Fanáticas de Luis Miguel oran por su salud

Luis Miguel

Mientras las especulaciones sobre la salud del cantante mexicano Luis Miguel continúan, muchas de sus fanáticas pedían, a través de Facebook y Twitter, orar por la vida del artista, de 40 años.

En tanto, en los medios de farándula surgían hipótesis como que se había internado para hacerse un tratamiento de desintoxicación, o que habría sufrido una reacción gástrica a unos medicamentos que estaba tomando para tratar una bacteria que se le detectó en los pulmones.

Lo cierto es que no hubo una versión oficial sobre el estado de salud de Luis Miguel ni el motivo de su mal.

El cantante permanecía hasta el jueves pasado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Centro Cedars-Sinai de Los Ángeles porque habría sufrido una infección luego de que se le practicara una cirugía estética.

Un escuadrón de reporteros y “paparazzi” hacía guardia en las afueras del lugar. Solo el hermano del intérprete, Alejandro Basteri, respondía brevemente: “Está todo bien, ya daremos una información oficial”.

Pero, según gente cercana al divo, incluidas ex novias, su situación era grave. O al menos complicada. La versión que tiene más consenso es que el cantante se habría sometido a una intervención estética (una liposucción y retoques en el rostro) para celebrar sus 40 años, el lunes 19 de abril.

Las operaciones se habrían realizado en una clínica de Beverly Hills y, como afirma AOL Latino —y repite CNN??, “el cantante salió muy débil de la intervención […] Debido a que sus defensas bajaron, a través de la sangre pudo haberse metido una bacteria que se alojó en varios de sus órganos, y los más comprometidos fueron los pulmones. El cantante se encuentra en cuidados intensivos, y los médicos le realizan pruebas mientras tratan de contrarrestar, a toda costa, la bacteria con antibióticos”.

De acuerdo con los mismos reportes, Luis Miguel cumplió 13 días internado el pasado jueves y solo podía ser visitado por ciertas personas y en tiempos muy cortos. Entre los autorizados para verlo, están su hermano, su hija Michelle Salas, de 21 años y a quien reconoció en el 2005, y su representante, Alejandro Asensi. Y la actriz mexicana Aracely Arámbula, madre de sus dos hijos menores, estaría en permanente contacto con el equipo médico de la clínica para saber sobre su estado de salud.

Testigos aseguran que sus ex parejas, las modelos Sofía Vergara y Daisy Fuentes, también llegaron al Cedars-Sinai para ver al artista, aunque no pudieron entrar a su habitación.

Y a pesar de que en un programa de espectáculos de la cadena Univisión contaron que el mexicano habría sido dado de alta, saliendo en silla de ruedas y muy decaído, hasta ayer los medios seguían apostados en las afueras del hospital y aseguraban que permanecía internado.

El sello discográfico de Luis Miguel señaló que tenía prohibido hablar sobre su vida privada. Y Soledad Cortés, presidenta del club de “fans” Todo por Luis Miguel, contó: “Nos comunicamos con su mánager y dijo que en unos días emitirá un comunicado oficial”.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!