Metales para Joyerías

metales en la joyería

Una de las características fundamentales de una joya es su durabilidad y por eso se usan los materiales más nobles conocidos. A veces, los metales preciosos no presentan todas las cualidades mecánicas que serían deseables para su uso en orfebrería, joyería o bisutería, por eso se usan aleaciones.

¿Qué Metales se Usan en la Joyería?

Metales Férreos

Entre los metales férreos se encuentran el hierro fundido, el forjado y el acero inoxidable, los tres se pueden emplear en la joyería, aunque el más común es el acero inoxidable, empleado mayormente en piezas para perforaciones en el cuerpo o en accesorios masculinos.

Metales No Férreos

Por el lado de los metales no férreos, se encuentran todos los metales preciosos, como el oro y la plata, también está el cobre, el latón, el metal de doradores o gilding, el níquel, la plata níquel, el metal blanco, el peltre y el aluminio, son los metales más comunes en la joyería y en algunas áreas de la bisutería.

Metales Refractarios

Finalmente, se encuentran los metales refractarios que son aquellos que son difíciles de fundir y poco maleables para la joyería, entre estos están: el platino siendo un metal precioso, el cromo, el rodio, el titanio, el tántalo, entre otros.

Punto de Fusión de los Metales

A continuación, le presentamos una tabla con los puntos de fusión de los metales más utilizados en la joyería:

Metal (estado puro) Centígrados Fahrenheit
Acero 1350 2430
Aluminio 659,7 1219,6
Cobre 1083 1981,4
Estaño 231,89 417,5
Hierro 1535 2795
Latón 1015 1859
Níquel 1455 2619
Oro 1063 1945,4
Plata 960,5 1728,9
Platino 1773,5 3192,3
Plomo 327,4 621,32
Titanio 1668 3035
Zinc 419,47 755,04

¿Cómo Reconocer el Oro y la Plata, los Metales más Usados en la Joyería?

Casi el 95% de la joyería que se fabrica es en oro y plata, son los metales más comunes en el mundo de las joyas, con estos consejos que te vamos a contar podrás identificar si es oro o plata pura.

Reconocer Oro Puro

Con una lupa y buena iluminación busca alguna marca de autenticidad, generalmente las piezas originales en oro tienen una marca que indican los quilates que tiene y su pureza.

Una prueba fácil y efectiva es con un imán, resulta que el oro no es un material magnético, entonces al acercarlo a un imán la joya no debería quedar pegada.

Otra opción que se usa en joyas usadas es revisar si tiene alguna decoloración, especialmente en los bordes, si en esas partes presenta cambio de color quiere decir que la pieza tiene un baño de oro, pero no es completamente de este metal.

Reconocer la Plata

Así como el oro, la plata no tiene magnetismo, así que también haz la prueba del imán. Otra forma de comprobarlo es dejando caer la pieza al piso y escuchar su sonido, deja caer la pieza o joya a una altura de 15cm, si escuchas un sonido parecido al de una campana es plata genuina, si por el contrario escuchas un sonido grave probablemente sea una pieza que está mezclada con varios metales.

Piedras y Gemas Orgánicas

Todas las gemas son de origen natural, pero cuando decimos piedras orgánicas, nos referimos a piedras de origen vegetal o animal. Por ejemplo, las perlas, que muchas de ellas son cultivadas actualmente; se presentan en una diversidad de formas al igual que en diferentes colores, existen en color blanco, amarillo, rosado, verde, gris e incluso en negro.

El azabache es una gema orgánica de origen vegetal, es realmente madera petrificada y se encuentra principalmente de color negro, aunque también en tonalidades marrones.

Otra gema orgánica es el ámbar, un material blanco que es fácil de trabajar y pulir, se encuentran en colores desde el rojo hasta el ocre en tonalidades cálidas. El coral, que proviene de los esqueletos de los animales marinos de aguas calientes, se presenta en varios colores como el rojo, naranja, café y negro.

MÁS TEMAS DE JOYERÍAS AQUÍ

1 COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!