Disfunción Temporomandibular

DETERMINACIÓN DE DISFUNCIÓN TEMPOROMANDIBULAR EN PROFESIONALES Y ALUMNOS DE BACTERIOLOGÍA Y FONOAUDIOLOGIA DE LA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE MANIZALES EN EL AÑO 2000.

LLANOS Patiño Carlos Andrés. TRUJILLO Noreña Diana Carolina. Estudiantes odontología Universidad Autónoma de Manizales. DAVILA Peña Sonia. Rehabilitadora oral Pontificia Universidad Javeriana. Docente Facultad odontología Universidad Autónoma de Manizales. PARRA A. Hernán. Docente Facultad de odontología Universidad Autónoma de Manizales.

RESUMEN:

La literatura propone que una postura inadecuada del cuerpo y la cabeza podría ser factor etiológico de una Disfunción Temporomandibular (D.T.M.). El propósito de este estudio fue determinar la frecuencia de signos y síntomas de DTM y su relación con la postura ocasionada por el oficio (posición adelantada de la cabeza), en Bacteriólogas activas y estudiantes, teniendo como población no expuesta al factor postural, un grupo de estudiantes y Fonoaudiologas activas. Se trabajó con 160 mujeres: 38 estudiantes de Bacteriología, 14 estudiantes de Fonoaudiologia, 54 Bacteriólogas clínicas activas y 54 Fonoaudiologas activas; a quienes se les realizó una encuesta y un examen clínico para determinar la presencia de Disfunción Temporomandibular (DTM) y de disfunción cervical, según el índice de Helkimo. Para determinar la posible dependencia entre las variables y diferencias entre los grupos se realizaron pruebas estadísticas de Chi cuadrado y test de hipótesis. Los resultados evidenciaron una relación estadísticamente significativa ( P < 0,05) entre la frecuencia y severidad de disfunción anamnésica, disfunción clínica, dolor a la palpación muscular, disfunción anamnésica cervical con el tipo de profesión, siendo las Bacteriólogas quienes refirieron y presentaron signos y síntomas de Desorden Temporomandibular con mayor frecuencia y severidad que las Fonoaudiologas. Lo anterior sugiere que el factor postural podría presentar efectos clínicos sobre la población sometida al mismo. Sin embargo, el índice de disfunción clínica parece no tener relación con el tiempo de ejercicio profesional mientras el índice anamnésico si.
.
Palabras Claves: Desordenes Temporomandibulares, Factor postural, Posición adelantada de cabeza.

INTRODUCCIÓN:

La existencia de una correlación entre la posición de la mandíbula y la posición del cuerpo ha sido estudiada desde 1930, por autores como Stiwell y Monson 1. Sherrington2 demostró una relación neurofisiológica entre el cuello dorsal y la función de los músculos mandibulares. Recientemente estudios neurofisiológicos han descrito el rol del sistema trigeminal en el control de la cabeza y el movimiento de la espalda adicional a su rol primario de nocicepción de los tejidos orofaciales 3; basados en que el complejo trigeminocervical puede abarcar los nervios espinales C1 a C4 y los nervios craneales V, VII, IX, X, XI y XII , esta extensa inervación motora y sensitiva representa el origen más significativo de control aferente y eferente de toda la región craneal y suboccipital. Este complejo trigeminocervical es considerado como el primer centro relativo mediador del dolor de la región craneocervical, ya que fibras terminales del nervio trigémino y los primeros tres nervios cervicales entran a la columna de la materia gris al grado de no poder ser diferenciadas anatómicamente. Por lo anterior una postura adversa debe ser considerada como un proceso de injuria repetitiva, y un mal biomecanismo; posiciones del cuerpo durante el trabajo, hobbies y durante el sueño son ambientes ergonómicos significativos, predisponentes, iniciantes y perpetuantes que necesitan ser identificados y manejados.

