Educación Emocional en Niños

educación emocional niños

Las emociones son un aspecto muy importante de nuestras vidas, llamamos educación emocional o inteligencia emocional cuando aprendemos a controlarlas y gestionarlas de manera eficiente.

Aprender a controlar las emociones nos permite afrontar de mejor manera situaciones a las que nos vemos enfrentados todos los días, también es una habilidad que nos ayuda a desenvolvernos mejor en la sociedad.

Por eso a los más pequeños debemos llevarlos por el camino de la educación emocional, ayudarlos a que desarrollen la capacidad para aceptar la frustración, aceptar negativas y el respeto al prójimo.

La educación emocional ayuda a:

• Percibir y expresar sus emociones
• Entender las emociones y sus consecuencias
• Regular las emociones propias y en los demás

4 Claves para la Educación Emocional en Niños

1. Primero es importante enseñarles a los niños cuáles son las emociones y que aprendan a reconocerlas, lo ideal es que un niño de 5 años ya pueda identificar por qué se siente contento o por qué se siente enojado o por qué siente miedo.

Que aprendan a reconocer las emociones propias también les ayuda a identificar las emociones en las demás personas y así desarrollan empatía. A los más pequeños se les puede ir enseñando cuáles son esas emociones por medio de dibujos

2. Una vez identificadas cuáles son las emociones lo siguiente es enfrentar al niño a estas emociones, generalmente se van a sentir superados es cuando aparecen las rabietas y pataletas, como padres NO debemos reforzar estas situaciones, pero cuando se calmen debemos enseñarle la mejor forma de enfrentar sus emociones y es hablando, lo mejor es que desde pequeños aprendan a expresar sus emociones.

3. Para lo anterior es importante fomentar el desarrollo en la comunicación de los niños, desde pequeños debemos jugar, hacerles preguntas, enseñarles mediante el ejemplo a dialogar, hacerles sentir que su opinión es muy importante, así van creando confianza en sí mismos y no tendrán miedo a expresar lo que sienten.

4. Pero, así como hablar es importante, también lo es escuchar, enséñale a guardar silencio mientras otra persona habla, esto es algo que se aprende con el ejemplo, cuando tu hijo te hable préstale 100% atención, aprenderá que debe hacer lo mismo con otras personas. También es importante que cuando les hables lo hagas de frente, mirándole a los ojos y terminando con preguntas como: ¿has entendido? ¿estás de acuerdo? ¿qué opinas?

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!