Corte Penal Internacional

Corte Penal Internacional

La Corte Penal Internacional, CPI es un tribunal de justicia internacional cuyo trabajo es juzgar a las personas acusadas de cometer delitos como guerra, genocidio y crímenes de agresión y lesa humanidad. Los crímenes de lesa humanidad se refieren a todos los delitos sistemáticos, atroces y considerados como inhumanos contra una población.

La Corte Penal Internacional tiene su sede en La Haya, la capital administrativa de los Países Bajos, la CPI no forma parte de la Organización de las Naciones Unidas, aunque sí cuenta con personalidad jurídica internacional. Entre ambas, se relacionan de acuerdo al Estatuto de Roma.

Ver También: Organización de las Naciones Unidas

Corte Penal Internacional: Cómo se Organiza y Cómo Funciona

La CPI es un tribunal autónomo de cualquier Estado o poder, sin embargo, es necesario que cuente con el apoyo de los poderes de Estado para poder cumplir con sus funciones. Es importante aclarar, que esta Corte se basa para trabajar en los crímenes de guerra según el artículo 5 del Estatuto de Roma: genocidio, crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y crímenes de agresión.

La CPI se organiza en 4 Órganos que son la presidencia, la oficina del fiscal, secretaría y divisiones judiciales, 1 Fondo para las Víctimas y 2 Oficinas Semiautónomas que son la oficina del abogado público para la defensa y la oficina del abogado público para víctimas.

Estatuto de Roma

Es el documento o instrumento tanto de la Corte Penal Internacional como de las Naciones Unidas, se adoptó el 17 de julio de 1.998 en Roma; sin embargo, solo hasta el 1 de julio de 2.002 entró en vigor. Actualmente, el Estatuto cuenta con 183 signatorios y 123 ratificaciones. Estados Unidos es uno de los países que firmaron, pero no ratificaron. China es un país no firmante, junto con Mauritania, Libia, Etiopia, Somalia, entre otros.

Genocidio

El Estatuto de Roma define genocidio como matanza de miembros del grupo, medidas destinadas a impedir nacimientos en el seno del grupo; traslado por la fuerza de niños del grupo a otro grupo; lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo; y al sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial.

Crímenes de Guerra

Incluye la tortura o los tratos inhumanos, incluidos los experimentos biológicos; el homicidio intencional; la toma de rehenes; detención ilegal; la destrucción y la apropiación de bienes efectuadas a gran escala, ilícita y arbitrariamente; forzar a un prisionero de guerra o a otra persona protegida a servir en las fuerzas de una potencia enemiga; dirigir intencionalmente ataques contra la población civil; atacar o bombardear, por cualquier medio, ciudades, aldeas, viviendas o edificios que no estén defendidos y que no sean objetivos militares, entre otros.

Crímenes de Lesa Humanidad

Estos delitos, la Corte Penal Internacional lo considera como de mayor trascendencia internacional, junto con los crímenes de agresión crímenes de guerra y genocidio.

Se consideran crímenes de lesa humanidad actos como detenciones arbitrarias, tortura, homicidio, desaparición forzada, esclavitud, traslado forzoso de la población, violación y otros actos de violencia sexual grave como embarazo forzado esterilización forzada, entre otros, segregación racial, persecución de ciertos grupos de población, entre otros delitos que atenten contra la integridad mental y física de las personas.

Entre los crímenes de lesa humanidad más graves de la historia del mundo se encuentra el comercio árabe de esclavos, el holocausto nazi, los asesinatos en masa en Madagascar bajo el reinado de la reina Ranavalona I, el holocausto asiático y el del fin de la era victoriana, los campos de concentración de la segunda guerra Bóer, los crímenes de guerra durante la guerra afgano-soviética, entre muchos otros crímenes.

Crímenes de Agresión

Se entiende por crimen de agresión un “tipo penal abierto”, es el único delito de los cuatro en los que trabaja la Corte Penal Internacional que no se definió. Sin embargo, se logra establecer que un crimen de agresión sería un acto en el que por su gravedad, características y escala representa una violación a la Carta de las Naciones Unidas.

Por ejemplo, la invasión de un Estado a otro, bombardeos; bloqueos de costas o puertos de un Estado; que un Estado disponga su terreno a otro Estado para que pueda agredir a otro Estado u otros territorios; el ataque de un Estado por parte de sus fuerzas armadas en contra de otro Estado o su población civil, entre otros.

Ver Más Historia Universal

Autora: Martina Ruíz

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!