¿A qué se debe el Sabor Metálico en la Boca?

Sabor metálico en la boca

Es posible que en muchas ocasiones te hayas topado con un sabor metálico extraño en la boca de manera repentina. Quizá no le hayas dado mucha importancia y tu odontólogo no te haya dado mayor información, pero la realidad es que tiene un nombre: disgeusia. Es así como se ha bautizado este peculiar sabor que ocurre sin ningún tipo de traumatismo o lesión.

Vamos a descubrir qué es la disgeusia y a qué se debe el sabor metálico en la boca exactamente.

¿Qué es la disgeusia?

Es el término médico designado para nombrar a esta afección que causa un sabor metálico en la boca. Suele deberse a una variedad de factores psicológicos, autoinmunes y neurológicos por lo que la causa podría variar de persona en persona.

Por lo general, no es una patología crónica y solo se debe acudir a ayuda médica si llegase a empeorar con otros síntomas.

Causas de la disgeusia

Existen varias causas para esta afección, la gran mayoría es el resultado de ciertos fármacos o suplementos vitamínicos que pueden llegar a causar este sabor metálico en la boca debido principalmente a la sequedad bucal. Por lo que se considera que esto afecta a la lengua que es donde se percibe la sensación.

De igual forma, existen infecciones bucales y dentales como la gingivitis que pueden provocar un sabor metálico debido a la sangre.

También existen otros factores como en el tratamiento de otras enfermedades como el cáncer o la diabetes, con los cuales se puede llegar a percibir este sabor metálico como efecto secundario de los mismos.

Asimismo, en la etapa del embarazo se suele dar la disgeusia de forma paulatina debido a todos los cambios hormonales que suele haber en el cuerpo de la mujer. Por lo que existen diversas causas asociadas a esta afección y dependiendo de los factores se debe o no tratar.

¿Cómo se previene la disgeusia?

No existe una garantía absoluta sobre la prevención del sabor metálico en la boca, pero hay algunas cosas que puedes hacer para tratar que no aparezca.

Lo principal es tener una buena higiene bucal, cepillándote dientes y lengua todos los días y utilizando el hilo dental para mantener la boca sana y libre de problemas de encías y caries.

Otra cosa importante es evitar el cigarrillo y el alcohol y tomar bastante agua para mantener la boca y el organismo en general hidratados.

Tratamientos para la disgeusia

Para tratar la disgeusia, se debe tener en cuenta los factores que la causan. De esta forma, se podrá tomar la decisión si debe requerir algún tratamiento en especifico o si la afección es auto limitada y puede llegar a resolverse por sí misma.

Por otro lado, si la causa es por efectos secundarios de medicamentos o reacciones en el organismo, entonces puede llegar a abordarse mediante tratamientos nutricionales y dietéticos que puedan ayudar a regular la sensación metálica en el gusto.

En lo casos donde se dé esta afección por sequedad bucal, es importante acudir a un odontólogo, quien es quien puede llegar a recomendarte la aplicación de ciertos tipos de enjuagues bucales que puedan mantener tu boca saludable.

De igual forma, esto te permitirá restaurar el calcio y el esmalte de tus dientes, promoviendo a mantenerlos completamente sanos.

¿Cómo se puede diagnosticar la disgeusia?

Muchas veces es difícil diagnosticar si el sabor metálico en la boca que produce la disgeusia es causado por esta u otra afección. Por lo tanto, es necesario acudir a un otorrinolaringólogo, el cual es un especialista altamente cualificado para diagnosticar esta y muchas otras patologías del gusto, olfato, y oído.

Este podrá dar un diagnóstico certero y pondrá a tu disposición el tratamiento que más convenga para tu caso en especifico y así poder solventarlo rápidamente.

De igual forma, un odontólogo también puede ayudar a diagnosticar la disgeusia y si esta la está causando una infección bucal, caries o gingivitis. Por lo que puede ser la mejor opción para descartar cualquier otra causa asociada a medicamentos o al mismo sistema inmune.

Si se trata de problemas dentales, entonces es probable que el médico solucione el problema y te dé las recomendaciones de higiene correspondientes.

La importancia de mantener una correcta higiene bucal

Es necesario tomar en cuenta cada una de las medidas de prevención, siendo la principal de ellas la higiene bucal.

Cepillarse los dientes tres veces al día y hacer uso de enjuague bucal e hilo dental, puede ayudar a disminuir o eliminar el sabor metálico de la boca. Ya que al estar completamente sana, se evita el sangrado de encías y las posibles caries que puedan causar estragos en tus piezas dentales.

Al mismo tiempo es necesario conocer la causa correcta para poder atacar el problema de raíz.

Autor: Mariluz

Más Temas de Odontología AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!