A pesar de los anterior la literatura reporta una relación clínica aún no muy claramente establecida entre la posición adelantada de cabeza y los Desordenes Temporomandibulares (DTM). Jeffrey Mannheimer y col.4 concluyeron que se aumenta la actividad electromiografica de las fibras anteriores del Temporal, medias del Masetero, y anteriores del Digastrico, cuando la cabeza es deliberadamente posicionada anterior al complejo occipitoatloaxial. El estudio de Jan Huggare y Col 5 en 1992 aunque con una muestra pequeña ilustra la existencia de una cercana interrelación entre los músculos de la masticación y los músculos que soportan la cabeza, permitiéndoles especular sobre un posible factor etiológico de Desordenes Temporomandibulares. Mientras que Won You Lee 6 estudiando la relación entre la posición adelantada de cabeza y la presencia de DTM en 35 pacientes y un grupo control, no encontraron diferencias en la mayoría de las mediciones, lo cual sugiere la no relación, sin embargo el ángulo oído-séptima vértebra-plano horizontal fue significativamente menor ( cabeza posicionada más adelante) en pacientes con DTM que en los individuos control. Así mismo Hackney y Col 7 utilizando fotografías, examen clínico y resonancia magnética para determinar la relación entre una posición adelantada de cabeza y degeneración interna de la ATM, no evidenciaron relación alguna, pero no podría hacerse inferencia a la población por el tamaño de la muestra. Más adelante en 1996 Carmen Palazzi y Col.8 presentaron un estudio con el propósito de determinar el efecto de la posición del cuerpo en la actividad electromiográfica del músculo masetero y esternocleidomastoideo en pacientes con disfunción miogenica Craneo-cervico-mandibular, y encontraron que el patrón electromiografico sugiere que la presencia de hábitos parafuncionales y posición del cuerpo podría estar estrechamente correlacionada con la sintomatología de los músculos esternocleidomastoideo y masetero en pacientes con disfunción miogénica Cráneo-cervico-mandibular. A finales de 1996 Wijer A. y Steenks 9 realizaron un estudio para valorar la prevalencia de signos y síntomas de la espina cervical en subgrupos de pacientes con Desorden Temporomandibular; los resultados indican que hay una considerable relación entre los signos y síntomas de los pacientes con Desorden Temporomandibular y pacientes con desorden de la espina cervical. Así mismo en 1998 Lorenzo Bazzotti 10 realizó un estudio para evaluar la relación entre la posición de la mandíbula, la dinámica de la actividad muscular y la posición de la cabeza, usando evaluaciones electromiográficas del músculo esternocleidomastoideo y postuló que la correlación entre la función mandibular y la posición de la cabeza tiene un fundamento valido. Por otro lado Andrew P. Heise, y Col. 11 determinaron la incidencia de síntomas de DTM por síndrome de Latigazo, y encontraron una considerable relación en el desarrollo de un DTM y la disfunción seguida por una injuria al sistema musculoesqueletico cervical.

Hasta hoy tenemos la relación craneo-cervical suficientemente argumentada, sin embargo no se ha esclarecido el efecto de dicha relación en los hallazgos clínicos. Taddey 12 en 1992 reportó la alta prevalencia de DTM, en músicos, y afirmó que debe considerarse como un factor etiológico ocupacional. El estudio de Outi Kovero y col,13 uno de los realizados con poblaciones sometidos a posiciones de cabeza alteradas como son los violinistas, determinó que un grupo de violinistas mostró alta frecuencia de síntomas y signos clínicos de Desorden Temporomandibular, al ser comparado con un grupo control. Se concluyó que los profesionales que tocan violín pueden tener un factor iniciante o perpetuante para un DTM, relacionado con la posición de la cabeza, y que se hace necesario ahondar en el tema con otros grupos poblacionales, que mantengan posiciones rígidas de cabeza.

El propósito de este estudio fue determinar la frecuencia de signos y síntomas de DTM y su relación con la postura ocasionada por el oficio (posición adelantada de cabeza), en estudiantes y profesionales de Bacteriología y Fonoaudiologia, con tiempos similares de ejercicio profesional.

MATERIALES Y MÉTODOS:

La información se recolectó por medio de una Anamnesis y un examen clínico, realizado por un mismo operador, teniendo como parámetros el Indice de Helkimo14 : índice anamnésico, de índice de disfunción clínica, y de movilidad mandibular, palpación muscular y manipulación funcional según lo descrito por Okesson 15. Se realizó un examen cervical de acuerdo al índice de disfunción craneocervical: anamnésis cervical, dolor en músculos cervicales, y movilidad del cuello el cual fue realizado por una Fisioterapeuta entrenada. La presencia de sensibilidad a la palpación muscular y/o articular se codificó según la escala análoga visual. El estudio no se comprometió con intervenciones terapéuticas, pero informó el estado de salud a las participantes. Los datos fueron sometidos a la prueba de Chi cuadrado para determinar dependencia entre las variables y al test de hipótesis para establecer diferencias significativas entre las proporciones de Bacteriólogas y Fonoaudiologas.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!