Mitos en la Alimentación de los Perros: Huesos Sí o No

los huesos para perros

Los huesos han sido asociados toda la vida con la alimentación de los perros, mucho se ha hablado sobre si es bueno o malo que los perros los coman, por eso te contamos todo lo que debes saber sobre este tema.

Aunque para los perros comerse un hueso puede resultar muy delicioso y entretenido, la verdad es que el riesgo siempre estará presente si los consume, aquí te decimos cuáles son:

  • Pueden producir lesiones en la boda del perro, tanto en la lengua como en el paladar, formando llagas molestas y dolorosas para tu mascota.
  • Las astillas de los huesos pueden ser muy peligrosas, en primer lugar, pueden perforar el esófago requiriendo de cirugías para detener la hemorragia o perforar el intestino causando incluso la muerte.
  • Comerse un hueso genera un desgaste dental en los perros, incluso pueden producir fracturas dentales.
  • Cuando el perro encuentra que puede pasar el hueso entero, es un peligro grandísimo ya que puede quedar atorado en el intestino, provocando una obstrucción que no le permita al perro defecar, inapetencia y vómitos, además que esto les genera mucho dolor. La única solución en estos casos es una cirugía que permita sacar el pedazo de hueso y dependiendo de la gravedad del caso, la extirpación del colon.

Sabemos que hay muchos perros, especialmente los que viven en la calle, que comen huesos, sin embargo, son riesgos que siempre van a estar y ya es decisión de cada dueño si ofrece o no huesos a su perro.

>> CONOCE PERRIAPP, LA APLICACIÓN PARA EL ALIMENTO DE TUS MASCOTAS

Si tú decidiste ofrecerle a tu amigo peludo algún hueso, ten en cuenta lo siguiente:

Ten Presente:

1. Los huesos que se astillan con más facilidad son los que ya están cocinados, así que si optas por darle huesos que sean crudos.

2. Procura que los huesos que les des a tu perro tengan aún carne pegada.

3. Los huesos que le des a tu perro debe ser acorde a su tamaño, por ejemplo, para perros pequeños puedes ofrecerles la punta de las alas o el cartílago de la pechuga, en el caso de perros grandes puedes optar por la pata del pollo.

4. Si es un perro mayor, es mejor evitar darle pues estos son muy duros y con los años a ellos también se le debilita se dentadura.

>> Más Cuidados de Perros AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!