Ojos secos: Causas, síntomas y tratamientos

Ojos secos

Tener los ojos secos es un problema oftalmológico bastante común y es causado por diversos factores. Actualmente, no se dispone de un tratamiento que elimine este incómodo problema de forma definitiva, pero sí es posible aliviar su sintomatología para hacerlo más llevadero.

En esta oportunidad, te contaremos más acerca de los ojos secos: sus causas, síntomas y tratamientos.

¿Qué es el ojo seco?

El ojo seco es considerado una enfermedad multifactorial, esto quiere decir que es causado por diversos factores que pueden desencadenar los síntomas.

Por lo general, la causa más frecuente es la alteración hormonal, por lo cual es una patología que se presenta más seguido en mujeres que en hombres, pero también puede ser un efecto secundario de alguna enfermedad autoinmune, por lo que se recomienda acudir al médico para poder dar con un diagnóstico más certero.

¿Por qué puedes tener ojos secos?

Existen muchas causas asociadas para la enfermedad del ojo seco, es por esta razón que se necesita dar un diagnostico individual a cada paciente para saber por qué razón ha aparecido. Estas son algunas de ellas:

  • La edad y el sexo son dos factores bastante determinantes, ya que las personas mayores y las mujeres tienen más posibilidades a padecer de ojo seco.
  • En el caso de las mujeres, los cambios hormonales asociados a la menopausia son una causa común del ojo seco.
  • El medio ambiente también juega un papel importante, ya que las poluciones y contaminación de los entornos pueden agudizar y propiciar la enfermedad.
  • El desarrollo de enfermedades autoinmunes puede tener como efecto secundario la aparición de ojo seco.
  • Hacer uso de lentes de contacto por tiempo prolongado puede hacer que el ojo se seque, por lo que no se recomienda utilizarlos por mucho tiempo.
  • Cualquier tipo de traumatismo o lesión en el ojo podría favorecer a la aparición de este problema.
  • La mala alimentación también puede desencadenar esta enfermedad, por lo que es recomendable mantener una dieta saludable.
  • El uso de dispositivos electrónicos como teléfonos y computadores está muy relacionado con la sequedad ocular.

Síntomas del ojo seco

La enfermedad del ojo seco puede desencadenar diversos síntomas que varían de persona en persona. Algunos de estos son los siguientes:

  • Sensación de cuerpo extraño en los glóbulos oculares.
  • Ardor o sensación de sequedad constante en los ojos.
  • Visión borrosa en ocasiones.
  • Lagrimeo constante y sin razón aparente.
  • Pesadez en los parpados.

Tipos de ojo seco

Por lo general existen tres formas de ojo seco, ya que la película lagrimal está formada por tres capas y en cada una de estas se puede desarrollar esta enfermedad:

Ojo seco por déficit de la capa acuosa:

Es causado debido a la falta de grandes cantidades de lágrimas en la zona, dando como consecuencia la resequedad. (Vea También: Señales que indican que debes hacerte un Examen de ETS)

Ojo seco por déficit de la capa lipídica:

En este caso, las cantidades de lágrimas son normales, pero hay ausencia de los lípidos necesarios para evitar la evaporación de la película lagrimal del ojo, esto causa una resequedad constante en la zona.

Ojo seco mixto:

Ocurre cuando el problema se presenta en ambas capas, tanto en la lipídica como en la acuosa y por lo general es la forma más común de esta enfermedad.

Tratamientos disponibles para el ojo seco

El ojo seco no tiene una cura permanente, sin embargo existen diversas formas de tratarlo y evitar cualquier tipo de lesión a causa de la resequedad ocular, así como también el cambio en los hábitos para evitar que ocurra de forma constante.

Algunos de los tratamientos asociados a esta enfermedad son los siguientes:

  • Utilizar lágrimas artificiales para lubricar la superficie ocular.
  • Hacer uso de lentes especiales y con antirreflejo para cuando se fuerce la vista con pantallas de computadora o dispositivos móviles.
  • Hacer uso de colirios antiinflamatorios para reducir cualquier tipo de inflamación ocasionada por la resequedad.
  • Para ambientes secos, utilizar humidificadores que mantengan la humedad y los ojos no se sequen constantemente.
  • Evitar mantener la vista estática durante mucho tiempo, ya que lo más recomendable es parpadear al menos 15 veces por minuto para que la zona se mantengan correctamente lubricada.

¿Cómo prevenir la enfermedad del ojo seco?

Hoy en día trabajar en un ordenador o teléfono celular es lo común, y este tipo de pantallas hace que el ojo se reseque rápidamente, ya que solemos omitir el parpadeo, para esto es necesario que descanses en períodos moderados de tiempo la vista y hagas uso de lentes con la formula correcta y antirreflejos para no forzar la visión.

De igual forma es necesario mantener una rutina en donde la vista no quede fija, con ejercicios de parpadeo constantes que mantengan la zona ocular debidamente humedecida y así evitar la resequedad.

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!