Síndrome de dolor abdominal bajo agudo

Síndrome de dolor abdominal bajo agudo

(enfermedad pélvica inflamatoria)

El síndrome de dolor abdominal bajo agudo, incluye principalmente las infeccio­nes por: N. gonorrhoeae, C. trachomatis, bacterias gramnegativas, anaerobios y G. vaginalis(2, 4). (Nivel de Evidencia Muy Baja).

RECOMENDACIÓN 113. El diagnóstico de la enfermedad pélvica inflamatoria se hará con un umbral de sospecha bajo, con el objetivo de iniciar el tratamiento lo mas tem­prano posible y reducir el riesgo de secuelas(13). (Nivel de Evidencia Baja).

Recomendación fuerte a favor

RECOMENDACIÓN 114. El diagnóstico de EPI se hará ante la presencia de dolor abdominal bajo o dolor a la palpa­ción de los anexos o dolor a la movilización del cérvix y al menos uno de los siguientes criterios: secreción endocer­vical purulenta, flujo vaginal o dolor abdominal de rebote, temperatura corporal mayor o igual a 38º C. En caso de disponer de hemograma se podrá tener como criterio un recuento leucocitario mayor a 10500 o conteo de neutrófi­los mayor a 80%(83-86). (Nivel de Evidencia Baja).

Recomendación fuerte a favor

RECOMENDACIÓN 115. No se recomienda el uso rutinario de laparoscopia, ultrasonido vaginal, la tomografía com­putarizada o la Resonancia nuclear magnética en el diag­nostico de la EPI(83, 84, 87-93). (Nivel de Evidencia Baja).

Recomendación débil en contra

RECOMENDACIÓN 116. Se recomienda dar tratamiento empírico de la EPI ante la presencia de mínimos signos y/o síntomas sugestivos de EPI, lo más pronto posible, debi­do a la falta de criterios diagnósticos clínicos definitivos y a las potenciales consecuencias de no tratarla. En casos severos se recomienda remitir para manejo hospitalario y para la realización de pruebas diagnósticas adiciona­les(94-96). (Nivel de Evidencia Moderada).

Recomendación fuerte a favor

RECOMENDACIÓN 117. Se debe obtener información so­bre el tratamiento farmacológico actual.

Punto de buena practica

RECOMENDACIÓN 118. Se deben tener en cuenta las inte­racciones entre tratamientos antibióticos y anticoncepti­vos hormonales u otros medicamentos, en el manejo de la EPI.

Punto de buena practica

RECOMENDACIÓN 119. El tratamiento antibiótico ambula­torio debe basarse en el siguiente esquema:

Ceftriaxona intramuscular de 500 mg dosis única, más Azitromicina 1g vía oral por semana durante dos semanas más Metronidazol 500 mg vía oral cada 12 horas durante 14 días(97-102). (Nivel de Evidencia Moderada).

Recomendación fuerte a favor

RECOMENDACIÓN 120. En caso de alergia a las cefalos­porinas o no poderse asegurar la administración o ad­herencia al anterior tratamiento se recomienda manejo intrahospitalario(2, 102). (Nivel de Evidencia Moderada).

Recomendación fuerte a favor

RECOMENDACIÓN 121. A las pacientes con EPI se les debe brindar una explicación detallada sobre su condición, ha­ciendo especial énfasis en las implicaciones a largo plazo para su salud y para la salud de sus contactos sexuales. Esto debería ser reforzado con información escrita clara y precisa para la paciente y sus contactos(13). (Nivel de Evi­dencia Muy Baja).

Recomendación débil a favor

RECOMENDACIÓN 122. El tratamiento hospitalario debe basarse en terapia endovenosa que debe ser continuada hasta 24 horas después de que la paciente experimente mejoría clínica. Posteriormente se continuará con terapia oral(13). (Nivel de Evidencia Moderada).

