Cómo Saber si eres un Padre Tóxico

Cómo Saber si eres un Padre Tóxico

Por padre tóxico se entiende a aquel padre (tanto mamá como papá) que causan algún tipo de sufrimiento a sus hijos, ya sea físico, mental o emocional a través del maltrato, la manipulación, ignorar las necesidades básicas de los niños, entre otros comportamientos negativos que infrinjan algún daño a los menores como el abandono emocional, no abrazar a los hijos, la falta de comunicación, etc.

Estos comportamientos tóxicos de los padres pueden ir desde la infancia, pasando por la adolescencia hasta llegar a la adultez. Las consecuencias sobre los hijos de los padres tóxicos repercuten durante toda la vida.

Aquellos padres que no toma en consideración los sentimientos y emociones de sus hijos, están formando personas con baja autoestima, inseguros, personas que no se sienten dignas, sumisos y siempre estarán en la búsqueda constante de aprobación por otros, atándolos física y emocionalmente a alguien, provocando que sean inestables emocionalmente.

Padres tóxicos” no solo se refiere a la madre o el padre, sino a cualquier persona que ejerza como cuidadora como abuelos, tíos, niñera, etc. Es muy importante saber que el deber de padres no solo recae en el mero acto de engendrar y dar a luz, es una responsabilidad para toda la vida de formar buenas personas.

Ver También: Manejo de la Ira en Niños.

¿Cómo Saber si un Padre es Tóxico? 12 Características para Descubrirlo

1. Maltratadores tanto física como verbalmente.

2. Padres intransigentes.

3. Manipuladores

4. Padres muy exigentes con los hijos.

5. Tienden a ser autoritarios hasta el punto de llegar a ser tiranos.

6. Critican todo lo relacionado con el hijo, por ejemplo, sus amigos, sus logros, su forma de vestir, etc.

7. Son celosos de cualquier persona que haga feliz al hijo.

8. Proyectan en sus hijos sus propios sueños o fantasías; por ejemplo, si el papá de niño quiso jugar futbol, obliga a su hijo a jugarlo aun cuando el pequeño no quiera.

9. Los padres tóxicos son egoístas y egocéntricos pues anteponen sus deseos y necesidades, antes de los anhelos de los hijos.

10. Encuentran en sus hijos los responsables y culpables de las frustraciones y fracasos de los padres.

11. Los padres tóxicos planifican al máximo la vida tanto personal como profesional de sus hijos.

12. Resultan ser padres extremadamente protectores limitando la capacidad de decisión de los hijos.

13. Controlan a los hijos por medio del dinero o la culpa.

14. No valoran a su hijo por la persona que es, sino por los logros alcanzados. Tampoco respetan los espacios personales de los menores, ni sus pensamientos, ni opiniones, ni sentimientos.

15. Un padre tóxico hace que su hijo se vuelva cómplice de sus problemas, secretos o adicciones.

16. Los padres tóxicos también pueden ser pasivo-agresivos, es decir que no los agreden física o verbalmente de manera directa, pero sí emplea otras formas como el sarcasmo o el humor hostil.

17. Y, definitivamente, un padre es tóxico cuando sus hijos le tienen miedo en vez de respeto.

¿Qué Consecuencias Pueden Tener los Hijos con Padres Tóxicos?

Ese mundo de represión, de castigo y de exigencia, puede desencadenar en que los hijos crezcan con problemas de autoestima, en este caso con autoestima baja.

Esto además de muchas inseguridades les puede provocar que tengan una voz interior muy estricta; que sean muy duros con ellos mismos, por ejemplo, que se sientan inútiles, incapaces, inservibles, probablemente lo que aquellos padres tóxicos les decían durante la infancia.

El abandono de los padres hacia los hijos, no solo la ausencia de los padres, sino que éstos no tengan una conexión emocional con sus hijos, hace que los hijos desarrollen problemas emocionales grave.

Por ejemplo, se acostumbran a lidiar con la ira y el dolor, entonces no serán capaces de abandonar una relación tóxica porque ya están acostumbrados a vivir con ellas.

Los hijos que viven o han vivido con padres tóxicos son hijos que tienen miedo al rechazo y al fracaso, producto también de su baja autoestima; y al sentir que, si no son lo suficientemente buenos o no son los mejores en todo, no lograrán recibir el amor y atención que necesitan, ya sea de sus padres, sus parejas, en general de su entorno.

Más Temas de Educación y Crianza AQUÍ

Autora: Jamy Escobar

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!