Cuidado de los Gatos

cuidar a tu gato

Aprende los cuidados básicos de los gatos, al igual de cómo tener una casa segura para él; teniendo que cuenta son animales muy curiosos, ágiles y trepadores. También te damos algunos consejos para suministrarle medicamentos en caso de que lo requieras.

Los gatos son animales extraordinarios, aunque tienen fama de ser independientes y poco amorosos, la realidad es que son muy cariñosos y consentidos; obvio todo depende de la personalidad del gato y por supuesto también interviene la raza. Hay razas de gatos como los ragdoll que se caracterizan por ser demasiado tiernos y apegados a sus dueños.

Recomendaciones para los Cuidados de los Gatos

Una Casa Segura

Los gatos no generan tantas complicaciones como los perros, pero tenerlos implica tomar algunas precauciones en el hogar. Es casi como tener un niño en casa y ello supone ser muy precavidos con nuestras mascotas.

A los gatos les gustan las alturas, así que lo más probable es que comience a buscar un lugar favorito en lo alto, saltará en repisas, muebles, bibliotecas, etc. ¿La recomendación? Lo mejor es tenerle un gimnasio para gatos, preferiblemente cerca de una ventana donde reciban sol y luz natural.

De todas formas te recomendamos recoger de las repisas altas aquellos accesorios o adornos que tengas y que se puedan romper. Los gatos no temen tirar las cosas desde lo alto, al contrario, les encanta.

Entre otras recomendaciones para el cuidado de los gatos están:

1. Cuida de no dejar a su alcance carnes con hueso o algún pescado.

2. Ten en un lugar seguro los medicamentos, polvos, pinturas o tóxicos. Recuerda que “la curiosidad mató al gato”.

3. Protege las ventanas y balcones, una ventana que por descuido abierta es un gato escapado. Actualmente hay una opción muy recurrente de proteger las ventanas y balcones y es con una malla especial.

Es de nylon transparente que no se nota mucho, incluso en conjuntos residenciales las permiten porque no alteran en gran medida la fachada. Esta malla también la están usando mucho para los niños, pues resiste más peso, suficiente por si el gato se trepa.

4. Revisa cajones y armarios antes de cerrarlos. Es muy típico en ellos que mientras abres la puerta del closet se meta a “chismosear”, tan rápido que ni te darás cuenta que lo hizo.

5. El cable de una lámpara puede ser una tentación; es mejor que lo arrimes contra la pared.

6. Finalmente, usa sobre su piel solamente productos indicados para gatos; los perros en estos casos tienen mayor tolerancia. Por ejemplo, los antipulgas de uso tópico deben ser indicados para gatos. En el mercado puedes encontrar uno que sirve tanto para perros como para gatos; pero también productos que solo sirvan para gatos.

Ten mucho cuidado antes de aplicar o suministrar algo a tu gato, lee muy bien las instrucciones y ante cualquier duda consulta con el veterinario.

Salud

En términos generales, para mantener una buena salud en nuestro gato, es indispensable que tenga su esquema de vacunación al día. La alimentación también es un factor decisivo en la salud de nuestro gato, lo mejor es brindarle un pienso o concentrado de calidad y agua fresca todo el tiempo.

Aprende a Darle los Medicamentos

Puesto que administrarles remedios a los gatos es casi una misión imposible, el método que casi siempre se utiliza es el de mezclarles la medicina con la comida; pero está técnica, aunque muy confundida, no es la más efectiva.

Lo mejor que puedes hacer para llevar a cabo esta tarea es:

1. Toma la cabeza del gato entre el índice y el pulgar y tírala suavemente hacia atrás. Presiona ligeramente la mandíbula para que abra la boca.

2. Pon la tableta sobre la lengua, lo más adentro posible.

3. Ciérrale la boca y, con mucha suavidad, masajéale la garganta; de esta manera se verá obligado a tragar la píldora.

4. Si se mueve demasiado, procede de la misma manera, pero sosteniendo la parte trasera del animal con las rodillas; tu gato debe estar apoyado ene le suelo.

5. Si le debes administrar un jarabe, lo mejor será hacerlo con una jeringa desechable sin aguja. Sosteniéndolo de la misma forma, introdúcele la jeringa en la boca y vacía el contenido para evitar que se atragante.

>> Más Cuidados de Gatos AQUÍ

Anterior Siguiente
DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!