Formas de Identificar un Diamante

Formas de Identificar un Diamante

El diamante es reconocido por ser la piedra preciosa con mayor dureza, y la más comúnmente utilizada para el compromiso matrimonial desde hace muchos años. Cuenta con diversas tonalidades de colores como azul, rosa, naranja, verde, marrón, amarillo e incoloro, siendo esta última la más popular. Aquí te contamos las formas de identificar un diamante legítimo.

Valoración para Identificar un Diamante

La valoración del diamante es determinada por cuatro factores:

Color:

Anteriormente se creía que los diamantes de color era sinónimo de baja calidad o interferidos, sin embargo con el paso del tiempo, se han ido aceptando estos diamantes de colores intensos y escasos en la naturaleza.

Pureza:

La pureza es la que determina si la piedra tiene o no inclusiones a simple vista, ésta varía según el tamaño y cantidad de las mismas siendo FL-IF el grado de pureza más alto e I1, I2 e I3 el más bajo.

Talla:

Este factor se refiere a los diferentes cortes que se le realizan al diamante con el propósito de generar mayor brillo, mientras más proporcionada y perfección de acabado se realice, tendrá mayor brillo.
Peso o Quilate:

Los diamantes se pesan a través de balanzas especiales y su peso se expresa en quilates o carat. Las variaciones del peso de los diamantes no es mucha mientras el tamaño y la talla sea parecida, es decir, si cuentas con dos diamantes similares de distinto origen el peso debería ser igual o con una mínima diferencia.

¿Cómo Identificar si un Diamante es Real?

Actualmente, se encuentran diversas piedras de apariencia similar que podrían imitar al diamante hasta llegar a la perfección, sin embargo, hay maneras de descartarlas:

1. Siendo formaciones de origen natural, es normal que el diamante tenga inclusiones, por ende, si no notas ningún tipo de inclusión con ayuda de un lente de aumento, lo más probable es que sea sintética.

2. La prueba de aliento es una forma sencilla para saber si es genuina, debido a su resistencia al calor. Para esto deberás acercarte la piedra a la boca y empañarla con el aliento, el diamante inmediatamente volverá a su estado normal, mientras que uno falso tardará un poco más.

3. Por lo general, sin importar los 4 factores descritos anteriormente, los diamantes genuinos son montados en metales preciosos como el oro, platino o plata de mayor pureza y tienden a venderlos con un certificado de autenticidad.

4. El brillo del diamante es único, por lo que al exponerlo a la luz soltará un brillo entre los colores gris y blanco, en el caso de algún diamante sintético o del zirconio deslumbrará un brillo con colores del arcoíris.

5. Otra forma para saber si el diamante es real es probando su refracción, dibuja en un papel, un punto y por otro lado una línea recta, un diamante no será capaz de reflejar estos dibujos, en el caso de una imitación se podría ver a través de ella y ver una línea continua.

6. Por último, está la prueba de calor, se trata de someter la piedra a calor por unos segundos y luego introducirla en agua fría, un diamante resistirá por su dureza, cualquier otra imitación se derretirá o quebrará.

Cabe destacar que para salir de dudas se puede pedir en las joyerías o a expertos pruebas para descartar cualquier tipo de falsificación. También es recomendable comprar diamantes o joyas en lugares confiables y en donde te brinden un certificado de autenticidad junto a tu compra.

Piedras que pueden Imitar un Diamante

  • Moissanita
  • Zirconio
  • Titanita
  • Fabulita
  • Zafiro blanco
>> MÁS TEMAS DE JOYERÍAS AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!