Cómo Vestir a los Niños Durante el Invierno

Vestir a los Niños para el Invierno

Vestir a los niños durante el invierno puede resultar un problema para los padres, especialmente los primerizos que se ven enfrentados a estas bajas temperaturas. ¿Y es que, cómo saber qué tanto es mucho o qué tanto es poco? O cuando son bebés y aún no hablan, ¿cómo saber cuánto tienen frío o cuándo tienen calor?

Son dudas muy frecuentes, especialmente a padres que se enfrentan por primera vez a un invierno, por eso aquí te vamos a compartir algunos consejos muy prácticos para que aprendas a vestir a los niños y bebés durante el invierno.

Ver También: Citas con el Pediatra: Cada Cuánto Deben Ser.

Consejos para Vestir a los Niños durante el invierno

Regla General

Vestir a los niños con una capa más de ropa de lo que normalmente usarían los padres. Normalmente los padres caen en el error de poner muchas prendas al bebé o al niño hasta el punto que ni se puede mover bien. No hay que exagerar, una prenda más de lo que usarían los padres es suficiente. Ten presente que vestirlo demasiado puede hacer que su temperatura corporal aumente hasta el punto de la fiebre.

Vestirlo en Capas

Es la mejor opción para afrontar las bajas temperaturas del invierno, especialmente si se van a estar en diferentes ambientes; es decir, primero en la calle, después en el carro, luego en el parque, finalmente en la casa, etc. Eso es muy importante tenerlo en cuenta, pues cuando se está dentro de un lugar cerrado no van a sufrir con el viento.

Lo recomendado para los niños es vestir en 3 capas y en los bebés menores de 9 meses una capa adicional. Las capas serían así:

1. La primera una camisa ajustada al cuerpo.
2. La segunda capa una camisa o saco más suelto.
3. La tercera capa una chaqueta abrigadora y ojalá impermeable, preferiblemente de una talla más grande para que el niño quede cómodo.
4. Y la cuarta capa en el caso de los bebés sería o una cobija encima que lo cubra o tener: la camisa ajustada, la camiseta suelta, un sweater y la chaqueta.

¿Por qué es importante vestirlos en capas? Porque el niño va a estar en movimiento, los niños son activos y les gusta correr y jugar, esto hace que su cuerpo se caliente y comiencen a transpirar. En ese momento podemos comenzar a quitar capas de ropa para ayudarlo a termorregular, sin exponerlo al frío.

Lo ideal es hacerlo de manera transicional o solo quitar la chaqueta más abrigadora, tampoco se puede dejar al niño en pleno invierno con una camisa de manga corta pues los vientos pueden lastimar su piel. Nuevamente, en el momento en que el niño se quede quieto, se le viste con la capa de ropa que se le quitó.

Extremidades y Cabeza Siempre Protegidas

Las manos, los pies, las orejas y la nariz son las zonas del cuerpo que más rápido se enfrían; de hecho, por ahí se pierde rápidamente el calor de todo el cuerpo. Esto pasa no solo en los bebés y niños, sino también en los adultos, por lo que es una zona de cuidado durante el invierno.

Los gorros que cubren las orejas son muy prácticos, los guantes también son indispensables, especialmente si el niño va a estar en la calle recibiendo los fuertes vientos del invierno. También es muy importante tener un calzado especial para el invierno y unas medias gruesas. En el caso en que el niño va a estar en la calle se recomienda que use una bufanda que cubra su nariz y boca.

¿Cuándo es Demasiada Ropa?

Esto es muy importante especialmente cuando los bebés aun no pueden hablar, algunas señales de que el niño está demasiado abrigado y tiene mucho calor es cuando se presenta demasiada sudoración que humedecen no solo su piel, sino también su cabello.

Comienza a tener una respiración agitada y rápida estando en reposo, también le puede aparecer un ligero sarpullido en su piel producto del calor o está presentando fiebre, debido al aumento de su temperatura corporal.

En cualquier de estas situaciones comience a quitar capas de ropa de manera paulatina, no puede exponer al niño a cambios de temperatura fuertes, si la ropa está húmeda, especialmente de las primeras capas se deben cambiar; y siempre mantener al niño hidratado.

Más Temas de Niños AQUÍ

Autora: Jamy Escobar

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!