Cólicos en Bebés: Por Qué Pasa, Cómo Tratarlos y Consejos Caseros

Cólicos en Bebés

Los cólicos en bebés son más frecuentes de lo que imaginas, de hecho, se estima que el 40% de los bebés lactantes presentan cólicos. Pueden comenzar un poco antes del primer mes de vida y generalmente desaparecen a los tres o cuatro meses de nacer.

Tanto los bebés que toman leche materna como leche de fórmula pueden presentar cólicos; y aunque se desconoce la causa exacta de la aparición de cólicos en bebés, se puede atribuir a la intolerancia del bebé a la leche de vaca de la leche de fórmula y en el caso de aquellos que amamantan, podría tener mucha relación con la dieta de la mamá.

Ver También: Tipos de Tetero y sus Características.

Todo Sobre los Cólicos en Bebés

¿Cómo Saber si mi Bebé Tiene Cólicos?

Cuando el bebé llora y llora sin causa aparente lo más probable es que el bebé esté teniendo cólicos. De hecho, el llanto es uno de los principales indicadores de cólico en el bebé; por ejemplo, cuando un bebé está sano, está ganando peso, se alimenta bien y con normalidad, pero presenta llanto agudo por varios periodos y es muy difícil tranquilizarlos, es probable que tenga cólicos.

¿Qué tanto llorar se puede definir como cólico del lactante? Se podría indicar que, si llora tres o más horas al día, por al menos tres días a la semana y por mínimo tres semanas, podría tratarse de cólicos.

La regurgitación no es un síntoma que indique cólico, de hecho, bebés que no sufren de cólicos también pueden regurgitar de vez en cuando. Pero, si el bebé regurgita o vomita con frecuencia y además está perdiendo peso o no está ganando peso como se debe, debes consultar de inmediato con el pediatra.

¿En qué otros casos se deben consultar con el pediatra? Cuando el bebé no tiene un buen reflejo de succión o lo suficientemente fuerte para amamantar bien o cuando tiene sangre en las heces o presenta diarrea, pues los bebés cuando tienen cólicos hacen heces normales y tienen un reflejo de succión normal.

¿Qué lo Causa?

Cuando el bebé se alimenta con leche de fórmula los cólicos se pueden presentar por intolerancia a la leche de vaca que generalmente está hecha este tipo de leche.

Y cuando el bebé se alimenta con la leche materna puede estar relacionado con la dieta de la mamá; sin embargo, no es algo universal, hay mamás que han eliminado de la dieta la cafeína y mejora los cólicos del bebé, otras mamás controlan el consumo de lácteos, huevos, trigo o la soja y también ayuda a los cólicos del bebé. Otros alimentos como la cebolla o el repollo también pueden resultar irritantes para el bebé.

¿Cómo Tratar los Cólicos en Bebés en Casa?

Lo primero es llenarse de paciencia, no hay una fórmula mágica, así que puedes ensayar varias cosas para ver qué es efectivo en tu bebé. Si sospechas que tu bebé tiene cólicos procura hacer que eructe más cada vez que come. Las posiciones para aliviar los cólicos son importantes, intenta sentarte con el bebé en una mecedora o sienta al bebé en un columpio, el movimiento puede ayudarlo a sentirse mejor.

Hay una posición recomendada por las “abuelas” y es acomodando al bebé boca abajo sobre tu brazo, la cabeza del bebé deberá quedar apoyada sobre tu mano y los brazos y las piernas quedarán colgando; balancéalo suavemente mientras caminas de un lado a otro.

Salir a dar una vuelta en el carro sentando al bebé en la silla para carro también los puede ayudar mucho porque las vibraciones ayudan a tranquilizar al bebé. Otra posición que puedes intentar es acomodar al bebé boca abajo sobre los muslos y masajear su espalda.

Aprovecha esta posición para dar un masaje y hacer aromaterapias con algún aceite esencial apto para bebés; te recomendamos la lavanda o la manzanilla que tienen efecto calmante; con al aceite de hinojo dulce haz un masaje muy reconfortante sobre su barriguita siguiendo las agujas del reloj. Recuerda usar solo un par de goticas pues estos aceites son muy concentrados.

Más Temas de Niños AQUÍ

Autora: Jamy Escobar

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!