¿Cómo ser mejor mamá?

ser mejor mamá

Ser mamá no es una tarea fácil, como dicen popularmente, los hijos no vienen con manual de instrucciones y ser una buena mamá puede llegar a ser muy retador. Es normal que todas las mamás quieran hacer lo mejor por sus hijos y quieran ser buenas mamás, por eso aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte a ser una mejor mamá.

15 consejos infalibles para ser mejor mamá

Aprende a decir “no”

Decir no es una habilidad que nos deben enseñar desde muy pequeños, porque es muy útil para toda la vida y en todos sus ámbitos. Para ser una mejor mamá no tienes que decir “sí” a todo, al contrario, tienes que aprender a decir “no” cuando sea necesario. (Lee también: Cómo Poner Límites a los Hijos Adolescentes)

No tienes que hacer todo lo que te piden tus hijos o ceder a todas sus demandas. Es importante establecer límites y enseñarles a tus hijos a respetar esos límites. Esto es muy importante tanto para la educación de ellos como por tu bienestar.

Ten presente que, durante la vida, incluso la adulta, no siempre van a conseguir con lo que quieren, por eso es importante que desde pequeños aprendan a manejar un “no” como respuesta.

Encuentra tiempo para ti

Es importante tomarse tiempo para ti misma y hacer cosas que te hagan feliz. Esto te ayudará a ser una mejor mamá ya que te sentirás más relajada y tendrás más energía para ocuparte de tus hijos. No puedes cuidar de alguien más si no puedes cuidar de ti misma. Dedícate tiempo, así sean pequeñas cosas diarias que te hagan feliz, verás la diferencia a la ora de cuidar de tus hijos y ser mejor mamá. (Te puede interesar también: Agotamiento Parental)

Haz ejercicio y come de manera saludable

Cuidar de tu cuerpo es importante no solo para tu salud, sino también para tu bienestar emocional. Cuando te sientes bien contigo misma, es más fácil ser una buena mamá. (Te recomendamos leer: Rutinas de Ejercicio Físico para Padres con Poco Tiempo)

Demuestra amor y afecto

Es importante demostrar a tus hijos que los amas y que te importan. Esto puede ser a través de abrazos, besos, palabras de aliento o simplemente dedicarles tiempo de calidad. Demostrar amor no solo es regalar cosas materiales o dar regalos costosos, los niños valoran más el tiempo que comparten con sus papás.

Fomenta su independencia

Fomentar la independencia es un deber de padres para el bienestar de los hijos, especialmente en la edad adulta. Deja que tus hijos hagan cosas por sí mismos y aprendan a ser independientes. Esto les ayudará a crecer y a desarrollar confianza en sí mismos, no importa si al comienzo hacen las cosas mal, déjalos que aprendan, corrige lo necesario hasta que lo hagan bien.

Enseña a tus hijos a ser responsables

Ayuda a tus hijos a desarrollar responsabilidades y a ser responsables de sus acciones. Esto incluye tareas del hogar, hacer las tareas y ser responsables de sus propias decisiones.

Sé un buen modelo

Nada más cierto que se aprende mejor con el ejemplo. Tus hijos te observan y te imitan, por lo tanto, es importante ser un buen modelo para ellos y mostrarles cómo comportarse de manera adecuada. No puedes enseñar respeto cuando en casa los papas se gritan o se insultan.

Fomenta su aprendizaje

Ayuda a tus hijos a aprender y a desarrollar sus intereses y habilidades. Esto puede ser a través de libros, juegos educativos o actividades al aire libre. El aprendizaje puede llegar de diferentes formas y se puede aprender sobre muchas cosas, incentiva un hobbie en tus hijos y ayúdalos a profundizar su conocimiento. (Lee también: Importancia de Leer a tus Hijos)

Sé paciente

Ser una buena mamá es un trabajo difícil y puede ser frustrante a veces. Es importante ser paciente y tratar de mantener la calma, incluso cuando las cosas se pongan difíciles. Recuerda que son niños y no tienen la experiencia del adulto para comprender el por qué de las cosas.

Demuestra gratitud

Asegúrate de agradecer a tus hijos por lo que hacen y por lo que son. A todos nos gusta ser apreciados y reconocidos por nuestras acciones y es importante que tus hijos sepan que estás orgullosa de ellos y que aprecias lo que hacen. Asimismo, nunca debes comparar a tus hijos con los hijos de otros, cada niño tiene su propio proceso en la vida.

Sé consistente

Es importante ser consistente en tus expectativas y en cómo te ocupas de tus hijos. Esto les ayudará a entender lo que se espera de ellos y a desarrollar un sentido de seguridad y estabilidad. Por esta razón, también es muy importante mantener una comunicación clara y fluida con tus hijos, esto ayudará mucho en la relación de madre-hijo y por consiguiente, te ayudará a ser mejor mamá

Aprende a pedir ayuda

No tienes que hacer todo sola. Aprende a pedir ayuda cuando lo necesites y acepta la ayuda de familiares y amigos cuando te la ofrezcan. Eso no te hace ser una mala mamá, al contrario, pones el bienestar de tu hijo por encima del ego.

Sé flexible

No puedes controlar todo y es importante aprender a ser flexible y adaptarte a los cambios. Esto te ayudará a ser una mejor mamá ya que te sentirás menos estresada y más capaz de manejar cualquier situación que surja.

Disfruta de tus hijos

Asegúrate de disfrutar de tus hijos y de tomarte el tiempo para divertirte con ellos y hacer cosas juntos. Si bien el proceso de crianza puede ser muy estresante, no puedes permitir que tus hijos relacionen tu presencia solo con regaños, órdenes y gritos.

Aprende a perdonar

Nadie es perfecto y es importante aprender a perdonar tanto a ti misma como a tus hijos. Esto te ayudará a tener una relación más saludable y a ser una mejor mamá.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!