Cómo Mejorar la Comprensión de Lectura

Comprensión de Lectura

¿Te pasa que muchas veces lees y no entiendes, vuelves a leer y no recuerdas nada de lo acabaste de leer, repites la lectura y sigues sin comprender lo que lees? Puede pasar con frecuencia y es el indicador de que debemos mejorar nuestra comprensión de lectura.

Como comprensión de lectura o lectora, se define la habilidad o capacidad para entender lo que se está leyendo; de manera global para comprender un texto amplio, como la referencia y significado de cada palabra que se lee.

La comprensión de lectura es muy importante, especialmente durante la etapa de educación, y representa un reto tanto para los estudiantes como para los docentes. Una mala comprensión de lectura afecta los estudios de una persona, principalmente porque le cuesta comprender y retener la información que está leyendo; y, además, porque la persona debe poner mayor esfuerzo y tiempo para cumplir con sus tareas.

Y, por el contrario, una mejor comprensión de lectura permite que el estudiante logre captar la información relevante, interpretarla y reflexionar con base en eso; con un esfuerzo menor y en menos tiempo, ya que no será necesario repasar una y otra vez la lectura. (Ver También: Cómo Mejorar mis Habilidades de Planificación)

Tipos de Lectura

Antes de saber cómo podemos mejorar nuestra comprensión de lectura, es importante saber que existen diferentes tipos de lectura; y que dependiendo de lo que busquemos de la lectura podremos aplicar una técnica u otra.

Por ejemplo, la lectura intensiva es el tipo que más esfuerzo para comprender requiere, es la que normalmente se emplea durante el estudio; por ejemplo, cuando nos piden hacer un ensayo de una lectura o un resumen, etc.

Otro tipo de lectura es la lectura crítica, en la que el lector además de comprender lo que lee, se busca que de una opinión al respecto; aquí también es muy importante tener una buena comprensión lectora para lograr tomar una posición crítica frente a la información que estamos leyendo

Existe también la lectura globalizada, la lectura focalizada y la lectura extensiva. Aunque tener habilidades para la compresión lectora ayuda en estos tipos de lectura, la realidad es que no son tan indispensables, dadas sus características.

Por ejemplo, con la lectura globalizada buscamos encontrar los datos más relevantes de toda la información, pero sin entrar en detalles o en una lectura intensiva. En la lectura focalizada hacemos un escaneo rápido de la información que vamos a leer para encontrar datos de interés como fechas, frases, citas, cifras, etc; en este caso, es importante aclarar que ya se debe haber hecho una lectura inicial.

Técnicas para Mejorar la Comprensión de Lectura

Hábito de Leer: si realmente quieres o necesitas mejorar tu comprensión de lectura, definitivamente lo que tienes que hacer es leer y leer mucho. Solo cuando creas el hábito de la lectura te darás cuenta en qué debes mejorar y poco a poco irás aprendiendo, por ejemplo, nuevas palabras, a analizar los contextos, a valorar los detalles de la lectura, etc. Comienza con temas que te gusten y libros sencillos y poco a poco aumenta el nivel de dificultad.

Tiempo, Disposición, Paciencia y Control de la Frustración: tómate el tiempo para disfrutar de lo que lees, para comprender cada palabra o frase que lees, para encontrarle sentido a lo que lees. Hay textos sencillos que su lectura es rápida, pero hay otros con mayor dificultad, que hará que nuestra lectura sea más lenta.

En esos casos no pierdas la paciencia ni te sientas frustrado por no poder avanzar rápidamente, lo importante es tener una buena comprensión de la lectura.

Busca las Palabras que no Entiendas o Conozcas: leer es una gran oportunidad para aprender palabras nuevas. Durante una lectura, tómate el tiempo para buscar el significado de una palabra que desconozcas; aunque muchas veces la podamos intuir por contexto, nada mejor que conocer su verdadero significado.

Toma Notas o Señala: si, por ejemplo, es una lectura densa y pesada y de ahí necesitas hacer un resumen o presentar un trabajo, te recomendamos que por cada párrafo resaltes la idea más importante o central. Luego te será más fácil ubicar la información relevante cuando realices una lectura globalizada o focalizada. (Ver También: Cómo ser más Autónomos)

Niveles de Comprensión Lectora

Y, finalmente, así como hay varios tipos de lectura, también existen, al menos, tres niveles de comprensión de lectura: nivel literal, nivel inferencial y nivel crítico. Dada la capacidad de comprender la lectura, de nuestro conocimiento previo y del objetivo de la lectura, podemos aplicar el nivel adecuado.

El nivel literal es aquel en donde se presenta una información explícita y el lector es capaz de comprenderla, gracias a que conoce el significado de las palabras e interpreta el sentido o enfoque de las oraciones.

En el nivel inferencial se busca que la comprensión sea más profunda dadas las características del texto; pues además comprender la información, el lector les da un contexto y profundidad mayor gracias a conocimientos previos.

Y el último es el nivel crítico que lleva a que la comprensión sea tan avanzada; que le permita al lector asumir una posición crítica o emitir un juicio respecto a lo que está leyendo y su conocimiento previo.

Más Temas de Competencias para la Vida AQUÍ

Autor: Agustín Guevara

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!