Sistema de Prevención del Trauma Acústico

Protección de la Audición

Tres métodos esenciales han de considerarse en una campaña de conservación y protección de la audición en la industria.

  1. Control del ruido y de las fuentes de producción
  2. Acondicionamiento acústico de las fábricas
  3. Uso de protectores auditivos por el personal
  4. Control periódico de los obreros y fichas audiológicas de ingreso

Todos estos objetivos deben ser estudiados exhaustivamente en nuestro medio, ya que nos encontramos enfrentados a un problema que hemos ignorado. Conviene alertar a la ciudadanía para que la sordera industrial sea preocupación del estado, de la seguridad social y de los dirigentes de las empresas.

Las condiciones acústicas de muchas de nuestras fábricas violan todas las normas elementales que se exigen en algunos países para proteger al obrero de accidentes auditivos. Las  construcciones son inadecuadas;la maquinaria produce ruidos con intensidades de 120 decibeles y los obreros trabajan sin ninguna protección.

Son fábricas que están produciendo pacientes sordos. No entro en detalles técnicos sobre las condiciones acústicas elementales que deben exigirse, para proteger los obreros, pues este tema corresponde al personal especializarto en ingeniería industrial.

Profilaxis de La Sordera Profesional

Hemos enumerado algunos puntos básicos en relación con la campaña de profilaxis. Como otólogos, consideramos que la  audiometría es el test principal tanto para valorar la audición como para determinar cuales son los trabajadores más susceptibles.

Contamos hoy con lo que se llama test de fatiga. Se trata de pruebas que nos permiten conocer la susceptibilidad de determinados pacientes. Tales métodos determinan la resistencia de las células sensoriales del órgano de Corti y nos orientan sobre la posibilidad de que un obrero pueda o no trabajar en determinado ambiente. Ellas deben ser especialmente practicadas en trabajadores de textiles, plantas siderúrgicas y de laminación, ferrocarriles, aviación, etc.

El examen otoscópico tiene que hacerse de rutina en los pacientes que presenten perforaciones del tímpano, otitis supurativas, catarro de la trompa o rinusinusitis, que requieren vigilancia especial y no pueden trabajar en determinados ambientes.

El estudio audiométrico se practicará al menos cada 6 meses, y al menor síntoma auditivo el obrero ha de ser protegido y vigilado, antes de que la sordera progrese, le produzca una incapacidad social y represente para la empresa una indemnización de alto costo.

Lea También: Trastornos Neuro-Vegetativos producidos por El Ruido

Protectores Acústicos

Cuando los recursos técnicos no son suficientes para disminuír el ruido de las máquinas por debajo del límite en que se inicia la sordera ocupacional, queda como solución provisoria obligar al obrero a utilizar lo que se llama el protector individual, descrito en todos los tratados de medicina industrial.

Estos protectores se colocan en el conducto auditivo externo, sin que produzcan molestias o irritación del conducto.

Existen varios modelos, de tamaños diferentes, y serán seleccionados por el especialista de acuerdo con las características del conducto auditivo. Un alto porcentaje de obreros rechazan los protectores por vanidad o por molestia, pero es nuestra obligación instruir al personal y ponerle de presente el riesgo que representa no usar los protectores.

En ambientes de mayor intensidad a 120 decibeles, se usarán los protectores auriculares o de orejeras, como los modelos que emplean los aviadores o mecánicos de aviación. Intensidades superiores necesitan la protección de todo el cuerpo.

Ver mas Revistas de Medicina, CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!