Recomendación fuerte a favor

RECOMENDACIÓN 123. Para el manejo intrahospitalario de la Enfermedad Pélvica Inflamatoria se utilizará como primera opción Clindamicina 600 mg Intravenosa cada 6 horas más Gentamicina intravenosa con una dosis de car­ga de 2mg/Kg peso seguido de una única dosis diaria de 7mg/Kg peso. Posteriormente continuar con Clindamicina 300 mg vía oral cada 6 horas hasta completar 14 días(100, 103). (Nivel de Evidencia Moderada).

Recomendación fuerte a favor

RECOMENDACIÓN 124. En caso de no disponer Clindami­cina o Gentamicina se utilizará segunda opción Ceftriaxo­na 2g/día por infusión intravenosa, seguido de doxiciclina oral 100 mg dos veces al día más Metronidazol por vía oral 500 mg dos veces al día por 14 días(2, 97, 98, 100, 103). (Nivel de Evidencia Moderada).

Recomendación fuerte a favor

RECOMENDACIÓN 125. Si se utiliza Gentamicina parente­ral, debe ser monitorizada la función renal(13). (Nivel de Evidencia Moderada).

Recomendación fuerte a favor

RECOMENDACIÓN 126. No se recomienda administrar la Gentamicina en más de una dosis diaria por mayor riesgo de nefrotoxicidad(13). (Nivel de Evidencia Baja).

Recomendación fuerte en contra

RECOMENDACIÓN 127. Tener un bajo umbral diagnóstico y terapéutico en mujeres con EPI menores de 25 años de­bido a la alta incidencia de enfermedades en este grupo etario y al potencial impacto sobre la fertilidad futura(13). (Nivel de Evidencia Muy baja).

Recomendación débil a favor

RECOMENDACIÓN 128. Retirar el dispositivo intrauterino (DIU) en mujeres que presentan EPI, si los síntomas no se resuelven en 72 horas después de iniciado el tratamiento antibiótico(104, 105). (Nivel de Evidencia Muy baja).

Recomendación débil a favor

RECOMENDACIÓN 129. En caso de ser necesario el retiro del DIU se debe explicar a la paciente la razón del procedi­miento y debe ser ofrecida anticoncepción de emergencia y de rutina. (Nivel de Evidencia Muy baja).

Recomendación débil a favor

RECOMENDACIÓN 130. Se realizará tratamiento quirúrgi­co cuando se trate de casos severos o cuando haya evi­dencia de la presencia de absceso pélvico(106, 107). (Nivel de Evidencia Muy baja).

Recomendación fuerte a favor

RECOMENDACIÓN 131. Al realizar el drenaje de un absce­so se debe considerar la posibilidad de que éste pueda te­ner origen en el apéndice o en el colon.

Punto de buena practica

RECOMENDACIÓN 132. Los contactos sexuales de la pa­ciente con EPI deben ser contactados. Se les debe ofrecer tratamiento sindrómico que cubra N. gonorrhoeae y C. tra­chomatis(108, 109).

Para el tratamiento de la pareja de la paciente con Enfer­medad Pélvica Inflamatoria se utilizará Azitromicina 1gr vía oral dosis única más Cefixime 400mg vía oral dosis úni­ca(13). (Nivel de Evidencia Baja).

Recomendación fuerte a favor

RECOMENDACIÓN 133. Se sugiere que el tratamiento ex­pedito se acompañe de un folleto informativo sobre la ITS. (Nivel de Evidencia Muy Baja).

Recomendación débil a favor

RECOMENDACIÓN 134. Se sugiere que el tratamiento ex­pedito se acompañe de una consulta en la que los contac­tos sexuales reciban asesoría sobre las ITS(13). (Nivel de Evidencia Muy Baja).

Recomendación débil a favor

RECOMENDACIÓN 135. Se recomienda en la paciente con tratamiento ambulatorio para EPI, hacer un control a las 72 horas de iniciado el tratamiento antibiótico(2, 4, 14, 110). (Nivel de Evidencia Muy baja).

Recomendación fuerte a favor

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!