Tratamiento con enzimas pancreáticas

Dosis

La indicación de enzimas y el manejo de las dosis deben ser evaluados por el gastroenterólogo o nutricionista con experiencia en el manejo de pacientes con fibrosis quística.

El método más práctico consiste en administrar enzimas según el peso del paciente y de acuerdo a las unidades de lipasa. Sin embargo, se sugiere también tener en cuenta el cálculo sobre la base de la grasa ingerida, pues se considera que es el más correcto y para todas las edades. En promedio, un lactante ingiere 5 g de grasa por kilogramo de peso por día, mientras que un adulto ingiere 2 g/kg/día. Es importante establecer cuáles son, realmente, las comidas principales y con mayor contenido graso.

TABLA DE DOSIS DE ENZIMAS PANCREATICA 

  UI de lipasa/kg/ comida UI de lipasa/g de grasa ingerida
Lactantes* 2.000-4.000/120 ml 400-900
Niños menores de 4
años
1.000 500-4.000 (media, 1.800)
Niños mayores de 4
años y adultos
500-2.500 500-4.000 (media, 1.800)

No administrar dosis superiores a:

  • 2.500 UI/kg/comida
  • 10.000 UI/kg/día
  • 4.000 UI/g grasa/día

Tomado de: Sojo A, García C. La fibrosis quística en la actualidad: aspectos digestivos. Acta Pediatr Esp. 2010;68(11):555-60.

* Es posible que durante el primer año de vida los lactantes requieran una dosis de enzimas pancreáticas que exceden las 10.000 U/kg/día usualmente recomendadas. Borowitz y colaboradores (50) revisaron las dosis que se usaron en los centros de fibrosis quística en la práctica clínica usual durante el año 2010 (Registro Americano de Fibrosis Quística, 2010). Se encontró que para los lactantes la dosis de lipasa/kg/comida osciló entre 641 y 3.653 U de lipasa. Con esta dosis promedio, los lactantes que toman ocho comidas al día pueden ingerir hasta 17.352 U de lipasa por kilogramo por día. No se registró ningún episodio de colonopatía fibrosante en los menores de 18 años durante el registro americano de fibrosis quística en el 2011 (Registro de Fibrosis Quística, 2011).

Recomendaciones prácticas 

  • No mezclar con productos alimenticios con pH básico (lácteos) o antiácidos.
  • No masticar ni machacar.
  • Administrarse justo antes de las comidas. Si se prolonga la duración de la ingestión o es impredecible la cantidad de alimentos a ingerir, administre 2/3 de la dosis antes de la comida y 1/3 durante la misma.

Deben evitarse las comidas pequeñas numerosas.

  • En lactantes o niños pequeños, abrir las cápsulas y mezclarlas con agua o bebidas ligeramente ácidas (zumos o pulpa de fruta) en una cucharadita.
  • Las enzimas deben administrarse con las comidas que contengan grasa (no administrar con frutas).
  • Ajustar las dosis según la clínica y la determinación de grasa en heces junto con la encuesta dietética.
  • En el momento del diagnóstico se recomienda comenzar :

En lactantes: iniciar con 1.000 a 2.000 UI de lipasa por cada 120 ml de fórmula o alimentación al pecho y ajustar dosis, oscilando entre 2.000 y 5.000 UI antes de cada alimentación.

En niños <4 años: 1.000 U de lipasa por kg de peso para cada comida y 500 U/kg para medias nueves y onces.

En niños >4 años: 500 U de lipasa/kg para cada comida y 250 por kg para medias nueves y onces.

  • Las enzimas pancreáticas disponibles en Colombia, se encuentran en forma de microtabletas o microesferas con cubierta entérica.

Nunca deben romperse los gránulos y debe recordarse que se inactivan por la exposición al calor, la humedad o la luz.

  • Las dosis de las enzimas pueden ser muy variables de acuerdo a la ingestión y al grado de insuficiencia pancreática.

Causas de falta de respuesta a las dosis de enzimas pancreáticas

1. Dosis inadecuada o la falta de cumplimiento terapéutico

2. pH intestinal más ácido, secundario a:

– insuficiente secreción pancreática de bicarbonato,
– moco viscoso que se adhiere y puede denudar la mucosa intestinal,
– existencia del alteraciones del enterocito,
– sobrecrecimiento bacteriano o – inadecuada solubilización micelar de las grasas debida a un incremento de la excreción fecal de ácidos biliares o el vaciamiento gástrico.

3. Diagnósticos diferenciales

– enfermedad celiaca,
– enfermedad intestinal inflamatoria,
– giardiasis y
– hipopotasemia (el potasio extracelular regula la función del páncreas exocrino)

4. Deficiencia de ácidos grasos esenciales

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!