Cómo ser más Autónomos

Ser más Autónomos

La autonomía es la capacidad que tiene una persona para tomar decisiones sin tener influencias; actuar según sus criterios o valores, con independencia o sin depender de la opinión de otros. Lograr ser más autónomos es una competencia para la vida que debemos trabajar constantemente, pero es muy importante que desde pequeños, nos enseñen a ser más autónomos, independientes y con pensamiento crítico.

Y es que la autonomía es una habilidad que se ve reflejada en las diferentes etapas de la vida, como estudiantes, como trabajadores; en los diferentes roles en la sociedad, por ejemplo, hijos, padres, parejas, familiares, etc.

Adicionalmente, educar en la autonomía favorece el desarrollo de otras competencias y habilidades como la autoestima, la autoconfianza, la responsabilidad, el liderazgo, entre otras. (Ver También: Cómo Ser más Asertivos.)

Consejos para Ser más Autónomos

Reconocimiento de Tus Emociones

Lo primero que debemos hacer es ser conscientes de qué está pasando, es decir, reconocer cuáles son nuestras emociones y sentimientos. Es el primero paso para poder entender que debemos trabajar en esta competencia de vida; una vez logras esto, las acciones que emprendas de ahora en adelante serán con toda la intención de convertirte en un ser más autónomo.

Sin Temor a Equivocarnos

Debemos ser muy conscientes de que las cosas no siempre van a resultar como queremos, pero que eso no debe ser un impedimento para seguir tomando decisiones, siendo independientes y autónomos. La frustración es normal y es más frecuente de lo que quisiéramos, pero debe transformarse en algo positivo; como esa fuerza interior que te motiva a seguir luchando por tu proyecto, tu meta, tu idea de negocio, etc.

Y es que el miedo a lo que se desconoce, al fracaso, al error, a la crítica, muchas veces puede ser la razón por la cual nos volvemos dependientes del criterio y las opiniones de otros.

Automotivación y Autoconfianza

Identifica cuáles son tus fortalezas y cuáles son tus debilidades, de esta manera sabrás de qué eres capaz por sí solo y en qué cosas necesitas ayuda. Es muy importante entender que, pedir ayuda, no te hace una persona menos capaz ni dependiente; solo si requieres ayuda en ciertas ocasiones y la usas para aprender.

Reconocer las cosas buenas y malas de ti, te hará una persona más segura, pues tendrás claro qué puedes hacer y de esta manera te enfocarás en lo positivo de tu vida; esto también te lleva a tomar decisiones autónomamente porque sabes que eres bueno en eso. (Ver También: Cómo Gestionar Mejor el Tiempo.)

Consejos para Educar Niñas y Niños más Autónomos y sus Beneficios

Educar a niños y niñas basados en la autonomía es muy importante para que en su edad adulta tengan esta habilidad desarrollada y desempeñen una función mejor en sus diferentes roles. La autonomía en los niños va desde que puedan tomar sus propias decisiones como qué ropa ponerse o con qué juguete jugar; hasta qué hagan actividades acordes con su edad de manera independiente, incluso tareas domésticas.

Para educar menores más autónomos, comienza con tareas pequeñas, por ejemplo, que escojan qué ropa quieren ponerse para ir a visitar a los abuelos; o que ayuden a acomodar la mesa, que recojan sus juguetes, que tiendan la cama, etc, en general, todas estas tareas deben ir acorde a su edad.

Y no importan que lo hagan bien o mal, lo importante del asunto es que se den cuenta que son capaces de hacerlo, que con la práctica van a mejorar; y que pierdan el temor a intentarlo, a fallar, a equivocarse y a volverlo a intentar.

Es importante que cuando delegues tareas o responsabilidades, expliques en un primer momento cómo recomiendas hacerlo, luego supervisa y guía y finalmente déjalos solos que terminen con la actividad. Esto es muy importante porque les fomentas la seguridad en ellos mismos, los educas como personas responsables y les enseñas a tomar decisiones.

Adicionalmente, otra habilidad que aprenden con esas prácticas para ser más autónomos es a tomar decisiones y aprender de sus errores. Porque la vida no se trata de no cometer errores, sino de cometerlos y aprender de ellos y no sentir temor en seguir tomando decisiones.

En este paso, es muy importante que los padres sirvan como guía en las decisiones que tomen los niños, por ejemplo, que les expliquen las consecuencias que tendrán sus actos. Si ellos escogieron su propia ropa para salir al parque, pero no llevan una chaqueta, los padres deberán hacerles ver que probablemente sentirán frío; por lo que es mejor que lleven un abrigo, más no, tomar el abrigo por ellos.

Más Temas de Competencias para la Vida AQUÍ

Autor: Agustín Guevara

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!