Fiebre en Bebés: Qué Hacer en Casa y Cuándo Ir al Médico

Fiebre en Bebés

La fiebre se refiere al aumento de la temperatura corporal, la fiebre en bebés es cuando su temperatura aumenta por encima de los 37.5°C o 38°C dependiendo de la zona en donde se tome. Los padres deben saber que la fiebre en sí no es una enfermedad, sino es una alerta de que algo está pasando en el cuerpo del bebé.

De hecho, la fiebre puede aparecer por varias razones, la primera es por el exceso de ropa, especialmente en los bebés lactantes y recién nacidos, ya que como aún no son capaces de regular su propia temperatura, el exceso de abrigo y el calor del ambiente pueden hacer que fácilmente se les suba la temperatura.

La segunda razón es producto de las vacunas y la tercera a causa de una infección, que es la causa más frecuente. La fiebre en estos casos es muy útil pues es que la estimula al sistema inmune a combatir las infecciones mediante los mecanismos naturales de defensa del cuerpo.

Ver También: Citas con el Pediatra: Cada Cuánto Deben Ser.

Fiebre en Bebés: Todo lo que Debes Saber

Indicadores de Fiebre

Lo mejor es tener en casa un termómetro digital, en ese caso hay 3 indicadores muy importantes, pues la temperatura no es la misma en todo el cuerpo. Si tomas la temperatura en la boca hay fiebre si presenta 37.8°C o más. La temperatura de la axila de 37.2°C o más indica fiebre y la temperatura del recto de 38°C o más indica fiebre.

Si no tienes a la mano un termómetro, hay un método que se llama “temperatura táctil”, consiste en darle un beso en la frente al bebé o tocar ligeramente su piel y así sentir qué tan caliente puede estar.

Sin embargo, no es forma muy precisa de medir la fiebre, pero que inicialmente puede dar un indicio. Otro indicador es mirar si el niño comienza a respirar más rápido o tienen su ritmo cardiaco más acelerado.

¿Cómo Tratarla en Casa?

Un episodio de fiebre puede aparecer en cualquier momento, lo importante es saber que no todos los casos necesitan medicación ni tampoco visitar al pediatra. Si el bebé o niño come bien, toma bebidas, quiere jugar, sonríe, está alerta, su piel es de color normal y en general tiene buen aspecto no es necesario acudir al médico.

En este caso, desde casa se puede tomar medidas para ayudarle al niño a que se sienta mejor y bajar la fiebre, lo primero es vestirlo con ropa ligera, si es la hora de dormir abríguelo solo con una sábana o una cobija delgada.

Brindarles bebidas es la mejor forma para evitar que se deshidraten, ensaya con varias opciones como agua, helados, gelatinas o sopas. No ofrezcas bebidas con cafeína ni tés porque pueden empeorar la deshidratación.

¿Cuándo Ir al Médico?

Debes acudir inmediatamente al médico cuando el bebé menor de 3 meses de edad tenga una temperatura rectal de 38°C o más; en el caso de los niños la temperatura de 39°C o más. Sin embargo, existen otras condiciones en las cuales debería llevar al niño al médico, aunque no presente fiebre de 39°C, sino un poco menos, por ejemplo:

1. Que el niño tenga vómito y/o diarrea persistente
2. Que no consuma líquidos y esté muy enfermo para poderlos consumir
3. Que se queje de algún dolor específico
4. Si llega a presentar algún signo de deshidratación como letargia, que esté menos activo, que no tenga lágrimas al llorar o esté orinando menos de lo habitual
5. Si tiene dolor al orinar
6. Si son fiebres recurrentes, aunque duren poco
7. En el caso de niños menores de 2 años si lleva más de 24 horas con fiebre, y en el caso de niños mayores de 2 años si lleva más de 72 horas con fiebre
8. Si le aparece alguna erupción en la piel
9. También en el caso de que el niño tenga una enfermedad crónica

Los siguientes factores son razones por las que debería llevar al niño al servicio de urgencia:

1. Si tiene dolor de cabeza fuerte
2. Si su llanto es inconsolable
3. Si presenta problemas para despertarse o aletargamiento
4. Si tiene irritabilidad extrema o mucha inquietud
5. Si presenta rigidez en el cuello
6. Si la lengua, labios o uñas están azulada
7. Si evidencian la aparición de morados, moretones o sarpullidos en la piel
8. Si presenta dolor abdominal
9. Si el niño tiene babeo e inclinación hacia adelante
10. Si aún después de destaparle la nariz continua con problemas para respirar
11. Y si se presentan convulsiones

Más Temas de Niños AQUÍ

Autora: Jamy Escobar

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!