Belleza para Gatos Mimados

Belleza para Gatos Mimados

¡Consiente y mantén mimado a tu gato con estos consejos! Entre los cuidados generales del gato, está el buen aspecto. Tú puedes ayudarlo con esta rutina básica de belleza para gatos.

Los gatos tienen fama de ser independientes y poco cariñosos, bueno pues la regla no es general. Hay muchos que disfrutan de la compañía de sus dueños, así como de caricias y mimos. Aprovecha estas rutinas de belleza y cuidado de los gatos para consentir a tu mascota y fortalecer esa relación de amor y cuidado.

Belleza para Gatos: Consejos de Cuidado y Bienestar

El cuidado personal en un gato es muy importante, de hecho los gatos invierten varias horas al día en acicalarse. Esto significa que pasan su lengua sobre su pelaje como si se estuvieran bañando.

Y en realidad es un baño, la lengua de los gatos está compuesta por una especie de “púas” en donde guardan gotículas del agua de toman para luego usarlas durante su baño. Por eso cuando se bañan su pelo queda mojado.

Dato importante, cuando veas un gato en la calle que esté sucio y se vea mal físicamente, probablemente es un gato que se encuentre deshidratado y por eso haya dejado de acicalarse. Un gran indicio de que nuestro gato se encuentra enfermo es justamente ese, que deje de acicalarse, porque los gatos son muy aseados.

El Baño

Un aspecto importante para muchos dueños que influye en la belleza de los gatos es el baño. Para evitar irritaciones en los ojos y los oídos, usa un champú para bebés diluido en agua. Dale un masaje, enjuaga con agua tibia, y seca con una toalla afelpada.

Los gatos se acicalan por sí mismos y suelen ser muy limpios. No obstante, hay ocasiones en qué es necesario bañarlos, a pesar de su gran resistencia al agua. Baña al gato si se encuentra muy sucio por haberse revolcado en barro o basura, si ha entrado en contacto con alguna sustancia tóxica o por si tiene alguna enfermedad en su piel.

Antes de bañarlo, asegúrate que tienes a mano todo lo que necesitas. Es útil cepillarlo antes del baño para remover todos los pelos muertos que pueda tener.

Los Ojos

Con la ayuda de un algodón empapado en agua templada, limpia suavemente alrededor de los ojos. No uses el mismo algodón para los dos ojos para así evitar contagios de enfermedades de un ojo a otro. Debes mantener los ojos del gato limpios para prevenir infecciones. Los gatos se asean por si mismos, pero ésta zona en especial es importante que tú le ayudes, debido a que es una zona muy sensible.

(Lea También: Aromaterapias para Gatos)

Las Orejas

Se limpian con un algodón humedecido en aceite para niños. Los movimientos deben ser circulares y ascendentes, sin penetrar en el área del oído. Es ideal realizarlo una vez a la semana para controlar la cera y los desechos que genera el oído. También para detectar de forma temprana posibles infecciones.

También venden en tiendas especializadas para mascotas gotas de líquido limpiador de oídos, puedes pedirle a tu veterinario que te recomiende uno.

Cepillado Final

En primer lugar, pásale a contrapelo un peine de goma para retirar el pelo muerto y, después, otro de cerdas, esta vez en el sentido natural de su pelaje.

El cepillado es muy importante en la rutina de belleza de los gatos, pues de esta manera podemos evitar las “bolas de pelos“. Cuando el gato se acicala él mismo, su lengua va recogiendo todo ese pelo muerto que se ha caído, el gato se pasa ese pelo y en su estómago se va formando lo que se conoce como las bolas de pelo.

A pesar de que es un proceso normal no quiere decir que esté bien, lo ideal es cepillar con frecuencia su pelo para evitar que ellos mismos traguen mucho pelo. Normalmente los gatos son capaces de expulsar estas bolas de pelo por  medio del vómito o del popó.

Sin embargo, hay gatos que no lo logran hacer y se comienza a formar una obstrucción que le genera dolor e incomodidad; en algunos casos es necesaria una cirugía para retirar esas bolas de pelo.

>> Más Cuidados de Gatos AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!