Características de un Clima Laboral Tóxico

Clima Laboral Tóxico

El clima laboral se refiere al ambiente que existe dentro de un entorno empresarial, pero principalmente es el que se genera entre los trabajadores. En este sentido, el clima laboral puede ser tan positivo como negativo, que es lo que actualmente se llama clima laboral tóxico.

Como en general el clima laboral se centra en las relaciones interpersonales; en consecuencia, el clima laboral tóxico se refiere a ese ambiente en donde priman conflictos o problemas entre los trabajadores afectando la productividad y provocando otras consecuencias en el ambiente laboral.

Tampoco hay que confundir los desacuerdos o roces normales entre las personas, esto puede pasar de manera esporádica y es normal; el problema aparece cuando son roces más frecuentes que terminan afectando la convivencia dentro de la empresa.

Y es que, no todo se puede clasificar como tóxico, también debemos entender que los trabajadores son humanos; que tienen días malos, que tienen vida más allá de la empresa y que afectan sus emociones, que hay problemas y enfermedades que con seguridad inciden en el estado de ánimo de la persona.

Por eso cuando una persona tiene un comportamiento que podríamos calificar como negativo o inadecuado es esporádico, no se podría calificar como una persona que propicie un clima laboral tóxico.

Pero, si esta situación es muy frecuente y, además, afecta la convivencia del equipo o del departamento, sí podría hablarse de un clima laboral tóxico. (Ver También: Herramientas Frecuentes de la Psicología Organizacional)

Características de un Clima Laboral Tóxico

Aunque el clima laboral se refiere al ambiente entre los trabajadores, sin embargo, hay situaciones o condiciones en la empresa que pueden propiciar un ambiente desfavorable:

Ambigüedades de cargos o rol

No tener claro cuáles son las funciones del cargo o tener que hacer tareas que no le corresponden conllevan a que los trabajadores no se sientan a gusto con la situación.

Los problemas de roles desencadenan estrés, inconformismo y el síndrome de burnout; como consecuencia es mucho más probable que los roces aumenten, ya sea entre trabajadores del mismo nivel como en las relaciones hacia los superiores.

Acoso laboral, mobbing o compañeros tóxicos

El clima laboral se basa en la relación entre los trabajadores, pero que ciertamente están influenciadas por las condiciones y el ambiente de la empresa. Evidentemente el recurso humano es un elemento clave de cualquier empresa, que puede influir positiva o negativamente en el clima laboral.

Situaciones como el acoso, una mala relación entre compañeros o comportamientos tóxicos de las personas propician un clima laboral tóxico. Ten presente que el acoso no solo se puede dar desde un cargo superior hacia uno de menos nivel, sino también, entre compañeros del mismo nivel.

Circunstancias adversas

Condiciones en el trabajo como horarios pesados, falta de reconocimiento, trabajo excesivo y/o mal remunerado, acoso, falta de comunicación o comunicación inadecuada, entre otros, son situaciones que pueden generar un clima laboral tóxico, pues desata la inconformidad de los trabajadores con el trabajo y la empresa.

Por eso es importante desde el área de recursos humanos gestionar planes y proyectos que incentiven el bienestar de los trabajadores; de esta manera se evitan problemas como el clima laboral tóxico, y en cambio, se favorece e incentiva la productividad de los trabajadores.

Liderazgo negativo

Una de las características de un clima laboral tóxico y que se puede prevenir desde la gestión de los recursos humanos es el liderazgo negativo.

Los jefes ejercen influencia en sus trabajadores, por eso es tan importante trabajar en el liderazgo y gestión en estos cargos; sus acciones tienen consecuencias en su equipo de trabajo, que pueden ser tanto positivas como negativas.

Estudios han demostrado que cuando un líder de área es carismático, tiene buena comunicación con los trabajadores y se preocupa por su bienestar, la empresa o el departamento obtienen mejores resultados.

Comportamientos tóxicos

Desde RR.HH es importante identificar aquellos comportamientos tóxicos que propicien un mal clima laboral. Por ejemplo, entornos en donde se critican y juzgan a las personas, donde no hay comunicación respetuosa, donde se genera un ambiente competitivo no sano, donde se expanden rumores, entre otras.

Un clima laboral tóxico se puede propiciar por comportamientos puntuales de ciertos trabajadores, pero también se puede propiciar por fallas dentro del ambiente laboral; en este sentido, la gestión de los recursos humanos es importantísima para evitar un mal clima laboral.

Más Temas de Recursos Humanos AQUÍ

Autora: Isabella Bernal

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!