El Manierismo

Manierismo

El Manierismo es un estilo artístico que predominó en Italia desde el final del Alto Renacimiento (ca. 1530) hasta los comienzos del período Barroco, hacia el año 1600.

El manierismo se originó en Venecia, gracias a los mercaderes, y en Roma, gracias a los Papas Julio II y León X, pero finalmente se extendió hasta España, Europa central y Europa del norte.

Las figuras en las obras manieristas tienen frecuentemente extremidades graciosas pero raramente alargadas, cabezas pequeñas y semblante estilizado, mientras sus posturas parecen difíciles o artificiales.

Los artistas del Manierismo se dejan llevar por sus gustos con una tendencia a lo irreal y la abstracción.

Cuando el Renacimiento comenzó su crisis, el movimiento manierismo abandonó la proporción de las figuras, la perspectiva del espacio, las expresiones dulces y mesuradas de los personajes renacentistas, así como el uso de líneas claras y definidas.

La gestualidad es un elemento clave del manierismo, especialmente en las artes plásticas. Esta gestualidad hace referencia a poses que son complicadas y artificiosas, la expresión del rostro y también la posición de la cabeza; la posición de las manos que también expresaban una actitud junto con los dedos y otro miembro del cuerpo.

Más Temas de Historia del Arte AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!