Revista de Cirugía, Portada Volumen 10 No. 1 Enero – Marzo

Portada Labor campesina

La Obra

Pastel de 40 X 60, inspirado en los campos boyacenses de clima frío, representa una escena de recolección agrícola dentro del arduo trabajo de los agricultores, que se intensifica durante las épocas de cosecha, después de haber superado múltiples contingencias y sacrificios de diversa índole: la adquisición del terreno; su preparación y acondicionamiento mediante el arado, el abono y el riego; la compra de la semilla y su siembra ceñida a normas técnicas; la vigilancia permanente del plantío; la lucha contra plagas y depredadores humanos unos y animales otros; las inclemencias del tiempo representadas por las sequías, las heladas, y los huracanes, las inundaciones y hasta los incendios y la contaminación ambiental provocados por manos criminales; la recolección de la cosecha cuando ésta se da; su transporte no siempre fácil y su venta a los intermediarios y especuladores que sin ningún escrúpulo y sin haber corrido riesgo alguno ni haber expuesto las espaldas encorvadas sobre el surco a los rigores del sol canicular o la lluvia pertinaz, se lucran del trabajo honesto del campesino al reconocerle valores bajos a su producto y exigir precios altos al consumidor.

Y qué decir de la situación de angustia, desazón y violencia que padecen nuestras gentes del campo injustamente perseguidas por hordas fuertemente armadas que cubren de humillación, extorsión y muerte las zonas rurales colombianas?

Parece que en nuestro medio se estuviera cumpliendo la sentencia bíblica en tono apocalíptico cuando Yahvé Dios dijo a Adán: “Por haber escuchado la voz de tu mujer y haber comido del árbol del que Yo te había prohibido comer, será maldita la tierra por tu causa; con doloroso trabajo te alimentarás de ella todos los días de tu vida; te producirá espinas y abrojos, y comerás de las yerbas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste tomado. Polvo eres y al polvo volverás”. (Gén. I1I, 17, 18, 19).

El Autor

Carlos Romero Camargo es un médico internista nefrólogo, egresado de la Universidad Nacional en 1963. En el Hospital de San Juan de Dios hizo su carrera y su especialización. Formó un hogar en el cual él y su esposa han disfrutado de tres hijos: un médico, una odontóloga y un economista. Desde su niñez se sintió atraído por la pintura, que ha practicado ~n forma discontinua y autodidacta, por cuanto las actividades universitarias y las labores profesionales no le permitieron una dedicación mayor a ella.

Ultimamente ingresó a una Academia de Artes con el ánimo de estudiar la teoría filosófica del arte y adelantar un curso de apreciación musical, ya que es asiduo asistente a las temporadas de ópera y le agrada escuchar música culta. Ha participado en tres exposiciones de pintura, una de ellas colectiva y permanente en la sede de la Asociación Nacional de Médicos Pensionados, ANMPES, de la cual es socio activo y muy apreciado por sus dotes de caballero y amigo.

J. Silva, MD.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!