Ajenjo: Usos, Propiedades y Beneficios

Ajenjo Artemisia Amarga

Todo sobre el ajenjo Artemisia Absinthium y su Importancia como Planta Medicinal para el Mejoramiento de la Salud

A continuación, te hablaremos de una de las plantas medicinales con múltiples aplicaciones, denominada la madre de todas las hierbas y conocida popularmente como Ajenjo, artemisia amarga o hierba santa.

Por consiguiente, abordaremos todo lo relacionado con el Ajenjo, sus principales características, usos, propiedades, beneficios y su gran valor como un recurso de la naturaleza para combatir diferentes afecciones en el organismo humano.

¿Qué es el Ajenjo?

Es una planta perenne, herbácea, con grandes propiedades medicinales que pertenece a la familia de las compuestas. Desde muchos años atrás fue conocida por los egipcios y posteriormente los griegos.

¿Cuáles son las Características del Ajenjo Artemisia?

  • Nombre científico Artemisia Absinthium
  • Otros nombres en castellano como ajenjo, hierba santa, asensio, artemisa amarga, ajorizo, entre otros
  • Descrita por Carlos Linneo
  • Originaria de Europa, Asia y norte de África
  • Conocida por diversas culturas antiguas y principalmente como tónico amargo
  • Se distribuye en casi todo el mundo por su fácil cultivo
  • Principal componente es la tuyona
  • De tallo recto y rizoma leñoso
  • Hojas verdes grisáceo y con glándulas productoras de aceite
  • Flores de color amarillo pálido
  • Fruto: pequeño aquenio de 0,5 cm aproximadamente
  • De fuerte sabor amargo
  • Logra una altura máxima de 120c
  • Con múltiples propiedades curativas
  • Su cultivo se desarrolla en suelos pobres y clima templados
  • Se propaga por gajos o por semillas en camas de siembra
  • Consumo: en infusión, polvo y tintura

¿Cuáles son los Usos del Ajenjo?

  • Planta medicinal
  • Aromatizar alimentos
  • En la preparación de bebidas alcohólicas y té verde
  • Tónico gástrico
  • Repelente
  • Insecticida natural.

¿Cuáles son las Propiedades del Ajenjo?

  • Aperitiva
  • Absintina
  • Anabsintina
  • Antiséptico
  • Aromatizante
  • Antiinflamatoria
  • Antihelmíntico
  • Antiparasitario
  • Antimicrobiana
  • Antidepresivo
  • Carminativo
  • Colerético
  • Expectorante
  • Desintoxicante
  • Diurético
  • Limoneno
  • Febrífugo
  • Sílice
  • Tónico amargo
  • Taninos
  • Flavonoides
  • Inulina
  • Vitalizante

¿Cuáles son los Beneficios del ajenjo Artemisia?

El ajenjo es bueno para el sistema digestivo, el sistema nervioso y el cerebro. Mejora el hígado y la vesícula, reduce el dolor muscular y ayuda a combatir el dolor y la inflamación. También ayuda con el metabolismo y elimina toxinas.

Esta planta elimina parásitos intestinales, regula el ciclo menstrual, ayuda contra la depresión y reducir el dolor de parto. Además sirve para tratar la insuficiencia hepática, ayuda a bajar de peso y combate resfriados, tos y gripe.

Incluso contribuye al apetito, estimula el deseo sexual, aporta energía al organismo y combate la artrosis o la artritis. Es un gran remedio natural para afecciones en la piel.

En conclusión, su importancia radica en que sus beneficios son en función de problemas digestivos. También en ayudar con los parásitos estomacales, las flatulencias, falta de apetito, funcionamiento correcto del hígado y eliminación de toxinas. Asimismo mal aliento, problemas visuales, afecciones en la piel, reduce los niveles de azúcar en la sangre, aumenta el metabolismo, adelgazar y entre muchas otras bondades.

Las contraindicaciones del ajenjo: consultar al especialista, consumir sin exceso no más de 4 semanas. Tener precaución ante la toxicidad de su aceite, personas que son alérgicas a las plantas Asteraceae u otras sustancias. También aquellas que estén bajo el uso de anticonvulsivos, pacientes con problemas de ulceras, síndrome de colon irritable, epilepsia, niños menores de 8 años, mujeres embarazadas y durante la lactancia.

Ajenjo: antibiótico natural y especia aromática, en beneficio del sistema digestivo e inmunológico.

 

Autor: José Pineda
T.S.U. En Evaluación Ambiental
www.temasambientales.com

 

Más Remedios Caseros AQUÍ