Leer con poca luz daña tus Ojos: ¿Realidad o mito?

Leer con poca luz

Con el tiempo han surgido muchas dudas con respecto a leer con poca luz, ya que se ha sugerido que puede hacer daño a la visión.

Sin embargo, muchos se han preguntado si esto es una realidad o un mito. Por esta razón, se han hecho múltiples estudios que puedan demostrar o rechazar esta teoría. A continuación podrás conocer de una vez por toda si leer con poca luz daña tus ojos o si por el contrario no causa nada negativo.

¿Leer con poca luz daña tus ojos?

A lo largo de los años se ha formado la creencia de que leer con poca luz puede deteriorar la vista. Es probable que en algún momento tus padres o alguna persona te hayan llamado la atención por hacerlo.

A pesar de esto, expertos en oftalmología han señalado que se trata de un simple mito que se ha extendido durante muchos años. Resaltando que tal afirmación no tiene una base científica y que hasta los momentos no son una causa importante de ceguera.

De acuerdo a los especialistas, los bajos niveles de iluminación solo crean un sobreesfuerzo visual. Esto hace que se utilicen más los bastones de los ojos, por lo que la calidad de la visión suele disminuir un poco.

Además, en la oscuridad las pupilas se dilatan y crean un mayor esfuerzo para enfocar de cerca. Sin embargo, aún no se demuestra que esto afecte la vista significativamente, aunque sí puede ocasionar otros problemas más leves.

Lo que sí puede producirse es un incremento de la fatiga ocular, lo que puede terminar en cansancio y dolor de cabeza. También puede darse el caso de inflamación ocular o enrojecimiento de los ojos. Sin embargo, no existen síntomas irreversibles que puedan ser causados por la lectura en entornos con poca luz.

¿Cuál es la mejor luz para la visión?

Una vez sabido que los niveles de luz no afectan permanente al a vista, es necesario conocer cuál es el mejor tipo de iluminación. En este sentido, siempre se recomienda la luz natural para cualquier actividad como leer o estudiar, ya que crea las mejores condiciones.

Si no es posible tener este tipo de luz, entonces es necesario escoger una que sea igual de confortable para nuestros ojos. La luz cálida es muy utilizada en lámparas, aunque puede llegar a perturbar la concentración.

Lo más recomendable en cuanto iluminación artificial es utilizar una luz fría, la cual suele tener una mayor cantidad de rango cromático. Esto hace que no se distorsionen los colores y el ojo puede percibirlo más fácilmente.

De esta forma, se mejora considerablemente la concentración y podrás llevar a cabo tus actividades sin que se canse la vista. Por esta razón, suele ser la más escogida en sitios de trabajo y lugares con poca iluminación natural en donde se deba pasar mucho tiempo.

En definitiva, los expertos aseguran que tanto la luz amarilla como la blanca no son ni favorables ni perjudiciales. Esto quiere decir que deben utilizarse en los entornos que así lo requieren y esto no determinará que puedan dañar nuestra vista o no. Con este mito aclarado, es necesario saber que cualquier tipo de iluminación servirá para el descanso de los ojos.

Métodos para darle descanso a tus ojos

Si bien la falta de iluminación en algún entorno no causa daños a la vista, sí que puede llegar a provocarte cansancio o fatiga ocular.

Por esta razón es importante conocer los mejores métodos y hábitos que puedes aplicar en tu vida diaria para disminuir este padecimiento. Uno de los más recomendados por los oftalmólogos es el parpadear continuamente, ya que al utilizar pantallas se suele olvidar hacerlo, lo que produce resequedad.

Además recomiendan utilizar lágrimas artificiales en caso de que se presente un resequedad extrema en los ojos. De igual forma, muchos expertos señalan que es necesario mirar objetos lejanos de vez en cuando, ya que esto ayuda a relajar la vista. Esto debido a que al estar enfocando los ojos a cosas cercanas, se suele hacer un esfuerzo mayor que termina por causar fatiga ocular.

Entonces, ¿leer con poca luz daña tus ojos? La evidencia científica demuestra que no. No hay ningún tipo de daño irreversible por esta práctica.

Sin embargo, sí se ha demostrado que está relacionada con otro tipo de malestares oculares, como la fatiga visual y la resequedad. Por lo que se recomienda hacer uso de ciertos tipos de iluminación para prevenir estos efectos al leer.

Siguiendo las recomendaciones antes mencionadas podrás evitar el cansancio y fatiga ocular. Sin embargo, no debes preocuparte por deteriorar tu vista si lees en lugares con poca luz, ya que no se ha comprobado que esto tenga validez científica. Una vida de buenos hábitos y de cuidados básicos traerá grandes beneficios para tus ojos y tu cuerpo en general.

Autor: Mariluz

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!