo con base en la respuesta a una encuesta que se envió a uno o más nefrólogos de cada país, entre febrero 1 y julio 31 de 2011, dirigida a quienes trabajan en el medio académico y conocen, dirigen o pertenecen a programas de postgrado de nefrología. Resultados: 114 programas de postgrado de Nefrología existen en Latinoamérica en la actualidad. Se encuentra una clara variedad en el periodo de entrenamiento en diálisis peritoneal crónica, de acuerdo con cada programa y en cada país. El volumen de pacientes en diálisis peritoneal crónica varía entre 25 y más de 280, con lo cual es claro que el entrenamiento y la experiencia adquirida en el manejo de pacientes con DPC es diferente. Discusión: El entre- namiento insufi ciente en DPC podría traer como consecuencia que el nefrólogo al momento de escoger una terapia se decida por la mejor conocida, y esta podría ser una de las razones por la cual la DPC sea menos utilizada en muchas partes del mundo. La unifi cación de programas de entrenamiento podría favorecer un mayor conocimiento de la terapia, pudiéndose utilizar así en forma más balanceada.

Palabras clave: Diálisis peritoneal crónica, hemodiálisis crónica, programas de postgrado, nefrología, Latinoamérica

Chronic peritoneal dialysis training in latin american nephrology post graduate programs

Abstract

Introduction: Several factors may infl uence the preferential use of chronic hemodialysis (CHD) over chronic peritoneal dialysis (CKD) as a therapy for stage 5 chronic kidney disease patients in chronic dialysis (5DCKD) programs in several countries around the world. Objectives: To determine if a lack of adequate chronic peritoneal dialysis (CPD) education in some nephrology postgraduate programs is the main reason why nephrologists prefer to use HDC, the best known therapy. Material and Methods: We analyzed the CPD training program received by nephrology postgraduate students in several countries of Central and South America. The obtained information was based on a survey that was sent to one or more nephrologists from each country between February 1 and July 31, 2011, addressed to those who work in the academic environment and who know, direct or belong to nephrology postgraduate programs. Results: 114 postgraduate nephrology programs exist in Latin America today. A clear variation is found in CPD training period, according to each program and country. The volume of patients on CPD varies from 25 to more than 280, thus making clear that training and experience gained in care of patients with CPD is unbalanced. Discussion: Insuffi cient DPC training may end-up in nephrologists choo- sing the best known therapy, being this way one of the reasons why DPC is less often used in many parts of the world. Unifi cation of training programs could favor a better knowledge of this therapy, being then able to use it in a more balanced way.

Keywords: Chronic peritoneal dialysis, chronic hemodialysis, postgraduate programs, nephro- logy, Latin America.

Introducción

La población mundial de pacientes con en- fermedad renal crónica (ERC) y en consecuencia, el número de pacientes con ERC estado 5 en programas de diálisis crónica (ERC5D) que recibe terapias de reemplazo renal crónico (TRRC), bien sea diálisis o trasplante renal, ha aumentado en forma considerable a través de los años. En 2008 recibían diálisis peritoneal crónica (DPC) 196.000 pacientes en 130 países del mundo, correspondiente al 11 % de la población mundial de TRRC (1) y hemodiálisis crónica (HDC) cerca de 1.550.000 pacientes (1). En Latinoamérica (LA) según el Registro La-tinoamericano de Diálisis y Trasplante de 2.008 (2), se estimó que en la región recibían DPC y HDC 254.961 pacientes y 65.824 tenían trasplante renal funcionante. De los pacientes en TRRC, 74,18% recibían HDC y 25,82% DPC, distribuidos en 2.155 centros de diálisis, o sea, es notoria la menor cantidad de pacientes en diálisis crónica que recibe DPC.

Diversos factores pueden influir en la preferencia del uso de HDC sobre DPC como terapia de ERC5D en diversos países del mundo. Khawar (3) considera importante la falta de educación y de entrenamiento adecuado y suficiente de los nefrólogos en DPC, según Parker (4) hay entrenamiento insuficiente en DP y también Berns (5) identificó que se requiere mejor entrenamiento del nefrólogo en formación en todas las modalidades de diálisis en casa, y hace notar que más del 25 % de estudiantes de postgrado de nefrología considera que requieren más entrenamiento en DP (5).

Una conclusión que se puede inferir de los conceptos anteriores, es que un factor importante en la falta de mayor uso de DPC en la población de pacientes con ERC5D, podría ser la falta de educación adecuada y suficiente en DPC en algu­nos programas de postgrado de nefrología, por la cual los nefrólogos prefieren utilizar HDC, la terapia mejor conocida.

La DPC en varios países de Europa, Norte­américa y Latinoamérica, se realiza solo en 10 a 20% de la población en DC, e incluso en algunos países no se utiliza (1).

En Latinoamérica en 2007, con excepción de México y Colombia, la penetración en DPC fue inferior al 10 %, e incluso inexistente en muchos países (1).

En Colombia en el año 2010 recibían DC 19.549 pacientes, 6.115 en DPC (46%) y 13.385 HDC (54%). (6). En España, donde anualmente cerca de 6.000 pacientes con ERC5 reciben TRRC, sólo 20 % se encuentran en DPC (7,8). Los estudiantes de postgrado de nefrología, den­tro de los cerca de 30 meses de entrenamiento, solo rotan por DPC durante dos meses, lo cual consideran insuficiente, y en alto porcentaje no se consideran bien entrenados en esta modalidad de terapia.(9).

Esta investigación busca analizar dentro del marco de la educación en nefrología en LA, la situación actual de entrenamiento en DPC en los diversos países, dentro del contexto histórico de la iniciación de DP aguda y crónica, y con base en la información anterior, la Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión Arterial y la Sociedad Latinoamericana de Diálisis Peritoneal, podrían establecer recomendaciones para un entrenamien­to adecuado y suficiente en DPC, que permita al nefrólogo tener igual experiencia y capacidad para ofrecer cualquiera de las modalidades de DC, las cuales podrían presentarse a las facultades de medicina y hospitales de latinoamericanos con programa de entrenamiento en nefrología, con la meta de estandarizar un programa que sea aplicado en los diversos países.


1 MD, FACP. Nefrólogo Fundación Clínica Shaio, Fundación Cardioinfantil, Unidad Renal RTS – Cardioinfantil. Profesor Titular de Medicina U. de la Sabana, Profesor de Cátedra de Nefrología, U. Javeriana, Profesor de Medicina U. Militar Nueva Granada y U. Juan N Corpas, Bogotá, Colombia. 2 MD. Jefe del Servicio de Nefrología, Fundación Cardioinfantil. Docente del Programa de Postgrado de Nefrología, Universidad del Rosario. Directora Médica, Unidad Renal Baxter Cardioinfantil. Bogotá, Colombia. 3 MD. Profesor de Medicina Universidad Militar Nueva Granada. Jefe del Servicio de Nefrología Hospital Militar Central y Unidad Renal RTS HMC. Coordinador del Programa de Postgrado de Nefrología, U. Militar Nueva Granada. Bogotá, Colombia. 4 MD. Internista – Nefróloga. Directora Médica RTS Colombia, Bogotá, Colombia. 5 MD. Internista – Nefrólogo, Jefe de Investigación, RTS Colombia, Bogotá. Colombia.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!